Parque Nacional de Bako Malasia

A 37 Km de Kuching se encuentra el Parque nacional de Bako, un parque que has de incluir en tu itinerario de viaje por Malasia si eres de los que te gusta el senderismo y la observación de vida salvaje. Este es uno de los parques más interesantes que se pueden conocer en Sarawak, en la Isla de Borneo.

La estrella del Parque Nacional de Bako son unos monos con muchas narices 🙂 Los monos narigudos, a los que también se les llama monos probóscicos. Los narigudos son una especie que está en grave peligro de extinción, pero aquí en el Parque Nacional de Bako son los reyes de la selva ya que, en este parque, viven más de doscientos ejemplares.

parque-nacional-bako-malasia

Qué es lo que vas a encontrar en Bako

Hay muchas razones para conocer el Parque Nacional de Bako, la más importante es ver monos narigudos, pero además te vas a encontrar una diversidad de paisajes increíble que iras descubriendo a lo largo de la red de senderos del parque, que te llevarán hasta manglares, playas o te internarán en lo más profundo de la selva.

parque-nacional-bako-borneo

Lo mejor de todo, es que encontrarás una vegetación y fauna impresionante desde macacos, cerdos barbudos de Borneo, plantas carnívoras, ranas venenosas, serpientes, cangrejos fosforescentes, extraños anfibios y todo tipo de insectos. Tanto si eres amante de la fotografía como de la naturaleza y el senderismo, aquí literalmente lo vas a “gozar” ya que vas a encontrar una diversidad increíble.

Como Organizar un Viaje al Parque Nacional de Bako

Al Parque Nacional de Bako puedes ir por tu cuenta y también contratando alguna excursión en Kuching o por internet.

La excursión puede ser de uno o varios días. Os recomiendo que como mínimo paséis dos días en el Parque Nacional de Bako para que os de tiempo a recorrer varios de sus senderos. 

parque-nacional-de-bako

Nosotros contratamos una excursión privada en Kuching de 2 días. Queríamos ir con un guía para conocer un poco más los ecosistemas, qué nos íbamos a encontrar, así como entender mejor la vida salvaje que allí habita. Me alegro de haberlo hecho así, porque había veces que teníamos animales delante de nuestras narices, pero no los veíamos. Ellos son capaces de detectar la vida silvestre mejor que nosotros. Creo que los urbanitas nos hemos vuelto medio ciegos de vivir en las ciudades y se te pasan un montón de cosas por alto.

parque-nacional-de-bako

Los Monos Narigudos de Borneo

Como os decía antes, una de las mejores razones para venir al Parque Nacional de Bako es para ver monos narigudos. Son distintos del resto de monos. Las gigantescas porretas son su rasgo más identificativo dentro del grupo de primates, pero además lo que más me llamó la atención era el pedazo de barrigón y nariz que tenían los machos, las hembras no tienen la nariz tan grande. Me sorprendió también su gran tamaño, eran realmente enormes. Aunque antes de ir te dicen que no hay seguridad al 100% de que vayas a verlos, puesto que son tímidos, asustadizos y les gusta moverse por las copas de los árboles para comer los brotes nuevos que nacen, lo cierto es que nosotros los vimos todos los días.

parque-nacional-de-bako-malasia

Casi nada más llegar una familia se aproximó a la zona cercana a la sede del parque. Parece que les gustaba frecuentar esa zona porque todos los días los vimos rondando por allí. Otro de sus sitios favoritos es la playa a la que van por la tarde. Uno de los senderos del parque, el llamado «Tanjung Sapi Trail», que va en dirección a la playa, es otro de los mejores lugares para poder ver los monos narigudos. El sendero tiene casi un kilómetro, hay que ir despacio y en silencio, ya que cualquier ruido puede espantarlos. Tardamos unos 40 minutos en recorrerlo y justo cuando llegamos a la playa vimos a una familia. En ese momento estábamos solos y nos quedamos espiándolos para ver qué es lo que hacían, fue increíble.

monos-narigudos-borneo

Telok Paku y Telok Delima también son buenos lugares para poder encontrarlos. Al igual que el resto de los monos les gusta comer a primera hora de la mañana y a la última de la tarde. Por la tarde otro de sus lugares favoritos eran los tejados de las casas que hay de camino al comedor del parque.

monos-narigudos-borneo

Rutas de Senderismo en el Parque Nacional de Bako

En 1957 nació el parque nacional de Bako; es el más antiguo de Sarawak. Encontrarás 18 rutas de senderismo. Las hay para todos los niveles desde sencillas, hasta de pura pesadilla en la que te dejarás las piernas durante el recorrido. Los caminos están bien señalizados y algunos de ellos tienen pasarelas de madera y escaleras. Tened cuidado porque la lluvia puede anegar zonas y el mantenimiento no es que sea muy bueno.

parque-nacional-de-bako-borneo

Las rutas del Parque Nacional de Bako están divididas por colores en función del grado de dificultad. Muchos te llevarán hasta la oscuridad de la jungla, otros a playas solitarias o a manglares, por lo que la variedad de paisajes la tendrás garantizada. En el centro de interpretación te darán un mapa gratuito con los diferentes senderos. Consultad antes de iniciar los senderos por si hay alguno cerrado por mantenimiento.

mapa-parque-nacional-de-bako

Durante los dos días que pasamos allí hicimos senderos de todo tipo. Algunos fueron completamente agotadores ya que teníamos que atravesar la selva, ascendiendo por montañas, otros iban por los manglares y los más sencillos, de menos de 3 horas, iban por la costa.

parque-nacional-de-bako
parque-nacional-de-bako-malasia
parque-nacional-de-bako

Nosotros estuvimos en octubre, hacía calor y mucho sol. La humedad era tan alta, que sudamos como si no hubiera un mañana. Recuerdo que me caían tales goterones de sudor de los parpados que ni me dejaban ver. Cada vez que terminábamos de recorrer uno de los senderos, acabábamos igual que si nos hubieran tirado un cubo de agua por la cabeza. Creo que es la vez en la que más he sudado en mi vida. Lo que me pareció más duro, aparte de algunos senderos, que lo eran, fue hacerlos con ese calor terrible.

parque-nacional-de-bako

Lo mejor del Parque Nacional de Bako es la cantidad de ecosistemas que vimos. Desde una costa de lo más pintoresca con pequeñas bahías llenas de rocas que formaban esculturas naturales como el Sea Stack cerca de Telok Pandan Kecil, hasta preciosas playas que se abrían en la selva donde te pegarías sin dudarlo un chapuzón, pero en las que no pudimos meter ni un dedo a riesgo de ser zampados por un cocodrilo.

La variedad de paisajes no solo la vas a encontrar haciendo diferentes senderos, sino que dentro de un mismo sendero todo puede cambiar. En una de las primeras rutas que hicimos, fuimos a una zona de manglares. La marea iba poco a poco bajando dejando el suelo cada vez más al descubierto. A medida que el agua se iba retirando, crustáceos y anfibios hicieron su aparición. Cientos de cangrejos violinistas de color azul eléctrico emergían del lodo, cangrejos ermitaños que arrastraban sus pesadas caracolas por la arena y lo más increíble de todo, unos peces, los llamados mudskippers, correteaban por el suelo. Estos son los más curiosos, había cientos de ellos y de todos los tamaños.

Parecen peces, pero son anfibios que pueden respirar a través de la piel. Algunos eran llamativos con círculos en su piel de color azul brillante. Lo más increíble es que las serpientes acudían a la orilla para zampárselos y vaya  los pobres caían como moscas.

parque-nacional-de-bako-malasia

Mientras atraviesas los senderos ves todo tipo de árboles tropicales típicos de selvas lluviosas, lo que se denomina bosque mixto de dipterocarpos. Los gigantescos árboles tenían raíces que sobresalían de la tierra y nos ayudaban, como si fueran peldaños, a sortear los desniveles de los senderos que atravesaban la selva.

Allá por donde mirabas descubrías tropas de hormigas circulando en ordenadas filas, mientras a lo lejos una mantis religiosa las vigilaba. Orquídeas con preciosas flores a las que acudían mariposas de colores, plantas carnívoras esperando a que cayeran sus presas, bosques de pantano, en fin, increíble. En solo 90 minutos vas a pasar por tal cantidad de hábitats y paisajes que seguro este parque te parecerá uno de los mejores para hacer rutas de senderismo en Borneo.

Por ejemplo, en el sendero hacia Telok Pandan Kecil, una vez que abandonas la playa, pasas por bosques de manglares, antes de subir una colina y caminar a través de una estrecha franja de bosque de dipterocarpos. El bosque luego se estrecha y comienzan los kerangas o, lo que es lo mismo, un bosque de brezales que solo se encuentran en esta zona del mundo.

senderos-parque-nacional-de-bako
parque-nacional-de-bako-malasia
parque-nacional-de-bako-borneo

Cuando llegas a la meseta te encuentras con un paisaje totalmente diferente: matorrales donde los suelos  solo son capaces de sostener arbustos. Aquí no hay árboles altos, pero las plantas de jarra bordean el sendero arenoso y las orquídeas terrestres crecen en el suelo empobrecido.

parque-nacional-de-bako-borneo
parque-nacional-de-bako-borneo
parque-nacional-de-bako-malasia

Asegúrate de llevar repelente de insectos, tu bronceador, imprescindible llevar una botella grande de agua, la vas a necesitar.

parque-nacional-de-bako-malasia

Si quieres ver las formaciones de roca que sobresalen del mar tendrás que coger una barca antes de que te vayas, cuesta unos 35 RM ( 8€).

Los senderos que hay en el Parque Nacional de Bako podéis consultarlos aquí y aquí . En estos enlaces tenéis la duración y la descripción de cada uno.

Animales en el Parque Nacional de Bako

El parque nacional de Bako está lleno de simios. No solo veréis el narigudo que es endémico de la isla de Borneo, sino que también os toparéis con macacos de cola larga. Estos son unos auténticos ladrones y les encanta merodear el comedor.

macaco-parque-bako-malasia

Tened cuidado con ellos porque pueden volverse agresivos si se sienten amenazados, así que no los miréis a los ojos, ni les enseñéis los dientes porque son muy gregarios y si pegaran un aullido acudirían todos a ayudarle. Si te mordieran no te quedaría otra que ponerte la vacuna antirrábica así que mejor guarda bien tus cosas.

mono-hoja-plata-borneo

Los monos de hoja de plata son mucho más tranquilos que los anteriores. Se dedicaban a comer brotes de hojas, siempre estaban en grandes grupos y lo más curioso es que sus bebés son de color completamente naranja. Cuando se vuelven adultos su pelaje cambia y se vuelven de color negro. También vimos un colugo, se le llama también lémur volador, pero no es un primate, sino que pertenecen al grupo de dermópteros. En el parque os encontraréis con lagartos monitores, cerdos barbudos que frecuentan el campamento y se zampan lo que tiran los monos desde los árboles y una gran variedad de aves.

lemur-volador-bako

Hay muchas serpientes, desde inofensivas hasta la Wagler’s Pit Viper, la única serpiente venenosa del parque. Es de color verde lima con la cabeza plana y triangular.

wanglers-pit-viper-borneo

Trekking Nocturno en el Parque Nacional de Bako

En un ecosistema como este, no solo podéis encontrar animales diurnos, sino que la selva ofrece un mundo completamente diferente cuando cae la noche.

Decidimos apuntarnos a un trekking nocturno que se organiza diariamente en el Parque Nacional de Bako para observar a las criaturas que están activas durante la noche. Este recorrido no es apto para aquellos que les dan grima los insectos o las serpientes porque fundamentalmente es lo que vais a ver, además de una increíble variedad de ranas. 

trekking-nocturno-bako

El recorrido se inicia en la sede del parque. Desde allí con el guía a la cabeza, se inicia un recorrido en la más absoluta oscuridad por los senderos de madera. La sensación es increíble ya que estás en absoluta oscuridad. Como no hay contaminación lumínica miras al cielo y está completamente alumbrado por las estrellas, pero la sensación más estremecedora es la de los sonidos de la selva que si durante el día ya es increíble, por la noche en la más absoluta oscuridad lo es mucho más. Paramos un montón de veces, cada vez que el guardabosque del parque descubría algún insecto, rana, tortuga, serpiente e incluso gigantescas y peludas tarántulas. Hasta en una gruta encontramos golondrinas durmiendo.

A mí me gustó mucho, es muy interesante y el recorrido que se hace es cómodo porque vas por los senderos de madera que hay por el parque. Nos costó unos 6 € y duró más o menos un hora y media.

Alojarse en el Parque Nacional de Bako

Nosotros nos alojamos en las cabañas que hay en el parque. Aunque eran cómodas tened en cuenta que son muy básicas, sin ningún lujo y necesitan más que una reforma. No esperéis estar a salvo en las cabañas de las incursiones de insectos y reptiles.  En esa zona del parque sí tendréis cobertura de teléfono, pero no wifi, al menos cuando nosotros estuvimos. Los enchufes eléctricos escasean. Para cargar el móvil y la cámara tuvimos que hacerlo en los enchufes que hay en el comedor.

instalaciones-parque-nacional-bako

Aun siendo básicas, veréis que hay varias opciones. La más barata, que consistía en habitaciones y baño compartido y un nivel un poco mejor en las que el baño estaba dentro de tu cabaña. Nosotros nos quedamos con esta última opción.  Lo mejor fue  la noche toledana que pasamos, fue de película de terror. Era mitad de la noche cuando comenzó a caer una tormenta tremenda, aderezada por tales rayos y truenos que hasta vibraban las paredes de la cabaña. Parecía que iba a ser el día del juicio final.

Si vas por tu cuenta puedes reservar el alojamiento en el Parque Nacional de Bako con antelación en la página web del parque . Podéis ver el tipo de alojamiento que hay y los precios Aquí.

Si lo haces a través de una agencia de Kuching, reserva el viaje con unos días de antelación. En este caso no tendrás que hacer nada, ya que ellos se encargarán de hacerte todas las reservas.

Instalaciones del Parque Bako

En el parque nacional de Bako encontraréis un centro de interpretación con paneles informativos. Aquí podrás contratar el trekking nocturno. En el parque hay un bar donde podrás comer y desayunar. La comida era básica pero no estuvo mal.

Ojo con dejar tus cosas sin prestar atención en el restaurante del parque. A los macacos ladrones les encanta frecuentar la zona y al mínimo descuido te mangarán todo. Manolo casi sale peleándose con uno que le quiso robar su botella de agua. Llevad vuestras mochilas bien cerradas e intentad comer dentro del bar.

cerdo-borneo-malasia

Aquí no vas a encontrar ni cajeros, ni bancos ni ATM, por lo que antes de salir de Kuching asegúrate de llevar todo el dinero en efectivo que necesites.

No hay Internet y en la zona del centro de interpretación sí hay cobertura, pero en muchas zonas del parque no hay ninguna señal telefónica.

Qué llevar al Parque Nacional de Bako

El Parque Bako no es muy turístico así que no vas a encontrar tiendas donde comprar cosas que te hagan falta. Por esta razón deberás llevar contigo una serie de cosas imprescindibles:

  • Repelente de insectos (el más fuerte que encuentres)
  • Gafas de sol/Sombrero
  • Protector Solar
  • Botas o zapatillas de trekking anti resbalones y chanclas en el caso de que te vayas a quedar a dormir allí
  • Chubasquero
  • Frontal o Linterna
  • Artículos de Higiene básicos: gel, champú y papel higiénico
  • Una toalla
  • Pequeño Botiquín
  • Baterías externas

Si vas a quedarte a dormir lleva ropa de repuesto. Cada trekking  que hacía terminé sudada como un pollo y llena de barro. La ropa que llevé terminó literalmente con más mierda que la funda de un jamón. Lleva pantalones largos, no es conveniente los cortos, aunque te mueras de calor, ya que debes protegerte las piernas tanto de arañazos como de picaduras y créeme que acabarás acribillado.

Cómo llegar al Parque Nacional de Bako

Como os conté al principio del post, el Parque nacional de Bako se encuentra a 37 km de Kuching y ocupa la parte norte de la península de Muara Tebas. Es imposible llegar por tierra, ya que hay que coger un barco para llegar. Quizás por eso aún mantiene ese componente salvaje a salvo de la destrucción humana.

como-llegar-a-bako

Os recomiendo dormir una noche en el parque ya que si vais un solo día se quedará demasiado corto. Si al final decides solo pasar un día aquí, trata de salir de Kuching lo más temprano posible entre las 7:30 y 8:00 de la mañana para que puedas aprovechar al máximo tu día en el parque.

Opciones de Transporte para llegar a Bako

Si queréis ir al Parque Nacional de Bako en taxi desde Kuching os puede costar  como mínimo 60RM (son unos 13€) tardaréis unos 40 minutos más o menos en llegar. Tendréis que pararos en la caseta del embarcadero de Bako Village. En esta caseta compraréis tanto las entradas del parque como el ticket para llegar en barco 94RM (unos 20 € ida y vuelta). El horario de las lanchas es de lunes a domingo, desde 9:00 am hasta las 3:00 pm.  La lancha tarda unos 20 minutos en llegar al embarcadero del Parque Nacional de Bako. Si vas a ir solo un día compra un  billete de ida y vuelta del barco para regresar en la última lancha o bien cómpralo una vez llegues al parque, en el edificio de madera que hay al lado del comedor, para garantizarte un asiento en el barco de regreso.

Para el barco lanzadera hay que esperar hasta que haya suficientes pasajeros. Esto no es un problema durante los meses de temporada alta (junio-septiembre). Sin embargo, durante el resto del año puede que tengas que esperar un poco.

También tienes la opción de alquilar un barco pero será mucho más caro.

como-llegar-a-bako

Durante la temporada de lluvias (noviembre-febrero) hay un límite de 4 pasajeros por barco debido a las condiciones del mar.

Si queréis ir al Parque Nacional de Bako desde Kuching en Autobús: Desde la estación de autobuses de Kuching (está al lado del mercado al aire libre) podéis coger el autobús nº1. Sale cada hora desde las 7:00 am hasta las 6:00pm (regresan desde el parque desde las 8:00 am a 5:00 pm). Tardan más o menos una hora en llegar hasta Bako Village y te dejarán al lado de la caseta donde podrás comprar las entradas para el parque y el billete para el barco.

También podéis llegar al Parque Nacional de Bako en furgonetas compartidas pero no salen hasta que se llenan. También inician su recorrido desde la estación de bus de Kuching y son baratas.

como-llegar-a-bako

El precio de la entrada del Parque Nacional de Bako en el 2020 es, para extranjeros RM 20 (4€ adulto) y RM 7 (1,54€ para niños de 7 a 18 años).

monos-narigudos-bako-malasia

Nuestra siguiente parada serían las Islas Perhertian de las que ya os hablé en otro post. Sería un cambio total, playas impresionantes y un lugar perfecto para el snorkel y el buceo perfecto para relajarse después de unos días de trekking por la selva.

Espero que este post os sirva para organizar un viaje al Parque Nacional de Bako en Malasia y para que sepáis los que os vais a encontrar allí. Si os ha gustado el post suscribiros al blog.

Feliz fin de semana 😊

12 comentarios en «Parque Nacional de Bako Malasia»

  1. Que maravilla de parque y qué cantidad de bichos visteis. Yo suelo tener poca suerte para ver animales en las excursiones. Me lo voy a apuntar en la lista de sitios que a visitado Bea y me pone los dientes largos. Y por cierto,vaya animales más rarunos. Ya estoy tardando en acercarme a Borneo. Un beso y feliz finde.

    Responder
    • Cualquiera que vaya allí te digo que hace un master en entomología en dos días. No te imaginas la cantidad de bichos extraños que se podían ver. La verdad es que fue muy chulo y los senderos eran para madelmans como tu. No sabes como terminé… mi mejor representación hubiera sido la caca del whatsappy en todos los sentidos, vaya sudadas y vaya palizones. Un beso Horacio y disfruta el finde tu tb

      Responder
  2. Wow wow wow esto si que nos ha encantado Borneo… un destino más que pendiente a punto estuvimos de ir el año pasado pero al final nos decantamos por sumatra buscando un poco más de aventura. A parte de bako, impresionante, seguramente hayáis visitado más parques ¿cuáles? Que suertudos! Borneo… que chulada por Dios! Orangutanes… selva… sipadan… que envidia!! Cuentanos más anda . A nosotros, lo de pasear por las junglas… tb nos parece duro, se suda como en ningún otro sitio, es el infierno y sin una pizca de aire pero… y lo que se disfruta? un saludo y gracias por llevarnos de paseo por estos lugares que sabes que nos encantan

    Responder
    • Que bien saber de vosotros¡¡ que ya estoy echando de menos vuestros post. Este sitio os encantaría, para hacer senderismo es espectacular ya que apenas hay gente y se ven un montón de bichos. Así que anotarlo como destino porque se que os gustará un montón. Un abrazo y buen finde

      Responder
  3. Qué precioso lugar. Sabía de la existencia de los monos pinocho (que se parecen mucho a mí), pero la verdad es que nunca busque donde podía encontrarlos. Me encantaría ir, enfrentarme a los mosquitos, desafiar a un macaco y pasar una verdadera noche de terror sobre serpientes y bajo truenos. Gracias Bea! Buena semana!

    Responder
    • Lo de la noche…fue lo mejor de todo, solo nos faltó un nosferatur fue de traca jaja. Te encantaría seguro. Un abrazo David pasa muy buena semana

      Responder
  4. Hola!!!! Es muy dificil encontrar online agencias locales para hacer la excursion de Bako. Nosotros queremos hacer noche alli por lo que busco una agencia que nos haga la excursion 2 dias. No se si guardas info de agencias o guias y me la pudieras decir…Muchas gracias

    Responder
    • Hola Laura
      Nosotros no lo hicimos por internet sino que contratamos la excursión unos días antes en Kuching. La calle Main Bazaar que es la que está frente al río encontrarás un montón de agencias que hacen esta excursión. Tengo la factura, así que si te puedo decir el nombre de la agencia se llama Borneo Interland Travel, tienen tb pagina en facebook, contacta con ellos por este medio. Sino cuando llegues allí puedes comparar con otras agencias precios. Espero haberte ayudado:) Un saludo y disfruta mucho el viaje

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: