Qué ver y qué hacer en Kuching: Aventura en Borneo

Kuching quizás sea la ciudad más bonita y entretenida de Borneo. Cuando llegamos nos chocó ver en las rotondas esculturas y grafitis de gatos, pero ¿Por qué hay tanto gato aquí? Hay una explicación, en “bahasa” Kuching significa “gato” por lo que la ciudad rinde tributo a los mininos en muchos de sus rincones y hasta tienen un curioso museo dedicado a ellos.

que-ver-en-kuching

Kuching está situada en la parte malaya de Borneo. La razón por la que vinimos hasta aquí no fue solo para ver esculturas de gatos😜, sino que la ciudad nos sirvió como base para explorar esta zona de la isla de Borneo.

que-hacer-en-kuching

En sus alrededores hay mucho tomate. Kuching está rodeada de parques nacionales en los que se puede ver desde orangutanes a monos narigudos. En otros se puede disfrutar de una floración alucinante dónde las orquídeas conviven con plantas carnívoras e incluso se puede ver la flor más grande y apestosa de la tierra, la rafflesia.

excursiones-kuching

Cerca de Kuching también se pueden visitar cuevas imponentes o pasar la noche con una de los muchos grupos étnicos que viven en Sarawak. Íbamos a pasar una semana de lo más entretenida.

¿Quieres saber que ver y que hacer en Kuching? Pues vamos a explorar tanto la ciudad del gato como sus alrededores. Veamos si tiene suficientes alicientes como para venir hasta aquí.

que-hacer-en-kuching

Excursiones en Kuching

Como una de las mejores cosas que hacer en Kuching es explorar los alrededores, aquí pasamos una semana. Nos dio tiempo suficiente para conocer todas las cosas de interés que hay en esta zona de Sarawak.

que-ver-en-kuching

No es una ciudad muy turística así que te sientes rápidamente como un local. Los precios son buenos, pero las excursiones, al no haber tanta competencia entre las agencias no salen baratas.

que-ver-en-kuching

La mayor parte de las agencias se encuentran en el paseo que está frente al río en el Waterfront (la calle es Jalan Main Bazaar). Aquí encontrarás una tras otra una sucesión de agencias de viaje que ofrecen prácticamente las mismas excursiones. Nosotros fuimos comparando los precios y al final lo hicimos con Borneo Adventure – Tours & Travel.

que-hacer-en-kuching

 Si contratas varias excursiones con la misma agencia tendrás margen para regatear y te harán mejor precio.

Para movernos en Kuching utilizamos el taxi, ya que es bastante barato. Pero tienes otra alternativa que funciona bien en Malasia, podéis usar Grab, que es el equivalente a Uber.

También utilizamos la barca local, ya que es la mejor forma atravesar el río y es muy barata.

Alojamiento en Kuching

Estuvimos en dos hoteles. Los cuatro primeros días los pasamos en el Puteri Wing – Riverside Majestic Hotel tenía buena ubicación y personal muy agradable, pero decidimos cambiarnos porque en las habitaciones había una humedad tremenda. Además, por la noche un generador no paraba de hacer un ruido tremendo por lo que decidimos cambiarnos.

alojamiento-kuching

El segundo hotel en el que estuvimos fue el Abell Hotel. Solo puedo ponerle una pega que el desayuno era caro. Lo solucionamos yéndonos a desayunar a los cafés que hay en los alrededores del hotel.

Semenggoh Wildlife Center

Si queréis ver de cerca orangutanes, id hasta el Centro de Vida Silvestre de Semenggoh. El centro se encarga que tanto los orangutanes huérfanos cómo aquellos que han sido rescatados del cautiverio se reintegren en la selva y sean capaces de sobrevivir en la naturaleza.

que-ver-en-kuching-semenggoh-wildlife-center

Ver de cerca los orangutanes siempre es emocionante, pero si ya conoces otros centros de recuperación de orangutanes como los que hay en Tanjun Puting (en la parte de Borneo que pertenece a Indonesia), este te parecerá que se queda muy corto. Sé que las comparaciones son odiosas, pero nos pareció que no había color.

que-ver-en-kuching-semenggoh-wildlife-center

Si nunca has visto orangutanes de cerca, aquí tendrás la oportunidad de verlos en semilibertad. Ojo, que precisamente como están en semilibertad no hay ninguna garantía de que puedas verlos.

El centro de Semenggoh está a unos 30 km de Kuching por lo que se llega muy rápido. Ten en cuenta que, durante la temporada de lluvias, es decir de noviembre a febrero será más difícil verlos, ya que en la selva pueden encontrar más fácilmente alimento y no se acercan hasta aquí.

Pero si vienes a Kuching fuera de la temporada de lluvias entre marzo y octubre, acércate hasta el Centro de Vida Silvestre de Semenggoh porque entonces si tendrás más opción de ver orangutanes.

Dos veces al día les dejan comida en una estación de alimentación dónde acuden a comer, así que para tener más opciones de verlos tienes que venir durante estas horas.

que-ver-en-kuching-semenggoh-wildlife-center

Los horarios de alimentación son de 9:00 a 10:00 y de 15:00 a 16:00. La tarifa de entrada al centro es de 10 RM para adultos y 5 RM para niños.

Puedes llegar hasta aquí en una excursión que puedes contratar en Kuching o venir en taxi por tu cuenta. Nosotros contratamos una excursión en Kuching (guía y coche), pero sinceramente no mereció mucho la pena, un señor vino con nosotros como si fuera un turista más y sin dar ninguna explicación, para eso hubiéramos ido solos.

que-ver-en-kuching-semenggoh-wildlife-center

Una vez llegas a Semmengoh, el personal del parque te da una charla sobre los orangutanes, después fuimos hasta las plataformas dónde les dejan la comida para verlos de cerca.

Excursión al Parque Nacional Bako

Visitar el parque nacional Bako es una de las mejores cosas que hacer en Kuching. Aunque se puede ir en una excursión de un día, merece la pena que reservéis al menos un par de días para conocerlo más a fondo.

parque-nacional-bako-malasia

Si queréis saber que senderos recorrer, lo que vimos en Bako y como llegar, echad un ojo a este otro post en el que os cuento nuestra experiencia allí y los datos prácticos sobre este parque, uno de los mejores parques que ver en Kuching. Los protagonistas de Bako son los monos narigudos y el senderismo por la selva.

parque-nacional-bako

El Parque Bako se puede visitar de forma independiente, sin guía o puedes organizarlo a través de una agencia de Kuching en el que se incluya los traslados, tarifa de admisión, alojamiento, comidas y un guía.

Conoce la flor más grande y apestosa del mundo en el Parque Nacional Gunung Gading

La Rafflesia es la flor más grande y apestosa del mundo y si haces una excursión al Parque Nacional Gunung Gading la podrás ver de cerca. La Rafflesia florece durante todo el año por lo que con independencia de la fecha en la que vengas seguro que podrás ver una. Este parque es otro de los lugares que podéis incluir en la lista de cosas que ver en Kuching.

En el Parque Nacional Gunung Gading además podrás hacer un poco de senderismo, ver cascadas e incluso darte un chapuzón

que-hacer-en-kuching-gunung-gading

Avistamiento de Delfines Irrawaddy

Los delfines rosas, los llamados irrawaddy son una de las especies en peligro de estinción, pero aquí en Kuching si tienes suerte los podrás ver. Una de las excursiones más populares que hacer en Kuching es esta, la de avistamientos de los delfines rosas.

No queda otra que hacerla en una excursión organizada y una de las tardes la reservamos para hacerla. Primero fuimos hasta un embarcadero de la orilla del río Santubong a unos 40 km de Kuching, ya que estos delfines son de agua dulce y viven en los ríos.

que-hacer-en-kuching-delfines-irawaddy

No tuvimos nada de suerte, no vimos ni uno y eso que estuvimos en la barca de acá pa yá hasta que se hizo de noche como boca de lobo. Pese a los intentos del barquero por encontrar los delfines rosas no asomaron ni una aleta y en su lugar solo nos topamos con un montón de cocodrilos.

que-ver-en-kuching-malasia

El paseo por el río en cualquier caso fue agradable, pero nadie te garantiza que vayas a encontrar a los delfines. Para compensar el barquero se metió por afluentes más pequeños que salían del río y pudimos ver monos narigudos y los llamados árboles de navidad que forman las luciérnagas. La tarde la terminamos en una aldea de pescadores que vivían en palafitos construidos sobre el río.

que-ver-en-kuching-malasia

Pasar una noche en una Casa Comunal Iban

Borneo es un destino perfecto no solo para contemplar de cerca la vida salvaje sino también para sacar tu lado de antropólogo frustrado. Pasamos una noche compartiendo cena y durmiendo en una casa comunal Iban.

Si eres de los que te gusta la comodidad de un hotel, puedes venir en una excursión de un día, pero si quieres una experiencia única, diferente y auténtica, apunta esta experiencia como una de las mejores cosas que hacer en Kuching.

casa-iban-kuching

La excursión no es barata, pero conocer una casa comunal supone conocer de cerca una cultura única y entender como es la vida en la selva.

Recorre el Sarawak Cultural Village

El Sarawak Cultural Village se encuentra a unos 2 km de Kuching y es un buen lugar para conocer las curiosas construcciones en las que viven las diferentes etnias Sarawak de Borneo.

Nosotros fuimos en taxi y pasamos allí toda la tarde. Si quieres ir en bus, hay uno que va hasta allí dos veces al día. Sale frente al hotel Grand Margherita, para saber dónde está la parada y su horario preguntar en la recepción del hotel.

sarawak-cultural-village-que-hacer-en-kuching

El Sarawak Cultural Village es como un parque temático pero dedicado a la etnografía de esta zona de Borneo.

Allí se pueden ver en tamaño real las curiosas construcciones y la forma de vida de siete pueblos Sarawak. Visitamos casas comunales, una cabaña Penan y una granja china. Además, se ve como tallan la madera, el bambú y también puedes ver como hacer ropa con corteza de árbol, sus abalorios y muchas herramientas.

Dos veces al día hay actuaciones en un teatro. Las funciones de música y bailes tradicionales se representan a las 11:30 y a las 16:00. La entrada nos costó 50 RM (10€).

Una vez que recorrimos el parque pasamos lo que quedaba de tarde en un playa que hay al lado, así que si venís hasta aquí no os olvidéis del traje de baño.

Descubriendo el Arte Callejero de Kuching

Si en vuestro recorrido por malasia habéis pasado por Malaca o Penang habréis visto muchos murales y arte callejero, pero en Kuching no os podéis perder las esculturas gatunas que son de lo más Kitsch.

Tampoco faltan muestras en muchos grafitis de inspiración tribal en honor a los habitantes de estas tierras, los Sarawak.

Hay recorridos en bici por la ciudad en la que además de ver todo el arte callejero te llevaran a conocer otros rincones, entre las antiguas mansiones coloniales del periodo colonial y los modernos edificios.

Disfruta de una mariscada estilo Sarawak

Si hay algo en Kuching son cafés agradables y buena comida. Nos insistieron mucho en que no debíamos perdernos el Top Spot Foodcourt – No.6 & 33 Ling Loong Seafood una especie de patio de comidas dónde varios restaurantes ofrecen sobre todo pescado y marisco. Fuimos un par de noches a cenar allí ya que se puede probar cientos de platos locales a buen precio: Langostinos a la parrilla, almejas al bambú y curry y pescado al vapor.

Si os gusta el mundo de las cocinillas, algunos restaurante dan cursos de cocina, una oportunidad para aprender a cocinar los típicos platos de Sarawak.

El Museo del Gato de Kuching

Ya os contaba al inicio del post cómo Kuching rinde tributo a los gatos y hay hasta un museo dedicado a los mininos, ubicado en la planta baja del ayuntamiento de la ciudad.

Este no es un lugar imprescindible de Kuching, pero si te sobra tiempo acércate a conocer este curioso museo en el que los gatos son los protagonistas absolutos.

Además de 4.000 artefactos y colecciones gatunas, se hace un repaso por sus iconos gatunos más famosos, como Gardfield, Hello Kitty, Cat Woman o el gato de Alicia en el país de las Maravillas.

El horario del museo del gato de Kuching es de lunes a domingo de 9:00 a 17:00

Si quieres conocer más museos en Kuching también puedes visitar el museo islámico, el chino, el Sarawak o la Casa Upside Down.

Haz un viaje con historia visitando el Fuerte Margherita de Kuching  

Una de las cosas que ver en Kuching para conocer su historia es el fuerte Margherita y su museo. Puedes llegar en el barco local cruzando el río, en una excursión organizada o bien por tu cuenta acudiendo al embarcadero y cogiendo la barca local hasta llegar al fuerte.

margherita-fort-que-ver-en-kuching

Hay más lugares que ver en Kuching, como «el templo chino Tua Pek King» y “la Mezquita rosa” que es como se conoce al Masjid Sultan, el templo musulmán más emblemático de Kuching.

templos-kuching

Relájate en su paseo marítimo

Una de las mejores cosas que hacer en Kuching al atardecer es dar un paseo por el Waterfront, sentarse en alguna de sus terrazas o rebuscar en algunas de sus tiendas algún recuerdo para traerte a casa.

que-hacer-en-kuching

Explora las cuevas: Fairy Cave y Wind Cave

Otra de las cosas curiosas que ver en Kuching son dos cuevas, que podéis visitar en una excursión del medio día. Fairy Cave y la Wind Cave se encuentra a 5 km del antiguo asentamiento minero de oro de Bau y a unos 48 km de Kuching.

Son cuevas muy distintas, por lo que merece la pena conocer ambas ya que están separadas por pocos kilómetros. La primera es una cueva amplia llena de estalactitas y la segunda, es toda una experiencia, puesto que te internas a través de pasillos tubulares en la más absoluta oscuridad rodeado de murciélagos e insectos.

Fairy Cave

Fairy Cave es una cueva caliza enorme. Para acceder a la entrada hay que subir un montón de escalones. En su interior se puede ver un montón de estalactitas y estalagmitas formadas por las gotas de agua que caen constantemente. Dentro crecen plantas curiosas iluminadas por los rayos de sol que se filtran en la cueva de las hadas creando juegos de luces.

fairy-cave-que-hacer-en-kuching

Wind Cave

Visitar esta cueva es internarse literalmente en la “bat cueva”. Antes que nada, si venís hasta a la Wind Cave de Kuching os recomiendo que vengáis con frontal, botas y que no toquéis los pasamanos porque están llenos de guano. La linterna es fundamental para poder andar dentro de los pasadizos de la cueva.

En su interior no se ve absolutamente nada, la oscuridad reina en la Wind Cave. Tienes que andar por unos largos corredores sin ninguna iluminación. Sabes por dónde tienes que ir porque en el suelo hay unas marcas reflectantes. Mientras caminas vas sudando como un cochino, ya que la humedad es terrible. Mientras caminas en la oscuridad hay un ruido ensordecedor producido por los murciélagos y por los millones de insectos y si pones la mano en la barandilla te la llenas de mierda y no sabes si además la pones encima de un insecto, así la experiencia en la Wind Cave es un poco grimosa e inquietante.

Encontraréis carteles en el recorrido en el que te indican los animales que viven allí´. Además de cientos de murciélagos veréis una especie de vencejo, la «salgana» que anida dentro de la Wind Cave.

Tips sobre las excursiones en Kuching

Aquí hace mucho calor y el clima es muy húmedo. Muchas de las excursiones son por la selva, por lo que os recomiendo ir con ropa adecuada, es decir pantalón largo y camisas de manga larga para no terminar abrasado por los insectos. Lleva calzado adecuado, para no resbalarte, aquí no puedes venir en chanclas. Tampoco te puedes olvidar de llevar protector solar, un buen repelente de insectos y un impermeable por si te cae un chaparrón.

kuching-que-ver

Afortunadamente en Kuching hay varias lavanderías. Antes de marcharnos llevamos la ropa porque terminó completamente sudada y embarrada.

Kuching es un lugar entretenido, cada día es una aventura distinta por lo que el tiempo cunde mucho y como es tan variado, tuvimos la sensación de haber pasado mucho más tiempo del que realmente pasamos aquí.

kuching-malasia

Tras Kuching cogimos de nuevo el avión. Nuestro siguiente destino serían las Islas Perhentian un destino espectacular de playa y buceo del que ya os hablé en otro post.

Feliz fin de semana 😊

9 comentarios en «Qué ver y qué hacer en Kuching: Aventura en Borneo»

  1. Ufff… que envidia! De la sana e?! Borneo está entre los viajes pendientes, de hecho, lo tenemos hasta planificado pero aun no pudo ser. Una de las ideas de ir era ver los orangutanes y otra el buceo en sipadang a parte, de alguno de los sitios que nos has mostrado en esta entrada… ains, lo que nos gusta la naturaleza y borneo la tiene a raudales. Nos has hecho soñar otra vez! Un besazo enorme.

    Responder
    • Bueno, en breve esperemos que todo vuelva a la normalidad y podáis hacer de nuevo planes 🙂 Borneo es muy chulo, yo también quiero regresar para seguir explorando otras zonas. Un besote y pasar muy buena semana 🙂

      Responder
  2. Pues al final creo que ha sido un viaje que tenía de todo… no sé con lo que me quedaría… bueno, sí, al tener tanta fascinación por la fauna me ha encantado esa parte. Una lástima lo de los delfines. ¡Pero eso! De todo ha tenido esta guía, hasta viajes a las oscuras profundidades de la tierra.. no faltó de nada y detallada como siempre.

    Feliz semana. Abrazos.

    Responder
    • Borneo es que es de lo más entretenido y si te gusta la naturaleza aquí la tienes para aburrir, es un destino diez. Aunque no pudimos ver los delfines disfrutamos mucho del paseo por el río. Un abrazo y pasa muy buena semana

      Responder
  3. Querida amante de los primates,
    Una entrenida entrada sobre la flora y fauna de Borneo . Kuching es un sitio de más interesante y por lo que cuentas en tu entrada para no aburrirse. El mundo de la espeleología no me termina de convencer y estar compartiendo espacios cerrados con tanta mascota de Batman, da un poco de yuyu. Los murciélagos a día de hoy tienen mamá fama. Me encantan los orangutanes.
    Las estatuas de gatos ideales para Instagram . Besos y feliz finde.

    Responder
    • Pues te hubiera encantado entrar en la bat cueva, era una experiencia absolutamente grimosa, jejeje Borneo es todo aventura y fue un no parar, la verdad es que nos cundió un montón el tiempo. Ay que buenos recuerdos Bss y pasa muy buena semana

      Responder
  4. Qué lugar más dinámico… Es imposible aburrirse en Kuching, el paraíso del minino. Me has dado mucha envidia, pues esos monetes narigudos me hacen mucha gracia y siempre he querido visitarlos, y por supuesto a los orangutanes y a los delfines rosas, aunque estos últimos no asomen sus aletas con tanta frecuencia. Un abrazón!

    Responder
    • Ay lo que daría en este momento de mi vida por perderme en una selva y toparme con un narigudo…y aunque no asomen la aleta, me conformaba con una vueltina por el río. Cuando podremos volver a viajar o escaparnos a la provincia de al lado. Madre mía¡¡ Un abrazo, al menos nos conformaremos con el finde. Bss y disfrútalo

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: