el-lago-yamdrok-tibet

El lago Yamdrok, Tíbet

A 75 km de Lhasa se encuentra uno de los tres lagos más sagrados del Tíbet y uno de los más bonitos de los Himalayas, el lago Yamdrok.

¿Qué tiene de especial este lago? ¿Merece la pena pasar por aquí si viajas a Tíbet? Os cuento lo que nos encontramos en el lago Yamdrok, uno de los lagos que tocan el techo del mundo y uno de los lugares más especiales para los tibetanos.

lago-yamdrok-tibet

¿Por qué visitar el lago Yamdrok?

Para los que no somos budistas y no nos mueven razones espirituales, la primera razón para conocer el lago Yamdrok es que vamos a encontrarnos con un paisaje único. Piensa que te vas a plantar a nada menos que 4.677 metros de altitud, que no es poco. Y a esta altitud, el paisaje va a ser diferente, especial.

Te verás rodeado por altísimas cumbres de más de 7.000 metros en las que apenas crecen matorrales. Estos gigantes con cimas perpetuamente nevadas, son los que suministran de agua al lago cuando llega la época estival. El paisaje amarillento (estábamos a finales de septiembre) contrastaba con el azul intenso de las aguas del Yamdrok. Es un azul jade, ya que “jade”, es lo que significa Yamdrok en tibetano.

lago-yamdrok-tibet

El Yamdrok no es un lago pequeño, tiene nada menos que 638 km² y en su interior, hay multitud de islas que sirven de refugio a numerosas aves, tantas, que es el mayor hábitat ornitológico del Tíbet, por lo que si eres de los que te gustan los pájaros este es tu lugar.

En el pasado estas islas sirvieron también de refugio a los peregrinos tibetanos que acudían a principios de la primavera cuando se congelaba el lago, para iniciar el “kora”. Pasaban el verano en la isla y cuando el frío invierno volvía a congelar las aguas del lago, regresaban a sus casas. Esto no se puede hacer ahora, ya que el gobierno chino ha prohibido esta costumbre.

lago-yamdrok-tibet

Si os gustan los temas “espirituales”, tenéis que saber que en Tíbet las montañas, los lagos y muchos elementos de la naturaleza, son sagrados. Y este lago, como os decía al principio, es uno de los más espirituales del país, por esta razón los budistas tibetanos vienen hasta aquí para hacer el “kora”. Si queréis saber en qué consiste, pasaros por el post en el que os hable de la calle Barkhor de Lhasa, que podéis leer AQUÍ. El Kora que se realiza en el lago Yamdrok, cuando lo hacen a pie, les lleva a los peregrinos meses en completarlo.

lago-yamdrok-tibet

Además, se dice que el lago Yamdrok Tso ayuda a los tibetanos a encontrar el alma reencarnada del Dalai Lama cuándo este fallece. Los lamas más ancianos son los responsables de encontrar al niño en el que se habrá reencarnado el alma de la máxima autoridad religiosa del Tíbet. Vienen hasta el lago Yamdrok para que, a través de sus rezos y canticos, encuentren la respuesta en las aguas del lago y sus reflejos les revele la ubicación exacta del niño que será el futuro Dalai Lama del país. 

La leyenda del lago

Una antigua leyenda sentencia que si el lago se secara no volvería a ser posible la vida en el Tíbet. La leyenda nos cuenta que en el pasado aquí no había un lago, sino que en realidad había nueve. Dakini Yeshe Tsogyal, la madre del budismo tibetano, como si fuera el hada buena de un cuento, temía que al estar los lagos aislados terminaran secándose y la maldición condenara a los habitantes del Tíbet a no poder vivir allí. Para solucionar esto, lanzó un puñado de polvo de oro sobre los lagos. A medida que el polvo de oro se posaba en el suelo, se fueron abriendo canales que los interconectaron. Los nueve lagos terminaron convirtiéndose en uno solo y de esta forma se garantizó que el agua circulara constantemente a través de ellos y nunca se secara, salvando a todos los habitantes del Tíbet.

lago-yamdrok-tibet

Ruta de Lhasa a Yamdrok

Salimos a primera hora de la mañana de Lhasa. Nuestro destino era Gyantse. Nos llevaría todo el día completar esta ruta. La carretera es estupenda, los chinos han construido en Tíbet multitud de infraestructuras en una complicadísima orografía. Pero tener en cuenta que estáis en los Himalayas y en época de lluvias los deslizamientos de tierra están a la orden del día.

Todo el trayecto discurre por pasos de montaña con una altitud mínima de 4.000 metros que constantemente estarás superando en muchos tramos. Habrá momentos en los que llegarás a más de 5.000 metros. Un recorrido no apto para quienes padezcan problemas cardíacos o respiratorios y en el que, además, tendrás que hidratarte constantemente para evitar el mal de altura. Antes de llegar aquí, os recomiendo que paséis al menos un par de días en Lhasa para que le dé tiempo a tu cuerpo a habituarse con la altitud.

Seguimos la carretera S101 que discurre en paralelo al río Yarlung Tsampo. El camino no lo hicimos del tirón, sino que paramos varias veces para disfrutar de esos paisajes únicos y extraordinarios que ofrece el Tíbet. La primera parada la hicimos cerca de un pueblo llamado Dangmusa. El caudaloso río tenía como telón de fondo unas montañas grises rodeadas por árboles. En aquel momento estaban teñidas con los colores cobrizos que anunciaban la llegada del otoño a los Himalayas. El paisaje era prístino, rodeado de montañas salvajes que por el momento se han mantenido a salvo de la mano humana.

lago-yamdrok-tibet

Después de pasar un rato allí, continuamos por la carretera ascendiendo por la columna vertebral de los Himalayas hasta que llegamos al famoso “Kamba-la Pass” situado a 4.700 metros de altitud. Desde este paso se tiene una de las mejores vistas del lago Yamdrok y tendrás las aguas turquesas del lago bajo tus pies.

lago-yamdrok-tibet

Después de unos 120 km y tres horas de viaje desde Lhasa apareció el lago. Desde la misma carretera 307 hay un mirador llamado Yanghu Scenic Area desde dónde se tienen buenas vistas aunque lo peor, es que estaba lleno de autobuses con turistas chinos. Un desvió de esta carretera llevaba hasta la orilla del lago. Bajamos a toda prisa para huir de la marea amarilla que se avecinaba.

El Lago Yamdrok es el lago interior de agua dulce más grande al Norte del Himalaya. Cuando llegamos estaba despejado por lo que frente a nosotros se elevaba imponente el monte Nyenchen Khangsar de 7.000 metros otra de las montañas sagradas del Tíbet.

Creo que es uno de los lagos más bonitos que he visto. El color del agua cambia de tonalidad según le incidan los rayos de sol, pasando de un intenso azul turquesa, a azul claro. También se dice que tiene forma de escorpión, pero sinceramente había que tener mucha imaginación para verlo con esta forma.

Otra curiosidad de este lago, es que aquí se encuentra la central hidroeléctrica situada a la mayor altitud del mundo, por supuesto made in China.

lago-yamdrok-tibet

Descendimos hasta la orilla, las banderas de oración dejadas por los peregrinos adornaban el entorno del lago, en un ambiente placido y espiritual.

¿Qué otras cosas puedes ver en el Lago Yamdrok?

Los mastines tibetanos

Aquí podrás ver uno de los perros más raros y caros del mundo, también es uno de los más grandes, el mastín tibetano. No hay millonario chino que se precie, que no cuente con un mastín tibetano como mascota. Pagan auténticas millonadas para tener uno y se ha convertido en una mascota de lujo, se ha llegado a pagar más de dos millones de dólares por un ejemplar. Como la mayoría de los turistas que vienen al Tíbet son chinos, los pastores que tienen un mastín tibetano les sale a cuenta exhibirlos para llevarse unos yuanes a costa de los ansiosos chinos que andaban locos por fotografiarse con ellos.

mastin-tibetano

Además de ser perros pastores, también en el pasado los mastines tibetanos eran los guardianes de los monasterios.

Eran como pequeños leoncillos y de lo más dóciles. Aguantaban estoicamente a los chillones chinos que hacían cola para hacerse fotos con ellos. 

mastin-tibetano

En la orilla del lago los yaks rivalizaban con los mastines para captar clientes. Los lanudos estaban ataviados con adornos tibetanos para llamar la atención de los turistas chinos que se estaban igualmente entusiasmados por hacerse una foto encima de ellos.

Lo de las fotos y poses de los amigos chinos de verdad que era “too much”. Como muestra la comparativa instagramer glamurosa china con vestido vaporoso, aunque muera de congelación y ande yo caliente. 😂😂

El Monasterio Samding Dorje Pahagmo

Otro de los lugares curiosos que podéis visitar en el lago Yamdrok es un monasterio, que es digamos que es único, ya que está regentado por una abadesa. Es la única mujer que ostenta este cargo en Tíbet. Siguiendo la costumbre budista es la reencarnación de otra mujer, Samding Dorje Phagmo. Dirige este monasterio cuya congregación lo forman en igual numero mujeres y hombres.

lago-yamdrok-tibet

Mejor momento para ir al lago Yamdrok

Nosotros estuvimos la última semana de septiembre, lucía el sol, pero se levantó un viento tremendo. Tener en cuenta que son los Himalayas, así que el clima puede cambiar de un minuto a otro. No te olvides de llevar un forro polar y un chubasquero, aunque vayas en verano. Cuando nos marchamos llegaron unas nubes negras que eran de temer. Empezamos el día con camiseta de manga corta y lo terminamos con toda la ropa que llevábamos encima, ya que se puso a nevar.

La mejor época para visitar el lago Yamdrok es de junio a septiembre. Ojo porque en febrero y marzo no se permite a los turistas venir a esta zona.

Nuestra siguiente parada en nuestra ruta por el Tíbet sería el Glaciar Karola, pero esa es otra historia.

lago-yamdrok-tibet

Feliz fin de semana😊

14 comentarios en “El lago Yamdrok, Tíbet”

  1. Una delicia comenzar el finde con lecturas que te hacen viajar de esta forma.

    (A continuación casi ‘spoiler’): A mi también me ha entrado frío al ver esa pose, menos mal que aquí estamos en veranito y entre eso y los lanudos y maravillosos animales que venían antes se me ha compensado la temperatura.

    Que pases una feliz semana.

    Responder
    • El sitio es espectacular, ya que no hay ningún otro lugar como ese. Lo mejor de la de la pose es que iba en chanclas. Espero que la dieran muchos likes porque se lo merecía . Feliz fin de semana y un abrazo

      Responder
  2. Que color turquesa tan impresionante. La naturaleza al final siempre es lo más impresionante. Espero que no te nos asfixiadas a esas alturas. Por cierto, asi no vamos a hacer carrera en Instagram . Te voy a tener que regalar un pañuelo para que posees, aunque sea en pantalones de trecking,con el pañuelo al aire. Aprende, aprende de la china.
    Pasa un buen fin de semana. Besos.

    Responder
    • ya sabes que yo no soy de esas, sinceramente ponerse un modelito así a más de 4 mil con una rasca que no veas, ni aunque me paguen que pereza, estoy mayor para esopasa muy buen finde

      Responder
  3. Estar contigo en la lectura de tu crónica, es comprarse un boleto gratis, un puñado de diamantes en los ojos para disfrutar de las maravillas de un lago y recorrer el tiempo sin fatiga, sin miedo porque no has llevado al paraíso de tu mano. Qué más se puede pedir al estar mirando las cuatro paredes de mi cuarentena? Mi corazón estaba deshidratado pero le has traído el agua sagrada de ese lago que no tiene fin.
    Disfruté tu paseo, como todos los demás. Tus fotos, que son estupendas, nos acercan aún más, a tu relato. Un buen domingo para ti Bea. un beso
    Manuel

    Responder
  4. Madre mía que altura! Ahí aun se respira? Que paisaje más espectacular y que azul taaaaan bonito el del lago. Si no fuese por el frío… de cabeza íbamos nosotros! Un abrazo enorme.

    Responder
    • Claro , eso sí hay que moverse cual abuelito porque ir a toda velocidad no se puede, pq entonces si te falta el aire. Eso sí el color de ese agua es único

      Responder
  5. Qué lago más preciosísimo!!! Lo de la forma de escorpión tampoco lo veo, pero verter imaginación en esa agua azul «locura» añade más encanto al lago. Flipo con lo del mastín tibetano. Un abrazo muy grande!!!!

    Responder
    • Sí el color del agua parece hasta irreal pero es así. Lo de los mastines fue curioso, es raro encontrarse a estos perros y a los chinos les encantaban, en vez de trabajar como pastores trabajaban como modelos!! Un abrazo grande David y buena semana

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: