Meknes en un día

Recorremos Meknes en un día, una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos menos conocidas. De las cuatro es la que menos turistas recibe, quizás porque es la más feucha de todas, lo bueno es que podrás disfrutar casi en soledad de pequeñas joyas como la Madrasa Bou Inania, perderte por las callejuelas de su zigzagueante zoco, pensando que te has quedado atrapad@ en un laberinto y cuando por fin sepas donde estás, relajarte en una de las terrazas que hay en la Plaza El Hedima, haciéndote pasar por un local disfrutando de un té a la menta hasta arriba de azúcar mientras ves la vida pasar.

meknes-en-un-dia

Puedes conocer Meknes en un día de sobra, pero mi recomendación es que te quedes un poco más, duermas en un bonito Riad que, además, seguro encontrarás a buen precio y pases la mañana siguiente conociendo los alrededores de Meknes, tanto Volubilis como Mulay Iddriss.

A Meknes se la llama también Mequinez, este nombre procede de la tribu bereber que la fundó.   

meknes-en-un-dia

Qué ver en Meknes en un día

Meknes se convirtió en la capital del reino y ciudad imperial gracias al sultán Moulay Ismail al que apodaban “el sanguinario”, pero también podían haberle llamado el “semental”. Entró directamente en el libro Guiness de los Records ya que, según consta en los registros de la época, engendró unos 1.000 hijos.

Pese a su constante entrega a las lides del amor, era bastante furibundo, cualquiera que osara mirar a sus mujeres o concubinas acababa bajo tierra, y ya no te cuento la suerte que corrían sus enemigos. En Fez colgó unas 400 cabezas de sus archienemigos y durante todo su reinado se cargó a unas 36.000 personas, casi nada.

meknes-en-un-dia

Trasladó la capital de Fez a Meknes por lo que tuvo que iniciar una carrera constructiva para convertirla en ciudad imperial digna de un sultán. Su palacio fue levantado por esclavos europeos capturados en la costa. Si no le gustaba el resultado de las obras ordenaba que lo tirasen abajo y tenían que construirlo de nuevo. Muchos de estos edificios son los que tienes que ver en Meknes en un día.

que-ver-en-meknes-en-un-dia

Madrasa Bou Inania, la joya de Meknes

Uno de los lugares que no pueden faltar en tu recorrido de Meknes en un día, es una madrasa que se encuentra escondida en una de las calles del zoco, la calle Tarik Nejjarine, pagamos los 20 dirhams que cuesta la entrada y accedimos a la madrasa. Desde fuera no da pistas de lo que alberga su interior, descubrirás que es un pequeño tesoro.

madrasa-bou-inania-meknes-en-un-dia

La madrasa Bou Inania se construyó en 1336 y tiene dos plantas. La planta superior es una zona espartana, allí era dónde se encontraban las habitaciones de los estudiantes, pero la parte baja es espectacular, una joya de la arquitectura islámica.

madrasa-bou-inania-meknes-en-un-dia

Tu vista recorrerá los estucos cincelados con mimo por los artesanos del periodo de los merínidas, que engalanaron con flores, estrellas, diseños geométricos así como azulejos decorados con versículos del Corán cada trozo de las paredes que rodean el patio.

En el centro hay una fuente de las abluciones. Es un lugar dónde se respira la paz y belleza. Si vas a Fez encontrarás otra madrasa que se llama igual, aunque esta es más grande que la de Meknes.

menkes-en-un-dia

El horario de la madrasa Bou Inania es de 9:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:00. Abre todos los días.

Antes de marcharnos subimos a la azotea. Es recomendable subir a las azoteas de Meknes, para divisar los minaretes de las mezquitas de la ciudad. Los no musulmanes no podemos entrar en ellas, pero bueno, nos conformaremos con disfrutar de las vistas. Justo frente a la madrasa Bou Inania, se encuentra el minarete verde de la Gran Mezquita de Meknes.

meknes-en-un-dia

La Muralla de Meknes

Como buena ciudad imperial, Meknes estaba rodeada por una muralla de cuarenta kilómetros que servía para protegerla. Mientras des un paseo seguro que te toparás con tramos de esta muralla, lo más impresionante son las puertas monumentales que se construyeron durante el s. XVII para acceder a la ciudad.

muralla-meknes-que-ver
Murallas Meknes

La más imponente es Bal Mansour, la más antigua es Bab El-Khemis y otra de las puertas más impresionantes de Meknes es Bab Berdaine que se llamó así en honor de los fabricantes de albardas.

La Puerta Bab Mansour

Miles de teselas forman dibujos geométricos, estrellas y formas vegetales para decorar los 16 metros de altura de esta puerta. Esta es una de las más imponentes que puedes ver en Marruecos. Fíjate en sus columnas de mármol porque verás que tienen un tufillo romano y es que proceden de las ruinas de Volubilis. Ya te conté en el post que hice sobre este sitio que “reciclaron” muchas partes de la ciudad romana en otras construcciones de Meknes.

bab-masour-que-ver-en-meknes-en-un-dia
Bab Mansour

La puerta Bab Mansour has de ponerla en tu lista de imperdibles de Meknes en un día. En 1732 se utilizaba como acceso entre la villa imperial y la plaza.

Su arquitecto fue Al Mansour, un cristiano convertido al islam, por lo que a la puerta Bab Manosur también se la conoce como la “Puerta del renegado” aunque se la podía haber llamado la del “atrevido” porque cuando el temible sultán Ismail, quien le había encargado su construcción le preguntó si podía haberla hecho mejor, más bonita, el arquitecto le respondió que sí, por lo que lo siguiente que hizo el sultán fue ordenar su ejecución en la plaza situada frente a esta puerta. Y precisamente esta plaza va a ser nuestra siguiente parada en el recorrido por los lugares que hay que ver en Meknes en un día.

Plaza El-Hedime

Había leído que esta plaza se parecía mucho a la de Jamiaa Fnaa de Marrakech, pero la verdad es que a mí no me lo pareció. Ni por sus dimensiones, esta es más pequeña, ni por la vidilla (como os conté en el post de Marrakech) que hay en ésta con sus aguadores, mercachifles, encantadores de serpientes o los cientos de puestos de comida. Pero bueno, valóralo por ti mism@.

plaza-el-hedime-que-ver-en-meknes-en-un-dia

En la plaza de El Hedime lo que si verás son terrazas donde tomar al sol un buen café o un té con unos cuantos dulces y pasar un rato con las gafas de sol puestas viendo la vida pasar mientras haces un rato la fotosíntesis, pero poco más. 

Te recomiendo que subas hasta la terraza del café Pavillon Des Idrissides en una de las esquinas de la plaza para que tengas unas de las mejores vistas, tanto de la puerta Bab Mansour como de la plaza El Hedime. Tras reposar un rato nos ponemos de nuevo en movimiento.

plaza-el-hedime-que-ver-en-meknes-en-un-dia

Recorre la Medina de Meknes

Una de las mejores cosas que puedes hacer en Meknes en un día es dar un paseo por su casco antiguo, por su medina, situada en los alrededores de la plaza de Hedim. Es muy fácil perderse y llegará un momento en el que te darás cuenta de que estás dando vueltas por las mismas calles como si hubieras entrado en bucle. Para evitar esto lleva Maps.Me que es gratuito y funciona sin internet.

zoco-que-ver-en-meknes-en-un-dia

Si logras que te lleguen olores a especias y esencias será señal de que estás entrando en el Zoco. Curiosea por sus puestos aunque hay mucha menos variedad de artesanía que en Fez o Marrakech, eso sí, si encuentras alguna pieza de marquetería, cerámica, mimbre o alfombra que te guste, te costará menos que en otras ciudades marroquíes.

Meknes es famosa por su damasquinado, que consiste en poner filigranas a objetos de metal incrustándoles hilo de plata o de otros metales. Podrás encontrar también farolillos y otros productos de hojalata revestidos con estaño, pero hay pocas tiendas de artesanía. La mayor parte de lo que vas a ver son camisetas y zapatillas de deportes falsas, puro «plastic chinese handicrafts» así como cazuelas, utensilios de cocina y cosas de uso diario.

zoco-que-ver-en-meknes-en-un-dia

Si tienes interés en saber un poco más sobre los diferentes oficios artesanales paséate por el museo Dar Jamai que además se encuentra en un bonito palacio.

Mausoleo Mulay Ismail

Nos ponemos a caminar por una larga avenida, la altísima muralla que rodea el palacio real de Meknes está en rehabilitación. Llegamos al Mausoleo de Mulay Ismail, el problema es que estaba cerrado por obras de conservación. Cuando vuelva a abrir sus puertas que sepas que su horario es de 9:00 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde y abre todos los días.

que-ver-en-meknes-en-un-dia

El mausoleo se construyó en 1703 y forma parte del complejo palaciego del sultán, en el que además hay una mezquita, el palacio de Moulay Ismail y la casa de abluciones. Es curioso que a los no musulmanes se nos permita entrar, eso sí, para ver el mausoleo lo tendrás que hacer de lejos y tampoco podrás acceder en el interior de la mezquita. Es uno de los lugares que merecen la pena en Meknes rodeado de patios, preciosa decoración y encima es gratuito.

El Palacio Real de Meknes

Continuamos caminando y nos topamos con la entrada del palacio real. Se construyó en el s. XVIII y allí vivió el sultán Mulay Ismail hasta su muerte. Tampoco se puede visitar y solo podrás ver el palacio Real de Meknes desde fuera.  

palacio-real-meknes
Palacio Real Meknes

La Prisión de Kara

A finales del s. XVIII durante el reinado del sultán Moulay Ismaïl se construyó una prisión subterránea que era un auténtico laberinto. Su arquitecto fue un prisionero portugués que cayó en las manos de Ismail. A cambio de su libertad se comprometió a construir una prisión que pudiera albergar a más de 40 mil presos y así fue como nación la prisión Habs Qara que es también como se llama a este lugar, es el apellido de su arquitecto portugués. Se decía que la prisión de Kara era tan grande que ocupaba todo el subsuelo de la ciudad e incluso luna leyenda urbana decía que tenía tal extensión que llegaba hasta la ciudad de Taza y que en sus celdas se encontraban cientos de prisioneros capturados en la costa.

prision-kara-que-ver-en-meknes

Tras la muerte del sultán, la prisión de Kara se utilizó tanto como silo como para almacén de alimentos.

Los Establos Reales De Meknes

Hay un poco de controversia sobre la finalidad que tuvieron los establos Reales de Meknes. La leyenda cuenta que el sultán Ismail tenía en sus establos más de 12 mil caballos, aunque muchos historiadores cuestionaron que este edificio realmente fuera un establo. Cuando entres te darás cuenta que hay algo falta para que sea así.

establos-reales-meknes

Si hubiera sido un establo, quedarían restos de los abrevaderos de los caballos y también de los boxes donde normalmente se suelen dejar, por lo que la teoría de que era un establo queda descartada. Los historiadores abogan más porque se trataba de un inmenso granero así, el sultán, se aseguraba que en caso de asedio tanto la población como el ganado, pudiera ser alimentados durante al menos un año.

establos-reales-meknes

El edificio es impresionante y os lo recomiendo incluir en los lugares que ver en Meknes en un día. Los establos reales son un logro arquitectónico, quedaron muy dañados tras el terremoto de Lisboa. Cuando entras te encuentras con una sucesión de oscuras habitaciones que servían para almacenar el grano, tres de ellas fueron restauradas.

Pero lo interesante lo vas a ver fuera del edificio, dónde se supone que estaban las Caballerizas. Aunque falte el techo uno se puede hacer una idea de lo grandioso que debió ser. Da un paseo bajo los inmensos arcos para disfrutar de la geometría y el punto de fuga que forman el laberinto de arcos que aún permanecen en pie.

La entrada a los establos reales de Meknes cuesta 70 dirhams.

Bassin Souani

Otro de los lugares que estaba en rehabilitación en Meknes, en noviembre de 2021 era el Bassin Souani. Es un estanque artificial que está junto al edificio de los establos reales. Se creó para dotar tanto al palacio como a sus jardines de agua.

bassin-souani-que-ver-en-meknes

Palais Mansour

El Palais Mansour es otro de los lugares que ver en Meknes en un día se encuentra dentro de la ciudad imperial cercana a los establos reales de Mulay Ismail. El Palais Mansour se construyó en la etapa final del reinado del sultán, con un estilo singular que recuerda a los Ksars bereberes. El palacio además de ser una fortaleza y torre de vigilancia se utilizaba también como almacén de armamento y grano. En la parte superior era dónde se encontraban las estancias reales.

palais-mansour-meknes

Donde aparcar en Meknes

Si has alquilado un coche para recorrer Marruecos seguro que estarás pensando dónde puedes aparcar en Meknes. Te recomiendo que dejes el coche en la Place Lalla Aouda, es una plaza vigilada por gorrillas a los que tendrás que pagar al día por vigilar el coche unos 50 MAD.

que-ver-en-meknes-en-un-dia

Dónde dormir en Meknes

Si te quedas a dormir en Meknes mi recomendación es que lo hagas en un bonito Riad. Nosotros nos alojamos en el Dar Meknes Tresor, está escondido en la medina y os lo recomiendo por varias razones. Es un Riad precioso en el que nos trataron como reyes, su personal es encantador además de hacernos un upgrading con la habitación, nos dieron un desayuno completamente delicioso y su ubicación es perfecta para recorrer Meknes. Aquí os dejo el link de booking para hacer una reserva.

riad-donde-dormir-meknes

Además de este Riad aquí os dejo varias alternativas para alojaros en Meknes.

Booking.com

Alrededores de Meknes

Vamos a coger el coche para conocer los alrededores de Meknes. Hay tres lugares interesantes, Volubilis, Moulay Idriss y si quieres hacer unos cuantos kilómetros más puedes llegar hasta la estación de esquí de Ifran situada en el Atlas Medio. Cerca de esta se encuentra un parque nacional rodeado de lagos y cedros dónde puedes hacer alguna ruta de senderismo.

Volubilis

Una bonita ciudad romana que os recomiendo conocer porque está muy bien conservada y podrás ver preciosos mosaicos. Si quieres saber un poco más sobre Volubilis echa un ojo a este otro post.

que-ver-en-volubilis

Moulay Idriss

Un pueblo de peregrinación para los marroquíes puesto que aquí nació Moulay Idriss.

Uno de los lugares que podéis conocer es su Mausoleo. En 1307 se encontró el cuerpo de Moulay Idriss en perfecto estado, habían pasado 5 siglos desde su muerte, convirtiéndose en santo patrón de Fez. Aunque su mausoleo se empezó a construir en 1717 el sultán Ismail lo reformó. Puedes visitarlo, aunque solo podrás ver su tumba de lejos.

moulay-idriss

Otro de los lugares curiosos que puedes conocer en Moulay Idriss es su mezquita, tan solo podrás verla por fuera, es curiosa por ser la única en el país que tiene un minarete circular.

En Moulay Idriss hay unas cuestas de cuidado, si te animas a subir hasta lo más alto del pueblo podrás disfrutar de unas vistas estupendas de la zona.

Ifran y los lagos

Si tienes coche y tienes pensado pasar varios días en la zona de Meknes y Fez, puedes acercarte hasta la estación de esquí de Ifran y hacer una ruta por los lagos. Cuando uno piensa en Marruecos no se imagina que aquí pueda haber pistas de esquí, pero sí las hay y están aquí, en la zona del Medio Atlas. No te imaginas en la estación de esquí de Ifran el frío que puede llegar a hacer, vas a pensar que de repente te has teletransportado a tierras segovianas.

ifran-marruecos
Ifran

En los alrededores de Ifran puedes hacer una ruta de los lagos, aunque pocos lagos vimos con agua porque como no había llovido durante todo el verano estaban la mayor parte de ellos secos y sin una gota de agua, esta zona se caracteriza también por sus grandes bosques de cedros.

Solo merece la pena venir hasta aquí si vas a pasar varios días en la zona y te apetece hacer una ruta de senderismo, sino sáltatelo porque tampoco es espectacular.

Y aquí termina nuestra ruta por Meknes en un día, nuestro siguiente destino será Fez, pero esa es otra historia.

Feliz fin de semana😊

6 comentarios en «Meknes en un día»

  1. Querida rebuscadora de rincones escondidos de los zocos,
    Para mi Meknes es la ciudad más auténtica comparada con sus hermanas famosas y desde luego como dices la menos conocida. Lo que más me gusta de esta ciudad son sus alrededores, Volubilis es una verdadera joya. Un placer seguir leyendo tus entradas y viajar en la mochila contigo.
    Un beso y feliz fin de semana.

    Responder
    • Así es, es la más auténtica porque hay menos tu turistas, estoy contigo que lo que más me gustó fue Volubilis, no me esperaba encontrar ese pedazo de ciudad romana allí. Un besote Horacio y feliz f
      Domingo

      Responder
  2. Nos encanto Meknes me pareció una ciudad increíble y ademas comimos muy bien.
    Muy completo todo lo que cuentas de esta impresionante ciudad

    Responder
    • Muchas gracias por el comentario, me alegra que os gustara Meknes porque es muy entretenida. Pasa buen día 🙂

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Guía Taiwán Que ver en un día en Aranjuez Los Jardines más bonitos de Madrid Ruta de los Castillos de Segovia Que ver en Anaga Tenerife
A %d blogueros les gusta esto: