Fushimi Inari Taisha: Como llegar desde Kioto y curiosidades

Hacer una excursión a Fushimi Inari Taisha desde Kioto no puede ser más fácil, si a esto le unimos que el lugar es de lo más fotogénico, lo convierte en uno de los destinos más turísticos que se pueden visitar en Japón. La sucesión de cientos de puertas torii en rojo bermellón resultan tan atractivas que, son uno de los iconos del país del sol naciente. ¡¡Vamos a conocerlo¡¡

Un vistazo a Fushimi Inari Taisha

Si estas en Kioto en pocos minutos podrás llegar aquí. Más que una simple excursión diría que es una pequeña ruta de senderismo, ya que Fushimi Inari Taisha está situado en la montaña sagrada Inariyama, rodeado por un entorno verde y boscoso en el que tampoco faltan los saltos de agua e incluso un pequeño lago.

El santuario sintoísta se fundó en el 711 d.C, así que cuenta con 1300 años de historia a sus espaldas. El recorrido hasta la cima es de unos 4 km, así que ten en cuenta que si quieres llegar hasta lo más alto de la montaña, en función de lo rápido que andes y de las paradas que vayas a hacer, te puede llevar unas dos o tres horas completar el camino de ida y vuelta.

excursion-fushimi-inari-taisha

La excursión consiste en un ascenso por los senderos dónde los torii rojos son los reyes del lugar. En algunas zonas hay tantos que es como pasar por un túnel. A este corredor infinito de torii se le llama Sebon Torii. Cuando visitéis Fushimi Inari, no solo os quedéis con la imagen de los torii, ya que además de éstos y de los muchos zorros de piedra de los que os hablaré más tarde, vais a ver muchas más cosas.

Os cuento la excursión que hicimos a Fushimi Inari Taisha desde Kioto y el significado de lo que os vais a encontrar en este lugar, para que antes de que lo visitéis, sepáis algunas curiosidades y conozcáis un poco más éste santuario.

¿Qué significado tienen las puertas Torii de Fushimi Inari?

Las puertas rojas que veréis en Fushimi Inari Taisha son la división entre el mundo físico y el espiritual. Hay más de 10.000 puertas torii que se dice pronto. Todos los torii de Fushimi Inari han sido donados por personas o empresas, como una muestra de gratitud al dios Inari por sus deseos cumplidos. Esta práctica de poner torii tras torii en la montaña se remonta al periodo Edo y hoy en día continúa viva.

fushimi-inari-taisha

No penséis que cualquiera puede donar una puerta tori en Fushimi Inari, sino que, solo si tienes mucha pasta lo podrás hacer. La más pequeña cuesta como mínimo unos 400.000¥ yenes (unos 3.400 euros) y esta cantidad corresponde a las puertas más pequeñas. Las grandes cuestan un millón de yenes, es decir unos 8.500 €.

En las inscripciones que podéis ver en cada uno de los torii, además del nombre del donante y la fecha en la que realizó la ofrenda, viene también su deseo de prosperidad, riqueza o salud. Así que, si lo pensamos fríamente y entendiéramos el japonés, las puertas torii son una sucesión de anuncios de grandes empresas o de gente potentada, pero bueno vamos a quedarnos tan solo con el punto espiritual.

excursión -fushimi-inari-tahisa

No os quedéis con las ganas de plantar vuestro torii en el santuario. En las tiendas de regalos que hay en Fusushimi Inari podéis comprar un mini torii. Los hay de todos los tipos e incluso podéis pedir que le graben vuestro nombre y la fecha en la que estuvisteis. ¡Pero ojo¡, nada de querer llevártelo de recuerdo a casa, ya que se considera de mala suerte sacar las puertas torii del santuario. Todas se han de quedar allí como tributo a Inari😊.

torii-fushimi-inari

¿Por qué son de color rojo bermellón los Torii de Fushimi Inari?

En su origen, el pigmento rojo bermellón se obtenía de la mezcla de mercurio con tierra roja. Desde la antigüedad se consideraba que este color era un amuleto contra las fuerzas del mal, así que no solo veréis este color rojo en los torii de Fushimi Inari sino que cuándo viajes por Japón, también lo encontraréis en otros edificios históricos japoneses.

toriis-rojos-japon

¿Quién es Inari?

Inari es el dios sintoísta del arroz, pero también es el dios de la prosperidad y de los negocios. Este es su santuario principal, pero en Japón hay nada menos que 30.000 santuarios dedicados a Inari. El cedro es el lugar donde habita Inari, así que se le considera un árbol sagrado

Los Otsuka

A lo largo de la montaña os encontraréis unas piedras grabadas con los nombres de los dioses que se llaman Otsuka. Los fieles las han dejado como ofrendas a lo largo de todos los senderos de la montaña. Aquí en Fushimi Inari hay más de 10.000.

Las piedra Omokaru Ishi

Además de ver torii, en Fushimi Inari puedes hacer un rito de adivinación. Hay una piedra que se llama piedra Omokaru, las verás encima de unas linternas japonesas. Os servirá para saber si se va a cumplir o no ese deseo oculto que tienes en mente..

piedra-omokaru-ishi-fushimi-inari-taisha

Después de echar unas monedas en una caja, tendrás que pensar en tu deseo. Para saber si se va o no a cumplir, has de coger la piedra Omokaru Ishi que tiene forma de bola. Si logras levantar la piedra y piensas ¡uy¡ si es menos pesada de lo que pensaba, ¡ole¡, porque entonces sí cumplirá tu deseo. Sin embargo, si cuándo quieres cogerla no puedes con ella y piensas que solo podría levantarla el mismísimo Urtain, me temo que tu deseo no se hará realidad.

Los Okami, los zorros de Fushimi Inari Taisha

Cuando vayáis de excursión a Fushimi Inari Taisha seguro que veris varios Okami en el santuario. Los Okami son unos zorros de piedra que llevan un babero de tela. Los veréis a lo largo de todos los senderos y en todos los tamaños. Os preguntaréis quienes son estos zorros y porqué están allí, pues bien, es que son los mensajeros y guardianes del dios Inari.

okami-fushimi-inari

En su boca puede llevar varias cosas: una espiga de arroz que simbolizara una buena cosecha, también los veréis con una llave, como símbolo del intelecto o con una bola que simboliza la prosperidad empresarial.

okami-zorros-japon

En uno de los santuarios os encontraréis unas cabezas con forma de zorrito que son papel. Son los “zorros ema” podéis dibujarles la cara y escribir en ellos un deseo.

Excursión a Fushimi Inari

Estábamos en Kioto y decidimos pasar la tarde en Fushimi Inari Taisha. Ese día el termómetro no perdonaba y marcaba unos implacables 45 grados. Pese a que no era el mejor día para hacer senderismo no nos rajamos y 15 minutos después estábamos plantados delante de las puertas del santuario.

Deambulamos un rato por la zona dónde se encuentra el santuario principal en el que estaban oficiando una ceremonia.

Allí veréis muchas placas de Ema, son unas pequeñas tablillas de madera en la que se escriben los deseos, junto a ellas, veréis también un montón de grullas de papel. En el país del origami, las grullas de papel nunca faltan en los santuarios. Son una tradición japonesa que inició una niña en Hiroshima tras caer la bomba atómica y que posteriormente enfermó de leucemia. Para sanarse decidió hacer mil grullas de papel. La tradición en Japón dice que, si logras hacerlas tras el esfuerzo, serás recompensado por los dioses y tu deseo se cumplirá. Así que son un símbolo para abandonar el dolor y seguir hacia delante con la esperanza de un futuro mejor.

Aquí también podéis comprar Omikuji. Estás son como las galletas de la fortuna chinas, pero sin galleta. Son unas predicciones que vienen escritas en papel y que encontraréis también en la mayoría de los templos japoneses.

Dependerá del azar y de tu buena fortuna que la predicción que haya en el papelito sea buena…o no. Así que para los que les ha salido una caca de predicción, veréis un montón de papelitos atados en unas cuerdas de alambre en el exterior del santuario. Son de aquellos a los que le ha salido un mal presagio y los dejan allí, para dejar atrás la maldición gitana.

Después de cotillear, nos dirigimos hacia las escaleras para iniciar la ruta. Nos encontramos con dos filas de toriis. Cuando estés delante y pienses el camino a escoger no te preocupes ya que no importa cual elijas, ambas te van a llevar al mismo sitio, la cima de la montaña. Aunque has de saber, que lo correcto es subir por el lado izquierdo y bajar por el derecho.

toriis-en-fushimi-inari

El inicio del recorrido es la parte en la que te vas a encontrar más gente. No te agobies porque a medida que tú vayas subiendo, verás que la gente se va rajando, por lo que el número de turistas irá descendiendo.

Fuimos avanzando y nos internamos en el Senbon Torii, la zona en la que hay mil torii, tan juntos que casi no se puede filtrar la luz del exterior.

A lo largo del camino os iréis encontrando varios santuarios. El más grande que hay en la montaña es el Kumataka-sha.

Después, la cuesta se pronuncia y los peldaños cada vez suben más y llegas a un cruce que tiene forma de T dividido en tres direcciones, el sendero de la derecha lleva hasta Yotsutsuji, desde aquí ya te quedará menos para llegar hasta la cima de la montaña. Una vez llegues podrás contemplar Kioto desde lejos.

Mejor momento para visitar Fushimi Inari

Este es un lugar muy fotogénico, así que, si eres de los que te gusta la fotografía, te preguntarás cual es el mejor momento para ir a Fushimi Inari, considerando que es un lugar que normalmente está petado de gente por lo turístico que es.

Se puede subir por los senderos de torii durante las 24 horas del día, lo único que cierra por la tarde son los santuarios. Así que el mejor momento para visitar Fushimi Inari es a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar las manadas de turistas. Éste es el mejor momento para pasar por los túneles torii casi solo.

Podéis ir de noche, pero no tiene mucho sentido, ya que lo chulo es poder contemplar la sucesión de puertas rojas con el rojo rabioso brillando al sol. Solo merece la pena visitar Fushimi Inari de noche cuando se celebra el festival de las linternas ya que es cuándo se iluminan los torii con farolillos. Este festival se llama Motomiya y tiene lugar los días 16 y 17 de Julio.

No te agobies cuando veas que los turistas lo inundan todo, ya que a medida que vas subiendo la montaña te vas a encontrar menos gente. Así que aun yendo en hora punta, tendrás la oportunidad de hacer fotos evitando las hordas turísticas.

Nosotros fuimos en agosto y sudamos tinta…. pero japonesa. La mezcla de calor y humedad era terrible. Esta no es la mejor época para ir a Fushimi Inari porque era como estar en una auténtica sauna. Lo bueno es que tampoco nos encontramos con mucha gente.

toriis-fushimi-inari-taisha

Hay otros días a lo largo del año en los que es mejor no ir, salvo que quieras estar como piojo en costura. Evitar ir a Fushimi Inari Taisha del 1 al 3 de enero durante el año nuevo japones, así como en la llamada semana dorada del 27 de abril al 6 de mayo, ya que ambos periodos se celebran festivales multitudinarios y está completamente lleno.

En el santuario Fushimi Inari se realizan todos los meses del año celebraciones, si queréis hacer coincidir vuestra visita con alguno de sus festivales consultar la página web del santuario, ya que ahí vienen explicados todos los que hay mes a mes.

Como llegar a Fushimi Inari Taisha Desde Kioto

Llegar a Fushimi Inari desde Kioto es muy fácil . Pero también es fácil si decides venir desde otra ciudad. Nosotros fuimos en tren. Es la forma más fácil para llegar, ya que hay mucha frecuencia.

En Fushimi Inari hay dos paradas de tren:

Si os habéis sacado un JR Pass lo puedes usar para llegar hasta aquí desde Kioto. La parada en la que os tendréis que bajar es JR Inari. Si coges el tren en Kioto tenéis que buscar la Línea JR Nara, es la segunda parada. Encontraréis fácilmente el andén de ésta línea en la estación de Kioto porque pone 8-9 Inari. Tienes que tener cuidado y coger el tren local, porque el expres no para en Inari. La parada de tren JR Inari te va a dejar frente al santuario.

como-llegar-fushimi-inari

Si quieres venir en el Keihan Electric Railway te deberás bajar en la estación de Fushimi Inari y desde aquí llegarás en un paseo de 5 minutos. Si tenéis dudas consultar la página de la estación de Kioto.

También el bus llega hasta aquí la parada es Inri Taisha Mae está a 7 minutos del santuario

Si cuando hayáis terminado el recorrido os da un ataque repentino de hambre, no os preocupéis ya que encontraréis varios restaurantes y casas de té.

No te sorprendas si ves a la parrilla unas brochetas de pajaritos, son gorriones. Lo pobres gurriatos son los mayores enemigos de las siembras de arroz, así que algo típico, es zamparse una brocheta de gorrión a la brasa en alguno de los restaurantes que hay en Fushimi Iniari. Todo sea para defender a Inari de cualquier ataque alado.

Si queréis completar el día con otra excursión podéis ir hasta Nara para ver sus ciervos. Pero esa es, otra historia.

excursion-fushimi-inari-tahisa

Feliz fin de semana 😊

13 comentarios en «Fushimi Inari Taisha: Como llegar desde Kioto y curiosidades»

  1. En Fushimi Inari Taisha no pierdes el tiempo del porvenir, eh? Me imagino comprando Omikuji, levantando la piedra Omokaru, escribiendo en los Zorros Ema, rezando al dios Inari e incluso besando el rojo bermellón de las puertas. Mi deseo sería fácil de adivinar, aunque no sé si de cumplirse. Un abrazo muy grande!!!

    Responder
    • Yo ahora si estuviera allí, tendría más que seguro el mismo deseo secreto que tienes tu y eso sin hablar contigo. Habrá que hacer un levantamiento de piedra virtual y a la vez cruzando los dedos porque los dioses no nos escuchan, jaja Un beso David, ánimo cada vez queda menos

      Responder
  2. Me ha encantado, me parecen chulísimos los Tori bermellón, son superfotogenicos. En 2005 en Nueva York montaron una exposición «the Gates» de miles de puertas con el mismo color en central park. Yo creo que era inspiracion en estos Tori.
    Me parece tan curioso que los japoneses sean tan místicos y creyentes en los rituales. Eso de que si no te gusta el futuro lo ates a un palo y lo dejes atras me parece lo más. Por cierto, a ti qué tal se te dió levantar las piedras…a ver si nos levantas una muy grande para que salgamos pronto de viaje. Me han dicho que Villaverde alto está precioso en esta época del año. Un beso.

    Responder
    • Jajaja pues no lo probé:) normalmente hay bastante gente que quiere levantar las piedras así que con el calor que hacía no te cuento lo que era esperar al sol. Efectivamente en el papelito de la suerte nos ha tocado conocer Madrid y alrededores y no podemos dejar el papelito en ningún sitio, así que lo tendremos que utilizar. Bss y pasa muy buen sabado

      Responder
  3. Bea, qué buenos recuerdos !!! Yo también tengo el mismo deseo secreto que tú pero me siento fuerte para levantar la piedra y cambiar esto!!!!!!
    Muy bueno el post … Gracias!!!

    Responder
    • Jejeje¡¡¡ madre mía que calor pasamos, hay que levantar todas las piedras que nos encontremos en el camino para despejarlo:) y que quede como antes:) Muchos besos

      Responder
  4. Es una fantasía caminar tus caminos en tu paseo por Fushimi Inari Taisha. Todos los colores son muy llamativos . Los japoneses siempre tan tradicionales y por eso llama la atención su cultura. Como suele suceder en tus crónicas, las fotos también juegan un lugar preponderante porque nos permite visualidad mejor tus correrías y como son de antísima calidad, pues ni más ni menos es como estar leyendo National Geographic. Seguramente estarás deseosa de volver a tus viajes. Pronto tendrá que pasar este mal trago. Amanecerá y veremos que pasa. Un gran abrazo y espero que te encuentres bien por casa y con mucha salud.
    Saludos
    Manuel

    Responder
    • Hola Manuel, difícil va a ser a corto plazo que me pueda ir de viaje. Ahora mismo me conformo tan solo con dar un paseo por Madrid tranquilamente a ver si este fin de semana podemos hacerlo, solo con estirar las piernas ya seré feliz¡¡. Este año no quedará otra que recorrer España que también tiene lugares muy espectaculares.Espero que amanezca un día en el que podamos andar tranquilamente por la calle sin contagiarnos, eso ya será una gran alegría. Un beso Manuel y espero que vosotros en Chile estéis también muy bien:)

      Responder
      • España tiene muchos sitios turísticos para visitar y con tu visión de experta en esos menesteres, de seguro que le sabrás sacar provecho para beneficio de nosotros, tus ávidos seguidores.
        Por Chile, todo bien. Seguimos confinados pero uno se las ingenia para pasarlas en armonía. Este fin de semana también se puede salir unas horas al parque.
        Cuídate que lo más importante es la salud. Además quiero seguir apreciando tu sonrisa encantadora que ilumina tu rostro.
        Un gran beso, belleza.
        Manuel

        Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: