que-ver-en-shiraz-en-dos-dias

Shiraz que ver en dos días

¿Quieres saber que ver en Shiraz en dos días?. Shiraz fue la primera ciudad que visitamos en Irán y es una ciudad perfecta para iniciar un viaje por Irán. Al ser una ciudad muy tranquila, se convierte en la ciudad perfecta para la primera toma de contacto con el ritmo y la cultura iraní.

que-ver-en-shiraz

Shiraz se encuentra en la región montañosa de Zagros, al suroeste de Irán. Actualmente es la capital de la Provincia de Fars, pero en el pasado fue la capital de Persia. Por aquél entonces brillaba sobre el resto de capitales del mundo, bajo la refinada pluma de poetas como Hafiz y Saadi y arquitectos, artesanos e ingenieros que llenaron la ciudad de edificios que os van a encantar.

que-ver-en-shiraz

A lo largo de sus 2.500 años de historia, se construyeron impresionantes edificios, así que seguro que os va a parecer una de las ciudades más bonitas de Irán.

Si viajas en primavera, además tendrás un plus, ya que te verás envuelto por el aroma de las flores que tanto les gustan a los iraníes y por el olor de azahar, que perfuma casi todos los lugares que tienes que ver en Shiraz.

Explorando Shiraz

Llegamos a Shiraz vía Doha a las 5:00 de la mañana. Afortunadamente los trámites de entrada a Irán los terminamos en nada de tiempo, ya os conté en otro post lo fácil que nos resultó gestionar el visado de Irán por nuestra cuenta.

Salimos a la calle y el frescor de la mañana nos espabiló un poco, andábamos como zombies ya que apenas habíamos dormido en el avión.

Nuestro hotel nos había mandado un conductor al aeropuerto. La ciudad aún ni había empezado a desperezarse. Las calles estaban calmadas, sin coches, a esa hora no había nada de tráfico, por lo que llegamos en un periquete a nuestro hotel.

Habíamos elegido una casa tradicional para alojarnos. El taxi se metió por las callejuelas del centro histórico de Shiraz y por fin llegamos a nuestro alojamiento, el Pasin Traditional Hotel.

Allí pasaríamos tres días. Dos para ver Shiraz y el tercero para visitar Persepolis, Naqsh-e Rostam y Pasargada.

Shakiba, la hija de los dueños del hotel, nos estaba esperando. Como estábamos tan hechos polvo y era tan temprano, decidimos irnos a dormir.  Nos despertamos seis horas después más frescos que una lechuga y con fuerzas renovadas para conocer Shiraz.

que-ver-en-shiraz

Cuando bajamos al patio de la casa, recibimos la primera muestra de la hospitalidad iraní.  Shakiba y su madre no iban a dejarnos salir sin que tomáramos un cafe y una bebida de rosas. Estuvimos en el patio charlando un rato con ellas, a la sombra del gran naranjo que cobija a los viajeros en los tórridos días de verano.

Pasado el rato, me coloqué el pañuelo en la cabeza y nos pusimos en marcha.

Mapa de Shiraz

En el mapa están todos los lugares que tenéis que ver en Shiraz en dos días y de los que os voy a hablar en este post.

Que ver en Shiraz

Son muchos los lugares que hay que ver en Shiraz y de los que os voy a hablar, pero si alguien me preguntara cuales me gustaron más y cuales no me perdería os diría que son éstos:

  • Mausoleo Shah Cheragh: Aquí descansan los hermanos de Imam Reza. Un lugar impresionante para visitar al atardecer. Su arquitectura y la espiritualidad del lugar, no os dejará indiferentes.
  • Mezquita Nasir al Mulk: quizás la mezquita más fotografiada de todo Irán, famosa por sus vitrales de colores
  • Mezquita Vakil: Otra mezquita deslumbrante, escondida en el bazar de la ciudad.
  • Madrasa Khan: Una preciosa madrasa, que ha sobrevivido a varios terremotos.
  • Zinat Al Molk House: Está casa tradicional te transportará al pasado para saber como vivían las familias más poderosas de Shiraz.
  • Persépolis: Para muchos es la principal razón para visitar Irán. Se puede visitar en una excursión de un día desde Shiraz como os conté en otro post.

El precio de la entrada en todos estos sitios oscila entre 150.000 y 200.000 riales (en 2019), cotejarlo por si han cambiado los precios). La entrada en los mausoleos Chiies es gratuita.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí podéis ver un vídeo resumen de lo que ver en Shiraz en dos días.

Mezquita Nasir Al Molk

Una de las mezquitas más fotografiadas y famosas de Shiraz es Nasir al Molk. Se la considera como una de las diez mezquitas más bonitas del mundo.

que-ver-en-shiraz

El primer día que llegamos a Shiraz entramos, pero como era tarde nos dijeron que era mejor que volviéramos al día siguiente a primera hora de la mañana, para ver el mega espectáculo de luz. La hora en la que tenéis que venir aquí es entre las 9:00 y 11:00 am, ya que es cuándo el sol entra por sus vitrales y se produce la magia. En ese momento los cristales de colores proyectan la luz del sol como si se tratara de un caleidoscopio gigante, iluminando todo el interior de la mezquita.

Así que hicimos una foto en la entrada y lo dejamos para el segundo día. El problema es que al día siguiente cuando regresamos, no es que estuviera nublado sino que el cielo estaba negro zaino y se puso a llover.  Así que nos perdimos el espectáculo de las vidrieras.

Mezquita-Nasir-Al-Molk

Entramos en la mezquita con la esperanza de que se filtrara algún rayo de sol, pero estaba complicado, así que nos sentamos en las alfombras del suelo un rato. Parece que la gente olvida que estábamos una mezquita. Tanto turistas occidentales como iraníes, a lo único a lo que se dedicaban era hacer selfie, tras selfie, el lugar es tan bonito que supongo que todo el mundo se olvidó que había gente rezando.

Mezquita-Nasir-Al-Molk-shiraz

A Nasir Al Molk, también se la llama la mezquita rosa. Se le ha puesto este sobre nombre porque en la entrada de la mezquita verás unos preciosos azulejos, están decorados con los colores de Shiraz, que son el rosa y el amarillo. Estos colorean dibujos de lirios y rosas del valle de Shiraz con los que están decorados sus azulejos.

Mezquita-Nasir-Al-Molk-shiraz
Mezquita-Nasir-Al-Molk-shiraz

Shah-e-Cheragh

Shah-e-Cheragh me pareció uno de los lugares más bonitos y mágicos de Shiraz y casi diría que de Irán, me encantó. Además de ser una mezquita, es un monumento funerario.

Shah-e-Cheragh-shiraz

Es un lugar que no os podéis perder y que tenéis que ver en Shiraz. Tanto me gustó que fuimos dos veces, por la tarde y por la noche. Os recomiendo verla tanto de día como con la iluminación nocturna, porque merece la pena.

La mejor hora para ir a Shah-e-Cheragh es al atardecer. Es obligatorio entrar con guía y son gratuitos. Tendréis que esperar en los controles de acceso de Shah-e-Cheragh a que vengan a buscarte. El guía te explicará todas las partes del mausoleo y la historia de Shah Cheragh. Una vez que terminéis la visita con el guía podéis quedaros por vuestra cuenta hasta que caiga la noche y se encienda su iluminación.

Shah-e-Cheragh-shiraz

Los guían hablan bien inglés y cuentan muchas cosas interesantes, así como detalles curiosos de este precioso lugar. Una vez que te haya llevado a todos los lugares en los que los turistas podemos entrar. Ojo porque no podemos entrar en todos los lugares podrás volverlo a ver por tu cuenta y hacer las fotos que quieras.

En Shah-e-Cheragh hay que tener cuidado con la cámara de fotos, llevarla pequeña o usar el móvil. Si lleváis una cámara grande cuándo salgáis revisarán las fotos y borrarán arbitrariamente las que quieran

Tener cuidado también con la hora a la que vais a ir. Tener en cuenta que a partir de las 22.00 pm deja de haber guías en los accesos de Shah-e-Cheragh. Como es obligatorio para los turistas entrar con ellos, aunque el santuario esté abierto, no te dejarán pasar. Si has entrado antes de esa hora no hay problema, porque podrás quedarte el tiempo que quieras.

Shah-e-Cheragh-Shiraz

Si sois chicas, tener en cuenta que para entrar en Shah-e-Cherag, las mujeres tenemos que llevar obligatoriamente chador. No os preocupéis porque os prestaran gratuitamente uno en la entrada.

Shah-e-Cheragh-Shiraz

Shah Cherag es tercer lugar más sagrado para los chiíes y su nombre significa el “rey de la luz”.

Shah-e-Cheragh-Shiraz

Su origen está envuelto en misterio. Parece ser que en el 900 dC el Ayatollah Dastghā’ib veía cerca de este lugar una luz extraña que salía del suelo, así que decidió investigar. Cuando llegó al lugar donde salía la luz, excavó y encontró una tumba con un cuerpo cubierto por una armadura y un anillo, éste tenía una inscripción en la que ponía «Izzatu Lillah, Ahmad bin Mūsā» que significa “El orgullo pertenece a Dios, hijo de Ahmad Musa «

En ese lugar se habían enterrado a dos de los hijos de Mūsā al-Kādhim (el séptimo imam chií). Los hermanos Amir Ahmad y Mir Muhamad. Estos eran los hermanos del Iman Reza que habían buscado refugio en Shiraz, tras la persecución abasí a los chiíes. Sin embargo ambos morirían aquí.

que-ver-en-shiraz

A partir de éste descubrimiento, decidieron cubrir las tumbas y construyeron una mezquita. El lugar se mantuvo así hasta el S. XIV , durante este siglo la reina Tash Khātūn quiso mejorarlo, por lo que añadió la madrasa, otro edificio, una sala de audiencias, una universidad y otra tumba en el lado sur. Desde entonces, este lugar se convertiría en un importante centro de peregrinación chií.

El Mausoleo Shah e Cheragh ha tenido que ser restaurado varias veces, debido a los daños que los frecuentes terremotos le han ocasionados a lo largo de su historia. Uno de ellos causó tantos daños, que se hasta se tuvo que cambiar la cúpula.

Veréis que una gigantesca cúpula con forma de cebolla corona el mausoleo. Está decorada con cientos de miles de piezas de azulejos. Shah-e-Cheragh es un lugar especial, tanto desde el punto de vista arquitectónico como desde el religioso.

Con independencia de la religión que profeséis, seguro que aquí vais a percibir paz y espiritualidad.

Shah-e-Cheragh-que-ver-en-shiraz

La decoración interior de Shah-e-Cheragh es alucinante, todas las paredes y techos decorados con miles de teselas de espejos. Este tipo de decoración también la veréis en otros mausoleos, mezquitas y casas tradicionales de Shiraz.

Esta forma de decorar el interior de los edificios con espejos, se inició en Irán durante el S. XVI. En ésta época los espejos se importaban desde Europa, por lo que eran objetos muy valiosos. Lógicamente el camino desde Europa hasta Irán es muy largo, por lo que había accidentes y alguno se rompía. Se cree que esta forma de decoración vino por el reciclaje, ya que no se podían tirar a la basura los carisimos cristales europeos y los trozos de espejos rotos se usaron como teselas para decorar con formas geométricas.

Pero también nos contaron que el uso de espejos tiene un trasfondo simbólico y religioso, puesto que para los chiies son símbolo de pureza y verdad. Nuestro guía en el mausoleo nos contó que cuando nos reflejamos en las teselas, nos vemos en pequeños trocitos y así nos damos cuenta de lo diminutos que somos en comparación con Allah.

Mausoleo Sayyed Alaeddin Hossein

El mausoleo Sayyed Alaeddin Hossein se encuentra cerca del famoso complejo Shah Cheragh en Shiraz (junto a la calle Astana). Este es el mausoleo de uno de los hijos del séptimo imam.

Sayyed-Alaeddin-Hossein-Shiraz

Cuando salimos de Shah-e-Cheragh, vimos una preciosa cúpula sobresaliendo entre las casas, así que decidimos buscar la entrada para ver de que se trataba. Por fuera pueda parecía una mezquita, pero era mucho más y os recomiendo que entréis porque nos quedamos alucinados.

Sayyed-Alaeddin-Hossein-Shiraz

En Sayyed Alaeddin Hossein la entrada está separada para hombres y mujer y si eres chica es obligatorio ponerse el chador, no te preocupes porque te prestaran gratuitamente uno en la entrada, así que Manolo y yo entramos por puertas separadas.

La cámara de fotos tuve que guardarla, no dejan utilizarla, pero en el interior me dejaron hacer fotos con el móvil. En Sayyed Alaeddin Hossein tampoco puedes entrar libremente, sino que aquí también un guía-voluntario te acompañará para visitar el mausoleo. En este caso me acompañó una chica que hablaba perfectamente inglés.

Dentro del mausoleo miles de espejos decoran su interior. Mosaicos de espejos y cristales cubrían paredes y techos convirtiéndolo en un lugar que parecía sacado de un cuento mágico. Mi guía me decía que ese ambiente especial de paz, se crea gracias a los espejos y me decía que la sensación de relax y felicidad es semejante a la que uno tiene cuando mira el agua o el mar, según me decía ella, mirándolos solo se pueden tener pensamientos positivos.

También me contó que aquí también se celebran bodas y que ella se había casado en este mausoleo. No es un lugar frecuentado por los turistas, pero el lugar es bonito y merece la pena que os paséis a conocerlo..

Fijaros también en otro detalle que tienen las mezquitas chiies y que las diferencia de las suníes. Cuándo estéis frente a ellas veréis que tienen dos minaretes, en vez de los cuatro que tienen las sunies. Me dijeron que si te pones frente a una mezquita chii, sus minaretes y cúpula se asemeja a una persona alzando los brazos hacia Dios.

Mezquita Vakil

Junto a una de las salidas del Bazar Vakil se encuentra otra de los lugares que tenéis que ver en Shiraz. La impresionante mezquita Vakil, también conocida como Soltani o Jamil Vakil.

La mezquita Vakil se construyó en el S. XVIII, forma parte del complejo Zandiyeh en el centro de la ciudad. Su nombre significa “regente” ya que este era el nombre que utilizaba Karim Khan, el fundador de la dinastía Zand.

mezquita-vakil-que-ver-en-shiraz

A diferencia del resto de mezquitas chiíes, está tiene solo dos “iwans” en lugar de los cuatro habituales. Estos flanquean el lado norte y sur un gran patio abierto.

Los «iwans» son elementos arquitectónicos típicamente iraníes. Son como grandes hornacinas o porches bajo un arco. En la mezquita Vakil están decorados con las típicas tejas shazi rangi, que fueron las que se utilizaron en Shiraz durante la segunda mitad del siglo XVIII.

La Mezquita Vakil es una de las mezquitas más grandes de la ciudad, ocupa nada menos que 11.000 metros cuadrados. Uno de los detalles arquitectónicos más curiosos lo encontraréis en el Salón de Oración de Invierno. Hay 48 columnas en espiral, rematadas por hojas de acanto, cada columna fue tallada en un bloque de piedra.

Mezquita-Vakil-Shiraz

mezquita-vakil-que-ver-en-shiraz

Una de las cosas más bonitas que veréis en la Mezquita Vakil, son los azulejos con motivos florales.

mezquita-vakil-que-ver-en-shiraz

Hammam Vakil

A unos pasos de la mezquita Vakil se encuentra este antiguo Hammam.

En el interior del Hamman Vakil se recrea con figuras de cera la antigua atmósfera que había en los hammanes durante la época del imperio Zand. También gracias a esta representación nos da pistas de lo que se hacía y para que servían cada una de las salas.

hammam-vakil-que-ver-en-shiraz

Bazar Vakil

Karim Khan quería que Shiraz se convirtiese en un centro comercial, así que ordenó la construcción de este bazar. Lo mejor para conocer el Bazar Vakil es pasear sin rumbo. Hay más de doscientas tiendas, pero no os preocupéis porque es fácil orientarse y no os vais a perder.

bazar-vakil-que-ver-en-shiraz

A diferencia de los bazares de otros países, este es tranquilo. Nadie os va a molestar, ni os querrán vender sus productos a toda costa. Así que podéis disfrutar del bazar paseando bajo sus bóvedas y cotilleando en sus tiendas sin que nadie os agobie.

Nosotros no compramos nada porque no queríamos ir cargados el resto del viaje, pero los kilims que vendían fueron los más bonitos que ví en Irán. Si terminas cansado de hacer compras o de caminar en el interior del bazar, no te preocupes porque encontrarás pequeños patios ajardinados con cafeterías.

Karim Khan Arg Cidatel

Justo en el centro de la ciudad, se encuentra la ciudadela de Karim Khan, construida enteramente con ladrillos. Por fuera parece un castillo o una fortaleza medieval.

Karim-Khan-Arg-Cidatel

Se construyó en el S. XVIII , en honor al rey Karim Khan perteneciente a la dinastía Zand que residió aquí durante unos años. Lo más bonito de la fortaleza es contemplar desde fuera sus torres. Una de ellas está inclinada y un tanto hundida. Está ladeada por culpa de las filtraciones de un depósito de agua subterráneo que tiene justo debajo.

Su interior no merece mucho la pena. La entrada cuesta 200.000 riales. Podéis comprar esta entrada en el kiosko que se encuentra al lado de la torre que está más inclinada. Nosotros la visitamos por dentro. Lo que menos esperábamos por su aspecto exterior de castillo es que nada más atravesar la puerta, nos encontraríamos con un patio lleno de naranjos con un increíble olor a azar.

Dentro de la ciudadela a parte del jardín y un hamman, solo encontraréis algunas tiendas de recuerdos.

karim-khan-arg-cidatel-shiraz
karim-khan-arg-cidatel-shiraz

Cuando salgáis, en uno de los laterales de la ciudadela os encontraréis con la calle Nasser Khosro. Veréis que hay una sucesión de heladerías y un montón de gente esperando, porque los helados de Shiraz son muy famoso y están muy buenos, así que animaros a probar uno.

Jardines Nazar y Museo Pars

Al lado de la ciudadela Karim Khan os encontraréis con otro lugar que podéis incluir en la lista de lugares que ver en Shiraz en Dos días, los antiguos jardines Nazar.

jardines-nazar-que-ver-en-shiraz

El jardín es muy pequeño, en pocos minutos lo habréis recorrido entero. Aunque puede parecer que no tiene nada especial, lo que merece la pena es entrar en el edificio octogonal que se encuentra en el centro del jardín, éste es el museo Pars.

Antiguamente el Museo Pars, era una casa de verano, que se utilizaba para recibir a las visitas reales y a las recepciones oficiales durante la época de la dinastía Zand.

Este lugar sirvió también de tumba real. Aquí estuvo enterrado durante mucho tiempo Karim Khan Zand, más tarde su cuerpo fue trasladado a Teherán al palacio de Golestán.

 jardines-Nazar-que-ver-en-shiraz

La sala abovedada alberga en su interior un pequeño estanque de mármol, pero encontraréis expuestos muchos objetos, pinturas y preciosos dibujos del período Zand.

Madrasa Khan

madrasa-e-khan-shiraz

Mientras íbamos paseando un busto en la calle y una impresionante portada decorada con azulejos nos llamó la atención. La zona estaba en obras y no pensábamos que allí estaba la Madrasa Khan. La entrada es imponente pero dentro te sorprenderá aún más.

que-ver-shiraz

La madrasa Khan fue construida durante el reinado de Shah Abbas a principios del siglo XVII. El edificio sufrió muchos desperfectos tras varios terremotos que azotaron Shiraz. Esta madrasa es un buen ejemplo de construcción típica del periodo safávida.

Cuenta con un gran patio y en el centro hay un estanque rodeado de naranjos y palmeras. Una de las características de esta madrasa es la de utilizar números sagrados, como el “5” (los cinco santos), por esta razón hay 5 salas de enseñanza.

La puerta de entrada y el hall están decorados con preciosos azulejos rosas y amarillos típicos de Shiraz, además tiene bonitos muqarnas. Los muqarnas son unos elementos arquitectónicos, decoraciones en yeso, con formas similares a racimos de estalactitas. Merece la pena que visitéis la Madrasa Khan, incluirla en la lista de lugares que ver en Shiraz.

Zinat Al Molk House

Esta casa histórica fue el primer lugar que visitamos en Shiraz, ya que estaba al lado de nuestro hotel. Es otro de los lugares que tenéis que ver en Shiraz, ya que así os podéis hacer una idea de lo bien que vivían y de cómo eran las casas tradicionales en la época Qajar.

Nada más entrar en Zinat Al Molk os encontraréis con un patio lleno de naranjos, rodeado de flores y con un estanque.

Zinat-Al-Molk-que-ver-en-shiraz

Fijaros en los techos de madera, están pintados con preciosas decoraciones florales, vegetales y con pájaros. Los azulejos azules y blancos cubren el suelo de los dos corredores laterales como si fueran una alfombra.

Podéis visitar las diferentes habitaciones de la casa, muchas decoradas con vitrales de colores y con espejos con diferentes formas geométricas.

En el sótano de este edificio se encuentra el Museo de Historia Fars, en el veréis bustos de todos los personajes más relevantes de la historia iraní.

Si queréis ver otra casa tradicional, podéis acercaros al Narenjestan Ghavam. Esta casa fue construida a mediados del siglo XIX por la familia Qavan una de las más poderosas e influyentes de aquella época.

Tumba de Hafez

Se dice que todo iraní tiene en su casa además del Corán, un libro de poemas del poeta Hafez. Podéis imaginaros lo querido y venerado que es este poeta en Irán.

tumba-hafiz-que-ver-en-shiraz

El mausoleo de Hafiz es un lugar de peregrinación al que los iraníes van a rendirle tributo. Alrededor de la tumba de piedra blanca de Hafez la gente va sobre todo al atardecer, para recitar sus poemas.

En su lápida está grabado uno de sus poemas “En el día de mi muerte, dame un minuto para ponerte los ojos encima, entonces, del mundo y de la vida, seré liberado”.

tumba-hafiz-que-ver-en-shiraz

Desde el S. XIV, Hafez ha inspirado a los iraníes con sus poemas sobre el amor y la fe. Aunque no entiendas nada de farsi como era nuestro caso, cuándo los recitaban podías percibir la musicalidad de sus versos.

La tumba de Hafez se encuentra en una zona ajardinada, dentro de un pabellón abierto rodeado de ocho columnas, rematado con una cúpula de azulejos de mosaicos.

En el recinto además del jardín con sus correspondientes estanque, encontraréis una librería y un restaurante en el que nos tomamos un bocata tamaño XXL

Horario de apertura: Viernes 8:00 AM – 11:00 PM; Sábado – Jueves 8:00 AM – 10:00 PM

Mausoleo Ali Ibn Hamzeh

Aprovechando la visita a la tumba de Hafez, fuimos caminando a otro lugar cercano y que también merece la pena conocer, el mausoleo Ali Ibn Hamzeh.

mausoleo-ali-Ibn-Hamzeh-shiraz

Este edificio es del S. XIX, se tuvo que reconstruir ya que los anteriores quedaron completamente destruidos por culpa de los terremotos. Ali Ibn Hamzeh es otra de las figuras veneradas por el chiismo, este era sobrino de Shah-e Cheragh, que también falleció aquí.

Imamzadeh-ye-Ali-Ebn-e-Hamze

Este lugar lo podéis encontrar en los mapas como Imamzadeh-ye Ali Ebn-e Hamze, es el número 5 del mapa.

 Uno de los significados de la palabra Imamzadeh, es para referirse a la tumba dónde descansan los descendientes de los imanes chiitas.

Imamzadeh-ye-Ali-Ebn-e-Hamze

La entrada es gratuita y se permite visitar el mausoleo a todo el mundo con independencia de sus creencias religiosas. Eso sí, es obligatorio para las mujeres llevar chador, que os prestarán gratuitamente en la entrada. Podéis hacer fotos en el interior, pero solo en la zona permitida a los turistas.

Una vez que te colocas el chador entras en un patio ajardinado con un pequeño estanque. Todo el suelo está lleno de tumbas. Lo más destacable del edificio es su cúpula con forma de cebolla y por dentro las paredes y el techo están cubiertos con miles de trozos de espejos venecianos y gigantescas lámparas de araña.

Jardin Botanico Eram

Si os preguntáis como debe ser un jardín persa, el mejor ejemplo lo encontraréis en el Jardín Bagh-e Eram.

jardin-botanico-eram-que-ver-en-shiraz

El jardín Eram cuenta con nada menos que 900 años de antigüedad. Parece que se empezó a construir durante la dinastía seléucida entre el 1037-1193 dC. Su nombre es árabe y en el Corán se utiliza la palabra “iram” para referirse al cielo. Se le llamó así, porque consideraban que el jardín era tan bonito que era como cielo mencionado en el Corán.

jardin-botanico-eram-que-ver-en-shiraz

A lo largo de su historia ha sido modificado varias veces. El jardín que vemos hoy fue diseñado durante el S. XVIII.

Una vez entramos, en el lado derecho vimos una rosaleda tan grande, que por el espacio que ocupaba, podría ser un solo jardín.  Como fuimos en mayo aún las flores no había salido, pero ha de ser un auténtico espectáculo poder verlas.

No obstante como era inicio de primavera habían plantado cientos de alelíes, geranios y montones de variedades de plantas, decoraban las diferentes zonas del jardín. Veréis que los jardineros en cuanto pueden, esculpen con sus tijeras todo tipo de aves en los arbustos.

Además en el jardín Eram hay todo tipo de árboles frutales e incluso vimos palmeras canarias. Una de las razones más importantes para visitar el jardín, es un paseo de cipreses, son los llamados Sarv-e-Naz.

jardin-eram-que-ver-en-shiraz
jardin-eram-shiraz

Estos impresionantes cipreses tienen más de 200 años y unos 35 metros de altura. Flanquean ambos lados del paseo como un inmenso paredón. Gracias a estos imponentes cipreses el jardín Eram fue incluido en el 2011 en la lista del Patrimonio de la Humanidad, ya que se le considera el ejemplo perfecto de como ha de ser un jardín persa.

jardin-eram-que-ver-en-shiraz

En el centro del jardín veréis un precioso pabellón. Uno de los dignatarios shirazi compró el jardín en el S. XIX y construyó este precioso edificio.

jardin-eram-shiraz

Ahora en su interior podéis ver un pequeño museo de mineralogía. Su fachada está decorada con poemas de Hafez. En el siglo pasado, paso a manos de la universidad de Shiraz y lo convertió en jardín botánico.

Para llegar al jardín de Eram desde el mausoleo de Ali Ibn Hamzeh, cogimos un taxi. Hay que regatear, tanto para llegar como para regresar al centro de la ciudad.. El taxi nos costó 200.000 riales.

La entrada al jardín cuesta 200.000 riales está abierto desde la 8:00am hasta el anochecer.

Darvazeh-ye Quran

La llamada puerta del Corán está en la carretera que va hacia Persépolis, nosotros paramos cuando regresábamos a Shiraz.

Esta era la entrada principal de la ciudad y guardaba un Corán que después se trasladó al museo Pars.

puerta-del-coran

La tradición decía que cualquier viajero que emprendiera un viaje tenía que pasar por debajo de la puerta del Corán.

La puerta original fue decorada por la dinastía búyida, pero fue reemplazado hace sesenta años por el que podéis ver ahora. Si subís por las escaleras, tendréis una vista panorámica de Shiraz.

Cuantos días son necesarios para conocer Shiraz

En Shiraz pasamos tres días. Se necesitan al menos dos si quieres visitar tranquilamente todos los lugares de los que os he hablado . El tercero lo dedicamos a visitar Persepolis, Rasq al Rostam y Pasargada.

Cuál es la mejor época para ir a Shiraz

Aunque Shiraz tiene un clima templado, en invierno pueden bajar bastante las temperaturas e incluso nevar. Lo bueno de viajar en esta época es que encontrarás menos turismo.

que-ver-en-shiraz

El verano es caluroso pudiendo llegar a los 45 grados, así que considerando que hay que ir bastante tapado, acordaros de lo que os conté sobre el código de vestimenta en Irán, podéis asfixiaros.

Así que  sin dudarlo el mejor momento para ir a Shiraz es en primavera o en otoño, pero lógicamente es cuando más turistas hay.

Como moverse en Shiraz

Si os alojáis en el centro podréis ir caminando a todos los lugares de interés, puesto que están bastante cerca unos de otros. Solo necesitareis coger un taxi para llegar a la tumba de Hafez y al Jardín de Eram. No paguéis más de 200.000 riales por trayecto.

Shiraz cuenta con metro, os paso el link para que veáis horarios y el mapa http://shirazmetro.co/

Para salir de Shiraz podéis hacerlo por avión, en tren o en bus, nosotros para ir a nuestro siguiente destino Yazd cogimos el bus. La estación la tenéis marcada en el mapa.

Alojamiento en Shiraz

La ciudad cuenta con alojamiento para todos los bolsillos. Desde hoteles a casas tradicionales. Si vais en época alta (abril-mayo) os recomiendo reservar con antelación, porque la ciudad se llena de turistas.

hotel-pasin-shiraz

Nosotros nos alojamos en el Pasin Traditional House. Esta casa tradicional está regentada por una familia encantadora, nos ayudaron con todo lo que necesitamos y nos hicieron sentir como en casa.

Feliz fin de semana 🙂

17 comentarios en “Shiraz que ver en dos días”

  1. Precioso Shiraz hay que ir a Irán cuanto antes pq bonito es un rato y el trump este… bueno, paz en el mundo. Para flipar como juegan con las luces, vidrieras, lámparas, y brillantes por todos lados y el jardín botánico parece una pasada.

    Responder
  2. Cada vez me están entrando más ganas de viajar a Irán. Las fotos chulísimas. Tal como se está poniendo tel ambiente con los americanos, como me espere mucho me quedo con las ganas.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: