Las cascadas Wli y el Santuario de Monos Tafi Atome

Viajamos hasta las cascadas Wli un destino de lo más refrescante, perfecto para soportar este verano tórrido. Además, como a estas alturas del año mi cuerpo me está pidiendo algo de acción, me voy a poner en modo Jane, novia de Tarzán y para meterme en el personaje te voy a llevar hasta un santuario muy especial, uno de monos, el de Tafi Atome.

santuario-monos-tafi-atome

Son dos destinos de naturaleza que puedes conocer si viajas a Ghana, en la región del Volta. Llegaremos hasta ambos lugares haciendo una sencilla ruta de senderismo.

¿Dónde están las Cascadas Wli?

Primero vamos a situar en el mapa a las cascadas Wli porque seguro que, aunque estudiaras geografía en la EGB, Bachillerato o lo que sea que hayas estudiado, me juego 500€ contigo a que nunca te ubicaron a Ghana en el mapa y mucho menos a las cascadas Wli.

Bien, coge un mapa y en el oeste de África busca Ghana. Las cascadas Wli se encuentran en una zona montañosa que hace las veces de frontera natural entre Ghana y Togo. En esta misma cadena montañosa se encuentra el pico más alto del país, el monte Afadjato de 880 metros.

 Santuario-Vida-Silvestre-Agumatsa

Las cascadas Wli se encuentran dentro del Santuario de Vida Silvestre de Agumatsa, los locales las conocen como “cascada Agumatsa” un nombre muy poético que significa “permíteme fluir”.

Si necesitas saber las distancias, te diré que las Cascadas Wli están situadas a unos 280 kilómetros de Acra, la capital del país y a unos 20 de Ho que es la ciudad más cercana a las cascadas, nosotros habíamos pasado la noche aquí en el Freedom Hotel.

 Santuario-Vida-Silvestre-Agumatsa

Las Cascadas Wli

Las cascadas Wli no son las Victoria, ni las Murchinson pero tampoco creas que son unas cascaditas cualquiera. Las cascadas Wli son las cascadas más altas de Ghana y las más altas de todo África Occidental.

El espectáculo que te vas a encontrar es grandioso, un torrente brutal de agua que se precipita a 80 metros de altura provocando un rugido estremecedor en medio del bosque.

cascadas-wli

Cómo llegar a las Cascadas Wli

Antes de ponernos las botas y liarnos a andar, necesitábamos emular a Carpanta y encontrar comida. No sabíamos si allí íbamos a encontrar o no un restaurante y como nosotros somos de los que comen y mucho, teníamos que asegurarnos el avituallamiento, por lo que decidimos llevar la comida y hacer un picnic en las cascadas.

De camino paramos en el ultramarinos de un pueblo para comprar algo que echarnos al estómago, es decir: unas barras de pan, latas de sardinas, atún y cajas de quesitos.

 Santuario-Vida-Silvestre-Agumatsa

Sí hay un restaurante allí, pero este no es un lugar muy frecuentado por los turistas, no sé si tienen mucho movimiento de comida o en qué estado está. Sinceramente creo que es buena idea que te lleves tu propia comida y bebida.

Llegamos al Santuario de Vida Silvestre de Agumatsa y lo primero que hicimos fue pasarnos por el centro de visitantes. Desde allí parte el sendero que nos llevaría hasta las cascadas Wli.

cascadas-wli

En función de tu forma física tienes tres alternativas para llegar a los diferentes niveles de las cascadas Wli. Para llegar a la parte más alta es necesario que estés como un toro, en plena forma física, pero si estás como “una braga”, es decir, como estábamos nosotros, no te preocupes, porque puedes llegar a la base de la cascada haciendo la ruta más fácil que es apta para cualquiera.

Iniciamos la caminata por el Santuario de Vida Silvestre de Agumatsa.  Cuenta nada menos que con 35 kilómetros cuadrados. En su mayor parte es un bosque caducifolio que sirve de hogar de monos, antílopes cientos de aves, mariposas y lo mejor de todo gigantescos murciélagos frugívoros. A estos últimos solo los podrás ver si vienes a las cascadas Wli al atardecer, ya que cuanto se oculta el último rayo de sol es cuando salen cual jauría en busca de fruta.

Muchos árboles alcanzan los 20 metros de altura por lo que, aunque vayas en un día soleado las ramas impiden que los rayos de sol lleguen al suelo. Fue un alivio puesto que hacía un sol de justicia y la humedad era altísima, de no ser por los árboles nos hubiéramos achicharrado.

El clima tropical favorece el crecimiento de numerosas plantas epífitas y de los árboles colgaban gigantescas lianas. Si te gusta la botánica fíjate en la base de los árboles porque en muchos de ellos han colocado un cartelito para que puedas identificarlos.

El río Agumatsa atraviesa varias veces el sendero y para sortearlo hay que atravesar nueve puentes de madera. Cuarenta minutos después comenzamos a escuchar un sonido atronador, señal de que íbamos a llegar a la base de las cascadas.

Si te gusta andar y tienes experiencia en montaña puedes llegar hasta los niveles superiores de las cascadas Wli, ten en cuenta que necesitarás unas dos horas llegar a la parte más alta y te advierto que vas a dejarte las piernas en el recorrido, avisad@ estás, eso sí, el premio será tener unas vistas estupendas😊. Lleva botas que agarren bien porque el camino es bastante resbaladizo y no te olvides llevar agua y protector solar.

cascadas-wli

Nosotros estuvimos en abril, tras la época de lluvias, por lo que la cascada estaba hasta arriba de agua. Lleva el bañador y pégate un chapuzón vas a ver qué bien te va a venir refrescarte en el agua de la cascada después de haber sudado la gota gorda.

Nos sentamos a comer frente a las cascadas Wli. Esta es tierra de animismo por lo que los locales consideran que la cascada es un fetiche protector, capaz de curar hasta la infertilidad de las mujeres.

cascadas-wli-ghana

Si quieres quedarte a dormir en las cascadas Wli aquí se encuentra el Waterfall Lodge gestionado por unos austriacos.

El Santuario de Monos Tafi Atome

Hace más de veinte años un grupo de habitantes del pueblo Tafi Atome iniciaron una campaña para proteger tanto la selva como a los monos que viven en ella. En 1996 sus esfuerzos dieron sus frutos y se creó el santuario de Monos Tafi Atome.

santuario-monos-tafi-atome-ghana

Esta es una excursión divertida sobre todo si vas con niños. Los monos están habituados a los humanos y son unos auténticos descarados. En Tafi Atome viven dos especies de monos que están en grave peligro de extinción los “monos Mona” y “los colobos”.

Las visitas siempre son guiadas. Una vez que llegas al centro de visitantes te acompañará un guía con el que recorrerás los senderos del Santuario de monos Tafi Atome.

santuario-monos-tafi-atome

El origen del santuario de Monos Tafi Atome

El nacimiento de este santuario tiene un origen animista, ya que los locales consideran a los “monos Mona” mensajeros de los dioses. Una de las tribus que vive en el centro de Ghana, los “Assin”, emigraron hasta estas tierras y los monos les siguieron. La leyenda cuenta que esta tribu dejó en el bosque una vasija con un fetiche para que les protegiera. Años después un cazador vio como dos monos colobos y dos monos Mona lo estaban custodiando. El fetiche habló al cazador y le dijo que los monos eran sus hijos por lo que desde entonces se consideró a los monos sagrados y hasta se designó un sacerdote para que se comunicara con ellos. Hoy sigue existiendo ese sacerdote que da entierro a los monos que van falleciendo en el santuario.

santuario-monos-tafi-atome

En los años ochenta muchos de los habitantes de Tafi Atome se convirtieron al cristianismo dejando de lado las creencias animistas por lo que los monitos no tenían importancia para ellos y fueron talando grandes extensiones del bosque para cultivar. El hábitat de los monos comenzó a estar en peligro por lo que se inició una campaña de preservación y defensa de sus antiguas creencias/tradiciones. Así nació el santuario de Monos Tafi Atome.

Visita al Santuario de Monos Tafi Atome

Tras registrarnos en el centro de visitantes y asignarnos un guía pertrechado con un silbato y una bolsa rebosante de plátanos nos internamos en el bosque. Los senderos están rodeados de una espesa vegetación, un vergel rodeado de numerosos árboles caducifolios. Nos pusimos a andar por el sendero cubierto de hojas que iban cayendo de las caobas, palos de rosa y de las altísimas ceibas.

monos-mona-tafi-atome-ghana

Hay un cementerio de monos, las tumbas tienen carteles en los que figura la fecha del fallecimiento y la especie a la que pertenece el mono. El sacerdote animista siempre hace una ceremonia a cada mono que pasa a mejor vida.

La mejor hora para venir aquí es por la mañana cuando aún hace fresco o bien a última hora de la tarde. El resto del día los monos se lo pasan dormitando.

monos-mona-tafi-atome-ghana

Nos detuvimos en medio de un claro rodeados por una espesa vegetación. El guardabosques nos dio unos plátanos. De repente comenzaron a salir del follaje monos Mona.

Los monos Mona no son nada agresivos, su tamaño es como el de un gato pequeño. Con vivos ojos de color anaranjado y largas colas agarré el plátano con firmeza y comenzaron a saltar monos sobre mis hombros y mi cabeza.

El santuario de Monos de Tafi Atome es uno de los pocos lugares del mundo donde aún se pueden ver a los monos «Mona» pero además en Tafi Atome hay también monos «Colobos». A Estos los vimos a los lejos, en las copas de los árboles, no son tan sociables como los Mona son de color negro y mucho más grandes que los Monas y además a ellos les gusta alimentarse de hojas tiernas.

monos-mona-tafi-atome-ghana

Si vienes a esta zona de Ghana te recomiendo que no te pierdas ambos lugares. Tras conocer el santuario de Tafi Atome nos dirigimos hasta la orilla del Lago Volta, si quieres saber todo lo que puedes hacer aquí echa un ojo a este otro post.

Feliz fin de semana 😊

8 comentarios en «Las cascadas Wli y el Santuario de Monos Tafi Atome»

  1. Cementerio de monos! Quién lo iba a decir!? Parecen muy majetes. Que aguante el santuario, que aguante el sacerdote de los mona. Por cierto… Espectacular catarata! Un saludo Bea!

    Responder
    • Es lo que tiene ser sagrado que hasta les dan sepultura, estuvo muy divertido la verdadun abrazo David y buen verano

      Responder
  2. Querida Jane de fertilidad extendida tras pasar por el agua de la catarata..
    Es probable que no haya muchos turistas en este rincón remoto del mundo, pero seguro que ver los monos en su hábitat natural merece mucho la pena…
    Un beso y feliz domingo.

    Responder
    • Fue bien gracioso la verdad es que pasamos buen rato y la ruta hasta la cascada tb mereció la pena. Tu hubieras subido hasta lo más alto seguro . Que tengas muy buena semana, un besote

      Responder
  3. Hola Bea, alguna vez he oido que siguiendo tu Blog hay un descuento en alguna agencia de seguros en viajes…no recuerdo el nombre. Me puedes decir cual es.

    Gracias

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Brihuega Lavanda Viajar a Irán: Guía del País Zanzíbar: playas y mucho más Guía Taiwán Un día en Aranjuez