Ulán Bator, qué ver en la capital de Mongolia

Llegamos a la capital de Mongolia, Ulán Bator, la ciudad con más “vidilla” del país puesto que casi la mitad de la población de Mongolia vive aquí. En esta etapa del viaje, cambiaríamos los infinitos cielos azules por las grises casas de color hormigón, los yaks por los coches y los pastores nómadas por una mezcla de modernos ejecutivos y gente llegada de las estepas que no se quitaban sus tradicionales deel ¿Qué hay de interés en la capital de Mongolia? ¿Hay algo que ver en Ulán Bator? Hoy recorremos sus calles para descubrir los rincones más interesantes.

ulan-bator-que-ver

Recorriendo Ulán Bator

En Ulán Bator fue dónde comenzó y terminó nuestro recorrido por Mongolia. Aquí pasamos tres días, visitando templos, museos, recorriendo sus calles y haciendo compras.  

La última vez que os hablé de Mongolia nos habíamos quedado en el lago Khovsgol. Desde allí fuimos al aeropuerto de Moron para coger el vuelo que nos llevaría a la capital de Mongolia.

Durante todo el mes solo habíamos dormido en Gers, así que solo con pensar que al llegar a Ulán Bator íbamos a dormir en un hotel con un baño para nosotros solos, no dábamos crédito, era para nosotros un auténtico lujo asiático. Además, tendríamos wifi y hasta cobertura, algo que ya comenzábamos a echar de menos después de tantas semanas de desconexión.

que-ver-en-ulan-bator

Llegamos al hotel, tras una ducha y enviar unos cuantos WhatsApp a la familia para que supieran que aun continuábamos vivos, nos lanzamos a la calle.

Pero antes de ir a la calle voy a recomendarte algo: En Ulán Bator no esperes encontrar números en las puertas de las casas, así que, si quieres ir a algún lugar en concreto y no volverte loco en el intento, lo mejor es que uses alguna APP gratuita como Maps.Me o Google Maps que funcionan sin necesidad de datos y te facilitará mucho la vida para encontrar todos los lugares de interés que hay que ver en Ulán Bator

que-ver-en-ulan-bator

Ulán Bator tiene rincones interesantes, pero lo que a mí más me gusto de la ciudad fueron sus templos. Ya te he contado en otras entradas del blog sobre Mongolia, lo difícil que era encontrar en el país monasterios en pie, puesto que durante la purga comunista fueron destruidos casi todos, pero Ulán Bator es una excepción y aquí podrás ver templos chulos.  Otro de los atractivos que tiene Ulán Bator son sus museos.

Si te preguntas si merece la pena o no conocer la capital de Mongolia porque solo vas a estar de paso o en el caso de que no tengas muchos días para conocer el país, te diría que al menos reserves un día para conocerla.

que-ver-en-ulan-bator

El pasado comunista de las cartillas de racionamiento quedó atrás, pero como recuerdo de aquellos tiempos en Ulán Bator aún permanece la fea y anodina arquitectura de la era soviética, pero que no te engañe, porque en Ulán Bator también verás un moderno distrito financiero, señal inequívoca de que como en el resto del mundo aquí también ha llegado con ganas el capitalismo. Y, hablando de capitalismo, aquí todo lo que compramos lo pagamos en efectivo. Lleva dinero contante y sonante porque el tema de las tarjetas de crédito salvo en los hoteles y en algunas grandes tiendas, aún no está muy extendido.

que-ver-en-ulan-bator

Ulán Bator está rodeada por cuatro montañas sagradas. Tiene una avenida principal que atraviesa toda la ciudad se la conoce como “Peace Avenue”. Es la calle con más actividad de la ciudad, está llena de comercios y restaurantes. Justo en el centro se encuentra uno de los lugares que no os podéis perder en Ulán Bator.

sukhbaatar-square-que-ver-en-ulan-bator

Que ver en Ulan Bator

Sukhbaatar Square

El año 1921 fue una fecha importante para Mongolia, ya que logró independizarse de China. Para conmemorar esa fecha, se levantó en el centro de la plaza una escultura ecuestre del héroe que lo consiguió, Damdin Sükhbaatar, a esta plaza se la bautizaría con su nombre.

Como en otras plazas del mundo este es el lugar donde se hacen conciertos, ceremonias y mítines, pero cuando la visitamos solo había niños pequeños que alquilaban cochecitos eléctricos para sentirse conductores por un día.

sukhbaatar-square-que-ver-en-ulan-bator

Verás también unas gigantescas esculturas de bronce. La más impresionante es la del temible Genghis Khan rodeado por Ogedei y Kublai Khan, así como de un par de famosos soldados mongoles. A sus espaldas se encuentra el Parlamento Mongol.

sukhbaatar-square-ulan-bator

Rodeando esta plaza verás algunos edificios emblemáticos como la Oficina Central de Correos (CPO) y el Palacio de la Cultura, la Galería Nacional de Arte Moderno de Mongolia y otras instituciones culturales

En una de las esquina hay un edificio rosa salmón, es el teatro estatal de ópera y ballet. El edificio rojo es la sede de la bolsa de Mongolia y frente a éste verás un parque donde se encuentra el km 0 de la ciudad, vamos el equivalente a la puerta del sol de Madrid. Cerca del centro de la plaza, busca una placa en la que se enumeran los antiguos nombres de la ciudad.

sukhbaatar-square-ulan-bator

El Monasterio Gandan

De todos los lugares que hay que ver en Ulán Bator hay uno que destaca sobre todos ellos, la joya de la corona de la capital, el Gandan monastery construido en 1838. Este fue uno de los pocos monasterios del país que logró salvarse de la destrucción soviética y es de los pocos monasterios que podrás ver en Mongolia.

gandan-monastery-ulan-bator

Realmente el monasterio se llama Gandantegchinlin, nombre impronunciable que significa algo parecido a «el gran lugar de la alegría completa». En su interior hay dos templos y sirve de alojamiento para los monjes budistas.

En el llamado templo Ochidara es dónde se realizan las ceremonias budistas. Se hacen por la mañana, así que si vienes pronto podrás presenciarlas. Ten en cuenta que por la tarde la mayor parte de las capillas están cerradas, así que si quieres conocer el monasterio Gandan mejor ve a primera hora.

gandan-monastery-ulan-bator

Como en cualquier templo budista no olvides que lo tienes que recorrer siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Sigue a los locales que como buenos budistas, seguro estarán haciendo el «kora». Verás una estatua gigante de vidrio que se llama Tsongkapa, es el fundador de la secta Gelugpa, la del budismo amarillo, mayoritaria en el país.

gandan-monastery-ulan-bator

Da una vuelta por los todos los edificios. Hay una universidad y cuatro colegios de filosofía budista, verás a los monjes rezando eternas letanías o estudiando los textos sagrados.

gandan-monasteryr

Pero la atracción del monasterio Gandan se encuentra en uno de los edificios blancos. En su interior verás una gigantesca estatua dorada, la del «Buda de la Felicidad». Esta estatua es una réplica, la original se construyó a iniciativa del octavo Bogd Khan que, cegado por la sífilis, pensó que echando unos rezos al gigantesco buda le devolvería la visión. Durante el periodo comunista lo de los rezos no se llevaba mucho, así que decidieron fundirla y convertirla en balas, irónico final para un buda feliz.

gandan-monastery

La estatua mide 26 metros de altura y no te pienses que está hueca. En su interior hay: 334 sutras, 27 toneladas de hierbas medicinales, dos millones de paquetes de mantras, además de un ger entero con muebles. ¡Qué te parece lo que puede haber dentro de una estatua! Ni el caballo de Troya.

gandan-monastery-ulan-bator

La entrada al monasterio Gandan cuesta 4.000 tugrik (más o menos euro y medio) pero como seguro vas a querer hacer fotos, sobre todo de la estatua, te recomiendo que pagues los 2,50€ para hacer fotos si no quieres ser perseguido por el monje que vigila la estatua durante todo el recorrido.

gandan-monastery-ulan-bator

Monasterio Geser Sum

Muy cerca del monasterio Gandan se encuentra otro monasterio interesante que ver en Ulán Bator, el monasterio Geser Sum. Fue fundado durante el s. XIX en la época en la que los manchús dominaron el país. Se construyó con dinero que donaron los chinos así que su estética rezuma estilo chino por todos sus costados.

geser-sum-ulan-bator

Cuando el gobierno se apropió del edificio le dieron un uso completamente diferente, convirtiéndose en el «Centro de danza y canto del ejercito fronterizo» gracias a esto el edificio se salvó de la demolición.

Palacio de Invierno del Bogd Khan

Este era uno de los 4 palacios que tenía el Bogd Khan, el emperador de Mongolia. Se construyó con el aspecto de un edificio de la Rusia zarista, algo que mosqueo mucho al emperador manchú por lo que pronto se dedicaron a incluir en la fachada patrones de loto y adornos budistas.

geser-sum

Es un lugar curioso que ver en Ulán Bator, en su interior hay una exposición de objetos personales del emperador, incluido su trono y cama. Además del museo en el complejo hay algunos templos.

Templo Makhranz

Si has llegado hasta esta zona de Ulán Bator, no puedes perderte el templo de Makhranz, está en uno de los lados del muro del palacio de invierno. Unos dragones dorados flanquean la frase “El templo de la sabiduría y desarrollo” escrito en letras sanscritas, tibetanas, chinas, manchúes y por supuesto en mongol. Se construyó en 1893 junto con las figuras de papel maché de los «4 Makharanz». Es una leyenda budista sobre los continentes, el centro del universo y los dioses protectores de cada uno de ellos.

Museo Nacional de Historia de Mongolia

Uno de los mejores museos que podéis ver en Ulán Bator es el Museo Nacional de Historia de Mongolia.

En sus cuatro pisos pega un repaso a las diferentes etapas de historia del país comenzando por la Edad de Piedra. Aquí puedes ver “piedras de ciervo” de las que ya te hablé en este post. Después, recorre la etapa del gran imperio mongol, la soviética, su independencia de China y su viaje hacia el capitalismo.

En la segunda planta puedes ver cuáles son las diferentes etnias que hay en Mongolia con una estupenda colección de trajes, fotografías, joyas tan imponentes como pesadas. Algunas pesan más de 25 kilos y engalanaban los cuerpos de los nómadas de las estepas.

El tercer piso nos lleva a los tiempos de Genhis Khan y sus fieras hordas de guerreros. Verás armaduras, sillas de montar así como artefactos y utensilios que utilizan los nómadas.

museo-nacional-historia-que-ver-en-ulan-bator

Es uno de los lugares que tienes que ver en Ulán Bator, para conocer de cerca la historia y cultura mongola. Está ambientado con música, sonidos y audiovisuales que amenizan todo el recorrido. La entrada cuesta 10,000 tugrik (unos 3€).

Central Museum of Mongolian Dinosaurs

Hubo un tiempo que los Velociraptors y los Tarbosaurus batar campaban a sus anchas por el desierto de Gobi. Mongolia es el paraíso paleontológico para los amantes de los dinosaurios. Ya te conté cuando recorrimos el desierto de Gobi, el museo de los horrores que visitamos. Nada que ver con el de Ulán Bator.

Si eres un amante de los dinos has de venir aquí para conocer el Central Museum of Mongolian Dinosaurs. Verás de cerca los espectaculares esqueletos completos del primo del Tiranosaurus Rex, el Tarbosaurus Batar, Oviraptor, Velociraptors, huevos de dinosaurios, o impresionantes cráneos. Hay ejemplares excepcionales. Abre todos los días de 10:00 a 7:00 y de 9:00 a 6:00.

museo-dinosaurios-ulan-bator

Mercado Negro Naran Tuul

Todos los días del año, excepto los martes, se colocan de 9:00 a 19:00 los puestos del Mercado Negro de Ulán Bator, llamado también Naran Tuul.

Para llegar no te queda otra que coger un taxi, puesto que se encuentra en las afueras de de la ciudad, en Narnii Rd esquina con Nam Yan Ju St.

ulan-bator-que-ver

En el mercado Negro de Ulán Bator se venden todo tipo de objetos, ropa y útiles para los locales. Pero si estás buscando la ropa tradicional, los «deel» que llevan los nómadas de Mongolia, aquí también la vas a encontrar. Hay secciones de alfombras, muebles, botones, abrigos, bufandas, gigantescos sombreros peludos para protegerse de las temperaturas gélidas, botazas de cuero e incluso joyas. Pero también verás objetos de la vida diaria como rollos de papel higiénico o palanganas de plástico.

ulan-bator-que-ver

Es un lugar curioso dónde puedes pasar un rato entretenido en Ulán Bator, eso sí ojo con tus pertenencias.

Y siguiendo con las compras, si no quieres marcharte de Mongolia sin comprar algún recuerdo, los encontrarás en el State Department Store, está muy cerca Sukhbaatar Square, en Peace Avenue. Si paseas por esta calle verás muchas tiendas de cosmética, es un buen lugar para los fans de la cosmética coreana, porque aquí todos los potingues cuestan la mitad de precio que en Corea.

ulan-bator-que-ver

Choijin Lama Temple

Otro de los lugares que ver en Ulán Bator es el Choijin Lama Temple un híbrido entre templo y museo. Es como una isla flanqueada por feos edificios de la época soviética. En 1904 nació este conjunto de templos budistas que se dedicaron al que fue oráculo del Estado, el lama Lubsanidub que a su vez era hermano del octavo Bogd Khan.

Choijin-Lama-Temple-ulan-bator

El interés de ver estos templos reside en las esculturas, artefactos religiosos y piezas de temática religiosa que hay en su interior, desde estatuas del s. XVIII, a mascaras ceremoniales Tsam o tankas de seda.

En su interior hay un ger de cemento que es una tienda de souvenirs donde puedes comprar recuerdos budistas a buen precio.

Choijin-Lama-Temple-ulan-bator

La estación de tren de Ulán Bator

Uno de los trayectos de ferrocarril más famosos y kilométricos del mundo es el Transmongoliano y el Transiberiano, que une Moscú con Pekín y tiene parada en esta estación.

estación-tren-ulan-bator

En verano esta ruta se hace una vez a la semana y cada dos días en invierno. El trayecto de Moscú a Pekín lleva 5 días. Quizás si estás haciendo esta ruta la estación de Ulán Bator será tu primera parada en Mongolia. Es una estación bastante adusta pero mítica. En su interior podrás ver antiguas locomotoras de la época soviética.

estación-tren-ulan-bator

Si vas a estar más días en Ulán Bator, al sur de la ciudad se encuentra el Zaisan Memorial, un memorial soviético con un sakyamuni de 16 metros de altura, nosotros no fuimos por pura vaguería.

Seguro que ya se te ha hecho de noche y te estarás preguntando dónde ir a tomar unas copas. Pues te recomiendo que termines el día en Seoul Street, ya que seguro encontrarás un bar dónde tomarte algo y conocer gente local.

Feliz fin de semana 😊

7 comentarios en «Ulán Bator, qué ver en la capital de Mongolia»

    • Sí es un lugar del que poco se habla, un lugar diferente poco frecuentado por el turismo, por lo que lo hace más auténtico.
      Pasa muy buena semana:)

      Responder
  1. Querída viajera esteparia,
    Pues sí que da de sí la capital de Mongolia. Yo desde luego que me hubiese vuelto con un par de esas botas de e cuero de colores, que me las pondría en escasas ocasiones en Madrid,pero seguro que no pueden faltar en cualquier fondo de armario. Soy amante de los trenes y los dinosaurios, así que el museo y la estación del transmongoliano las tendré sin duda entre mis prioridades. Se estará fresquito en Ukan Bator, Madrid es un horno crematorio… Besos y feliz finde

    Responder
    • No me quiero ni imaginar ese look genghis Khan por el centro de Madrid y un sombrero peludo para la siguiente Filomena y terminas de hijo predilecto de la ciudad No me des ánimos con lo del horno crematorio que cojo un avión a Ulán Bator de nuevo. Pasa muy buena tarde

      Responder
  2. Comparto contigo la increíble sensación de llegar a un hotel después de días de tiendas de campaña en el medio de la nada, gers, yurtas, etc. Es como una locura de alegría como si nunca hubieses pisado un establecimiento de esos. Increíble ¿verdad?, pero gustoso al infinito.
    El contraste entre los grises y anodinos edificios del comunismo dan paso a los modernos y acristalados, es curioso de ver.
    Interesante este paseo por la capital de Mongolia. Hemos viajado gracias a ti y eso, a día de hoy, es un lujazo.
    Feliz Finde

    Responder
    • Así es, la sensación era como si nunca hubiéramos estado en un hotel. De todas formas lo mejor de esto es darse cuenta que a los pocos días te acostumbras a cualquier cosa y tampoco echas de menos las comodidades. Mira si con el post te he hecho viajar a Ulán Bator, ya lo doy por bueno . Buen domingo

      Responder
      • Me ha hecho recordar la locura de entrar en un hotel después de 20 días y fue sorprendente para mí misma y después viajarrrrrrrrr. Ay !!!!!
        Buen domingo para ti también

        Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Guía Taiwán Que ver en un día en Aranjuez Los Jardines más bonitos de Madrid Ruta de los Castillos de Segovia Que ver en Anaga Tenerife
A %d blogueros les gusta esto: