Que-ver-en-cebu

Que ver en Cebu en un día

Hoy os cuento que ver en Cebú en un día. Esta ciudad de las Bisayas Centrales, sería nuestro último destino en el viaje dos semanas que hicimos por las Islas Filipinas.

Después de pasar tres días Bohol, llegaríamos al puerto de Cebu. Habíamos reservado un día para conocerla. La verdad que creímos, no se porqué, que encontraríamos más lugares de interés de los que realmente vimos. Después de haber estado en Cebú, creo que con una tarde o una mañana, será suficiente para ver todos los lugares de interés que hay en la ciudad.

Que-ver-en-cebu

Cebú no es nada atractiva y hay pocas cosas que ver. Al igual que en otras ciudades de Filipinas, nos encontraríamos con algo que es una pesadilla en todas las ciudades del país, sus largos atascos.

Pero como todos los sitios que hay que ver en Cebú están muy cerca unos de otros, evitamos coger un taxi y todo el recorrido lo hicimos andando.

Que ver en Cebú

En Cebú se han difuminado casi todas las huellas de los españoles que desembarcaron allí. No obstante, buscaríamos su rastro en algunos lugares que marcaron la historia de Cebú. Nuestro recorrido por la ciudad lo iniciaríamos en la Cruz Magallanes.

La Cruz de Magallanes

La-Cruz-de-Magallanes-cebu

Para entender el significado que tiene la Cruz de Magallanes en la ciudad de Cebú, hay que explicar un poco su historia.

El 16 de Marzo de 1521 la expedición de Magallanes llegaría a Cebú. Magallanes tenía como misión llegar a las Islas de las especias, con el objetivo de abrir una ruta comercial en Asia para la corona española, buscando el camino más corto.

En el S. XVI  ya se sabía que la tierra era redonda, pero una cosa era saberlo y otra demostrarlo. Aprovechando este conocimiento, Magallanes quiso evitar en su viaje a Asia, pasar por las rutas comerciales de los portugueses, que bordeaban la costa Africana, respetando así el Tratado de Tordesillas.

El plan español para hacerse con parte de la tajada del comercio de las especias, era alcanzar oriente por occidente. Es decir, llegar primero a América y bordearla por aquellos países que estaban bajo dominio español. Después buscaría en el extremo sur, un estrecho marítimo que les permitiera acceder al Pacifico.

Por aquel entonces no existían aún cartas de navegación de esa zona, por lo que el cálculo de las distancias que hicieron, fue completamente erróneo. Pensaron, que las islas asiáticas estaban más cerca de América de lo que realmente estaban.

Imaginaros como debió de ser aquél viaje. Reunió todos los ingredientes para convertirse en una auténtica epopeya. Tuvieron que sortear todo tipo de peligros, tempestades, hambre y enfermedades. Además y esto fue lo peor de todo, tuvieron que navegar miles de kilómetros o más bien millas náuticas, hasta alcanzar su destino.

Magallanes murió a mitad de camino, justamente aquí, cerca de Cebú, en Mactán, a manos de Lapu Lapu.

Sería su segundo a bordo, Juan Sebastian Elcano quien cumpliría el objetivo de realizar la primera circunnavegación alrededor del mundo. Llegaría a San Lucar de Barrameda tres años después del inicio de la expedición.

El mayor interés de Magallanes una vez llegó a las Filipinas, era no entrar en confrontación con la población local. Su objetivo principal era establecer relaciones comerciales, además de cumplir con otro de los mandatos que le había encomendado el monarca, cristianizar a la población.

En aquel momento existían muchas rivalidades entre los reyes locales así que, para contentar al Rajá de la zona, llamado Humabón, acordaría con el, ayudarlo a derrotar a su máximo enemigo, Lapu Lapu.  Pero antes de esto todos se tendrían que convertir al cristianismo tanto Humabon, como su mujer y 800 de sus súbditos. Para ello colocaron una Gran Cruz de Madera y  fray Pedro Valderrama en una gran ceremonia bautizó a todos.

Hoy en día esa Cruz, la Cruz de Magallanes, continua en el mismo sitio,  es un lugar muy visitado por los fervientes católicos Filipinos. En su momento se le atribuyeron poderes milagrosos, por lo que la gente fue cogiendo trozos de la misma a modo de reliquia. Tantos cogieron, que las autoridades filipinas terminaron por construir una estructura para protegerla.

La-Cruz-de-Magallanes-cebu

Magallanes moriría en Mactán por la herida causada por una lanza en su pierna cuando se enfrentó con Lapu Lapu. Hoy a Lapu Lapu se le considera un héroe nacional filipino.

Justo al lado de la cruz os encontrareis con otro de los lugares que tenéis que ver en Cebú.

Basílica del Santo Niño de Cebú

Otro de los lugares cargados de historia que tenéis que ver en Cebú es la Basílica del Santo Niño de Cebú.


Basílica-santo-Niño-cebu

Antes de acceder a la Basílica lo primero que os vais a encontrar es un recinto en el que hay cientos de velas rojas. Había tantas velas encendidas que la cera que se iba desparramando la iban quitando literalmente a paladas.

Dentro de la iglesia. tendréis que hacer cola para poder ver la imagen del Santo Niño de Cebú. Mientras esperéis en la fila, fijaros en los cuadros que hay en el corredor, no porque sean bonitos, sino porque en ellos se relata la historia de esta figura.

Basílica-santo-Niño-cebu

El Santo Niño de Cebú

El Santo Niño de Cebú es una de las imágenes más veneradas en la ciudad y fue una de las primeras imágenes religiosas que los españoles llevaron a las Filipinas.

Esta  imagen sería uno de los regalos que Magallanes hizo a la mujer de Humabón el día en que fue bautizada.

Una vez que murió Magallanes, el Cano y el resto de españoles se marcharon de la isla. Hasta 1565 no regresarían a Filipinas. Esta vez la nueva misión estaría encabezada por Miguel López de Legazpi que desembarcaría en la isla con 380 hombres.

Basílica-Santo-Niño-Cebu

Legazpi cuando llegó intentó llegar a un acuerdo pacífico con el Raja de la zona, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. Legazpi no se lo pensó dos veces y terminó por lanzar unos cañonazos para intimidar a los lugareños y ocupar la ciudad. Cebú quedó bastante maltrecha y en una de las casas abandonadas  uno de sus navegantes, Juan de Camus, encontraría dentro de una caja de pino la imagen del niño.

La población local fue interrogada, ya que los españoles querían averiguar la procedencia de aquella imagen. Estos, por miedo a sufrir represalias, negaron que perteneciera a Magallanes y respondieron que había sido encontrada por un pescador.

Basílica-santo-Niño-cebu

El 27 de Abril de 1565 Legazpi fundaría la actual ciudad de Cebú, que en ese momento la llamaría Villa de San Miguel. Cebú le serviría como base de operaciones para conquistar el resto de Las Filipinas.

Legazpi instituiría el 28 de Abril, como festivo. Ese fue el día en que se encontró la imagen. Hoy en día se sigue conmemorando ese descubrimiento. El niño sigue saliendo en procesión. Pero se cambió la fecha de celebración, para que no coincidiera con la semana santa. Ahora se celebra el tercer domingo de enero.

Basílica-Santo-Niño-Cebu

Igualmente Legazpi ordenaría la construcción de una basílica de bambú y palma para acoger la imagen. Más tarde en su lugar se construiría una basílica de piedra.

Basílica-santo-Niño-cebu

La pequeña imagen del Santo niño de Cebú no tiene más de 30 cm. Existen varias réplicas en otros lugares del mundo, como la que hay en la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha en Madrid. Hay otra en Chicago en la iglesia de St. Philomena Parish y la última podréis encontrar en el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria, en Praga.

Basílica-Santo-Niño-Cebu

Al Santo niño de Cebú se le atribuyen numerosos milagros, por lo que imaginaros la cantidad de gente que quiere visitarlo.

Basílica-Santo-Niño-Cebu
Basílica-Santo-Niño-Cebu

La Calle Colón

Una vez salimos de la Catedral, fuimos a pasear por una de las calles más antiguas de todas las Filipinas, la calle Colón. La calle Colón fue construida en tiempos de Legazpi. Ahora mismo es una de las arterias principales de la ciudad y está repleta de tiendas y cines.

Calle-Colón-Cebu

Yap Sandiego House

Nuestra siguiente para seria en otro de los lugares curioso que podéis ver en Cebú . El Yap Sandiego House es una de las casas más antiguas de Filipinas.

Esta casa fue construida por un comerciante chino, Don Juan Yap y su mujer Doña María Florido. Durante el periodo colonial español entre 1675 y 1700, dentro del distrito de Parian de Cebú se construyeron otras casas similares. Lo curioso fueron los materiales que se emplearon en su construcción, coral y madera.

Yap-San-Diego-House-Cebu

Desde el S. XVIII época en la que se construyó esta casa,  sus propietarios y descendientes se han preocupado en conservarla tal como era.

Nada más entrar, os encontrareis a la chica que vende los billetes que os recibirá con peineta y mantilla.

La casa tiene dos plantas y un pequeño patio-jardín. La verdad es que parecía una tienda del rastro madrileño, llena de objetos de uso cotidiano y muebles de la época. Los muebles estaban cubiertos de tapetes de encaje blanco, por todos los lados había cuadros, espejos y pequeñas imágenes de santos y vírgenes. No quedaba un rincón libre y había tantos objetos que parecía una oda al barroco.

Si seguís caminando por la calle que hace esquina con el Yap Sandiego os encontraréis con otro lugar interesante que podéis ver en Cebú, la Casa Gorordo.

Museo Casa Gorordo

Otro de los lugares que tenéis que ver en Cebú es esta casa colonial, la casa Gorordo. Durante el siglo XVI el distrito dónde está ubicado, el de Parian, era un barrio en el que se establecieron comerciantes chinos, que poco a poco se iban volviendo cada vez más ricos.

En el Siglo XIX la burguesía del momento eligió este barrio para instalarse. Alejandro Reynes en la segunda década de 1850 construiría esta casa y en 1863 un comerciante español Juan Isidro de Gorordo  la compraría. Este sería el hogar de cuatro generaciones de Gorordos, incluyendo al que fue el primer obispo filipino Juan Bautista Gorordo.

CASA-GORORDO-CEBU

Durante la Segunda Guerra Mundial el distrito sufrió muchos bombardeos, por lo que quedaron reducidas a escombros la mayor parte de las casas coloniales de la época, pero Casa Gorordo se salvó.

En 1980 la Fundación Ramon Abolitz compró la casa a la familia Gorordo, la restauraron por completo y once años después reabriría como museo.

Dentro hay muebles, fotografías de los que fueron habitantes de la casa. Lo más curioso su suelo, ya que no se empleó ni un solo clavo.

Museo Sugbo

Museo-Sugbo-Cebu

La antigua Cárcel de Cebú es en la actualidad el museo municipal, el museo Sugbo. Esta es otra de las parada que podéis incluir en vuestra visita a Cebú.

Este museo está dividido en varias secciones. Sus salas recorren la historia de Cebú desde la época pre colonial, pasando por los periodos en los que fue colonia de España, de América y de Japón.

Museo-Sugbo-Cebu

De la época española solo quedaban cartas, correspondencia y más cartas de Legazpi o de los Gobernadores en la época Colonial.

En el museo Sugbo también veréis otros recuerdos de la época española como pequeñas imágenes religiosas, así como una caja de cigarros coronas y otra de puros de la antigua Compañía General de tabacos de Filipinas y algunos libretos de Zarzuela.

Otra de las cosas que vimos fueron fotografías de los últimos de Filipinas.

Los-últimos-de-filipinas

Plaza de la Independencia

Este sería el último lugar que vimos en Cebú. Fue el primer lugar que elegirían los primeros españoles para establecerse en la ciudad.

Fuerte-de-san-Pedro-cebu

Legazpi ordenó su construcción en 1565. Se mantuvo como fuerte militar durante décadas. Incluso durante la dominación japonesa y americana se mantuvo como acuartelamiento militar. Está ubicado en la plaza de la Independencia. En una de las esquinas de la plaza podréis ver una escultura de Legazpi y los restos de la muralla del fuerte que construyeron los españoles. El Fuerte de San Pedro ahora alberga el Museo Nacional.

Como Moverse en Cebu

Si llegáis desde el aeropuerto o desde la terminal de ferry de Cebu, la mejor forma para moverse en Cebu, es el taxi. Nosotros también lo usamos para ir desde nuestro hotel hasta el centro de la ciudad. No os preocupéis porque todos ponen el taxímetro y son baratos.

Hoteles en Cebú

Hay muchos alojamientos en la ciudad y para todos los bolsillos. Nosotros reservamos a través de la web más conocida para reservar hoteles. Nos alojamos en el Maayo Hotel. Elegimos este hotel porque no está lejos del aeropuerto, solo tardamos 15 minutos en llegar. Es un hotel moderno con  piscina para darse un chapuzón   y está bien ubicado para evitar pillar los atascos de las carreteras cebuanas.

Y aquí terminó nuestro viaje por Las Filipinas, desde aquí iríamos a Hong Kong dónde pasaríamos unos días.

Feliz fin de semana:)

4 comentarios en “Que ver en Cebu en un día”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: