Las Cárcavas de Patones

Hoy nos vamos de escapada hasta las Cárcavas de Patones, una excursión para pasar un día alejados de la ciudad, hacer un poco de ejercicio y disfrutar de un paisaje completamente diferente muy cerca de Madrid.

las-carcavas-de-patones

Las veces que había ido a comer a Patones de Arriba veía de lejos las rojizas chimeneas de hadas que forman las cárcavas, pero nunca terminaba por acercarme, ya que como en los alrededores de este pueblo hay otros muchos sitios chulos terminábamos yendo a otro lugar.

El sábado pasado, aprovechando el buen tiempo que últimamente hace en Madrid, por fin las vería de cerca, haríamos la ruta fácil de las Cárcavas.

las-carcavas-de-patones

¿Dónde están las Cárcavas?

Las cárcavas de Patones están a unos 70 km de Madrid, realmente no pertenecen ni a Patones, ni a la Comunidad de Madrid, sino que pertenecen al Municipio de Valdepeñas de la Sierra que está en la provincia de Guadalajara, pero la proximidad a este famoso pueblo madrileño hace creer erróneamente que las cárcavas pertenecen a Patones de Arriba. Los de Madrid…. que nos apropiamos de todo. 😉

las-carcavas-de-patones

Cómo llegar a las Cárcavas de Patones en coche

Para llegar a las cárcavas de Patones vas a necesitar el coche porque todavía no llega hasta aquí el transporte público.

ruta-fácil-las-carcavas-de-patones

Desde Madrid lo primero que has de hacer es poner dirección a la autovía de Burgos, la A1 y continuar hasta que te encuentres con la salida 50 dirección a Torrelaguna. Coge este desvío y continúa por la N-320 hasta llegar a Torrelaguna. Después tendrás que seguir en dirección a Patones-Presa del Atazar por la M-102.

Atraviesa Patones de Abajo y continúa por la M-102. Verás que justo después del cartel que indica que entras en la provincia de Guadalajara hay un desvío, no lo cojas, continúa recto en dirección a la presa del Atazar por la M-134 hasta que llegues a la presa del Pontón de la Oliva, donde deberás dejar aparcado el coche.

las-carcavas-de-patones

¿Cómo llegar a las Cárcavas desde el Pontón de la Oliva?

El coche lo tienes que dejar en el aparcamiento Embalse del Pontón de la Oliva. Ojo porque aquí hay dos parkings. Para no tener ninguna duda de cual es busca en Google Maps, tendrás que aparcar en el que está debajo de la presa. En el mapa de Google está señalizado como “Aparcamiento bajo la presa Pontón de la oliva”.

ponton-de-la-oliva-madrid

Una vez dejes el coche antes de hacer la ruta fácil de las Cárcavas te recomiendo dar una vuelta por el embalse del Pontón de la Oliva, es una mega obra hidráulica que además de ser bonita, es la presa más antigua de Madrid.

El agua se transportaba desde aquí a través de canales hasta la calle Bravo Murillo de Madrid, casi nada. Se construyó bajo el reinado de Isabel II entre los años 1851-1858 en un terreno bien complicado puesto que esta zona está formada por calizas kársticas que provocaban un montón de filtraciones.

ponton-de-la-oliva-madrid

Tras dar una vuelta por esta impresionante infraestructura hidráulica regresamos a la carretera.  Tras subir un repechito nos metemos por una pista de tierra. El camino no tiene pérdida, aunque no verás ninguna indicación, no la necesitarás, porque verás las Cárcavas a lo lejos, simplemente sigue el sendero rodeado de olivos que va en su dirección.

ruta-facil-carcavas-patones

Recorriendo la Ruta Fácil de las Cárcavas

El sendero sube por la loma de una colina. Reconozco que cuando la ves da bastante pereza. No hace falta estar muy en forma, pero ojo que no es un paseíto por el campo, hay que subir bastante. Si no estás en forma tómatelo con tranquilidad porque la cuesta es bastante pronunciada y el suelo está bastante erosionado. Haz las paradas que sean necesarias, estás de fin de semana, esto es solo para disfrutar😊. Eso sí, no te olvides venir con calzado que agarre bien y no vengas muy cargado, porque si no la cuesta se te va a hacer bien dura.

ruta-facil-carcavas-patones

El trayecto es de unos dos kilómetros, es poco, pero la subida tiene un desnivel capaz de reventar los gemelos. Al regresar, es una bajada con bastante pendiente, así que ten cuidado de no resbalar y pegarte una buena zaparrada puesto que el suelo está bastante erosionado.

Vimos a familias con niños cargando con un montón de mochilas y no sé si al final fueron capaces de llegar hasta la parte de arriba, el mirador desde dónde se contemplan las Cárcavas de Patones. Para los niños pequeños este es un sendero que puede ser bastante exigente. Ten en cuenta que cuando vean la cuesta que les queda por subir, se pueden rajar a mitad del camino.

Una vez que hayas hecho todo el recorrido, el premio será tener unas vistas más que estupendas de esta curiosa formación. Un anfiteatro repleto de pináculos de color anaranjado. No hay barandillas así que ten cuidado cuando te asomes. Te recomiendo que recorras todo el perímetro de las cárcavas de Patones para ver las chimeneas desde diferentes ángulos.

ruta-facil-carcavas-patones

Las Cárcavas de Patones desde otra perspectiva

Nosotros quisimos tener otra perspectiva de las cárcavas de Patones así que antes de regresar al aparcamiento decidimos desviarnos y andar un poco más.

Atravesamos el campo y fuimos en dirección al río, queríamos ver las chimeneas de hadas desde abajo. Con la sequía que estamos padeciendo, el río estaba completamente vacío por lo que se podía caminar por su cauce. En caso contrario hubiera sido bastante complicado hacer este recorrido.

las-carcavas-patones

Anduvimos unos dos kilómetros hasta que llegamos a la base de las chimeneas.  La vista desde aquí es diferente, aunque ya te adelanto que es mejor verlas desde arriba.  Las chimeneas de hadas se alzan al cielo en un laberinto de montículos separado por los surcos que han dejado las torrenteras de agua. Las vistas no son espectaculares y no merece mucho la pena, ya que apenas se puede caminar entre ellas porque el suelo es de arena poco compactada.

las-carcavas-de-patones

Además, ten en cuenta que si estás en la parte de debajo de las Cárcavas luego no hay forma de subir, así que haz este recorrido solo si te apetece andar un poco más por el campo, pero no por las vistas.

Que tener en cuenta para venir a las Cárcavas de Patones

No te olvides de llevar agua y comida si tienes pensado pasar el día allí, pero lleva el peso justo, la cuestecita se la trae y no es para ir cargado.

-Lleva calzado cómodo y sobre todo que agarre bien.

-Trata de venir pronto, ya que lugares como las cárcavas de Patones cada vez son más conocidos y se peta de madri-domingueros ansiosos por respirar un poco de oxígeno campestre.

-La mejor época para venir es otoño, primavera o en un día soleado de invierno. En verano mejor evítalo porque con la cuesta que hay y al no haber árboles que den sombra puedes terminar convirtiéndote en un charco de sudor.

Evita completamente los días de lluvia ya que será realmente complicada tanto la subida como la bajada.

-Cuando estés arriba, en el mirador, no te acerques demasiado al borde, el suelo puede ceder. Es un suelo bastante inestable que puede ceder con el peso, así que ten cuidado. -Respeta el entorno, no dejes basura y si estás cerca de las chimeneas no las toques. Verás que es un lugar precioso, único y raro que todos debemos de cuidar cuando lo visitamos para que también las futuras generaciones puedan disfrutar de él.

las-carcavas-de-patones

¿Cómo se formaron las Cárcavas de Patones?

El espectáculo geológico que te encuentras en las Cárcavas se creó por la intervención de varios factores: la erosión sobre un terreno sedimentario, blando y sin vegetación que permitió durante milenios a la lluvia y al viento esculpir las chimeneas de hadas. El agua siempre busca su camino y al no ser filtrada por la tierra va modelando el exterior como si fuera de plastilina, creando un laberinto de grandes torreones verticales anaranjados, coronados algunos de ellos por una cabeza redonda. Esto sucede cuando la parte superior está formada por rocas más resistentes y a estas formaciones se las denominan chimeneas de hadas.

las-carcavas-de-patones

Las chimeneas de hadas no solo las vas a encontrar las cárcavas de Patones hay otros lugares en España dónde también las puedes ver como: Castildetierra, en las Bardenas Reales (Navarra), en los Aguarales de Valpalmas y Peña Sola de Collas, ambas en la provincia de Zaragoza y otro lugar dónde puedes encontrar chimeneas de Hadas en España es en las Señoritas de Arás, en Biescas, Huesca.

Fuera de nuestras fronteras uno de los lugares con las chimeneas de hadas más espectaculares del mundo lo encontrarás en la Capadocia, Turquía y también en Bryce Canyon en Utah, Estados Unidos, así como en Yehliu Geopark en Taiwán del que ya os hablé en este otro post.

¿Qué puedo ver en los alrededores de las Cárcavas?

Si vienes a pasar el día aquí también puedes ir a ver otros lugares interesantes en los alrededores.

Patones de Arriba

Ni que decir tiene que si no conoces este pueblo madrileño vayas a dar un paseo. Aunque no tiene mucho que ver, es uno de los pueblos con más encanto de la comunidad de Madrid., Da un paseo por sus calles para disfrutar de su arquitectura, todas las casas son de pizarra. Aquí encontrarás un montón de restaurantes dónde disfrutar de la gastronomía serrana, eso sí evita venir en fin de semana porque siempre está lleno.

patones-de-arriba

Cervera de Buitrago

Si eres de los que les encanta el mar y necesitas verte rodeado de agua ve hasta Cervera de Buitrago. Aquí hay un club náutico por lo que si tienes título de patrón y mono por izar velas es buen lugar para matar el gusanillo y si no lo tienes, no pasa nada, porque puedes tumbarte en la playa y dar un paseo por el embalse del Atazar para tener la sensación de que te has ido de escapada hasta un lugar costero.

cervera-de-buitrago

Torrelaguna

Si lo que te apetece es ver lugares con historia ve a Torrelaguna. Estuvo poblado desde la época de los celtas, aunque sSu mayor esplendor lo alcanzó durante los siglos XV y XVI. Aquí podrás disfrutar de antiguos palacios, casonas, edificios civiles y religiosos. Si te apetece conocer su historia y todos los secretos de este pueblo serrano, la oficina de turismo de Torrelaguna realiza rutas. Aquí te dejo su contacto por si te apetece hacerlo.

Embalse de El Villar

Este fue en su momento el embalse de España situado a mayor altitud y es uno de los más antiguos de la Comunidad de Madrid. Al principio del post os contaba que el embalse del Pontón Alto fue un auténtico fiasco por las filtraciones del terreno, la solución para abastecer de agua a Madrid se encontraría en 1873 con la construcción del embalse de El Villar. Si quieres seguir dando paseos por el campo aquí también se pueden hacer varias rutas de senderismo que te dejo en este enlace.

embalse-de-el-villar

La parte más impresionante de este embalse es la garganta por la que fluye el río Lozoya. En la carretera hay un mirador, en el que te recomiendo parar ya que la vista es impresionante. El agua se precipita en cascada bajando hasta la garganta, es una imagen de postal, que seguro te encantará.

Feliz fin de semana 🙂

8 comentarios en «Las Cárcavas de Patones»

  1. Querida defensora de las jurisdicciones de los pueblos de Guadalajara. La cantidad de sitios que no conozco a tiro de piedra de Madrid. Me parece una joya de sitio y espero poder ir a ver las cárcavas en vivo pronto. Felicidades por proponernos rutas de senderismo, que es una actividad que a mí me gusta mucho hacer.
    Un beso y feliz fin de semana

    Responder
    • Pues ya tienes uno para apuntar en tu lista de pendientes que esta la tienes al lado y además, te sirve de entrenamiento para tus rutas de allende los mares 🙂 Un beso Horacio

      Responder
  2. No solos los niños podrían dar media vuelta al ver la pendiente hacia la cima muchos adultos que yo me conozco se caerían rendidos y rodando! Nunca fui a ver las chimeneas… Me pasó cómo a ti: el pueblo, el Pontón de la Oliva, la escalada… Pero nunca llegué a las chimeneas. A ver si ocurre pronto. Un saludo, Bea!!!

    Responder
    • Jajaja oye como uno resbale te aseguro que cae rodando cual saco de patatas jejeje. Pues si no lo conoces márcate una ruta hasta allí y si puedes fuera de los fines de semana porque seguro que te gustan las chimeneas. Un abrazo David

      Responder
  3. Gracias por compartirlo, he de decir que a Patones (como la mayoría de los que vivimos en MADRID) hemos ido a visitar el pueblo y de paso a comer. Pero desconocía este lugar. En Toledo están Las Barrancas de Burujón, que también son cárcavas, y están relativamente cerca de Madrid.

    Responder
    • ¡Hola! ya sabes has de ir a conocerlo en cuanto deje de hacer este frío 🙂 yo me apunto tu sugerencia, no conozco las Barrancas de Burujón, he visto las fotos y me han parecido espectaculares. Muchas gracias por comentar y pasa buen domingo

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Guía Taiwán Que ver en un día en Aranjuez Los Jardines más bonitos de Madrid Ruta de los Castillos de Segovia Que ver en Anaga Tenerife
A %d blogueros les gusta esto: