Qué ver en Brihuega: El jardín de la Alcarria

Sí, ya sé que estás hasta el moño de estar en la ciudad, que no puedes más con el calor, que necesitas «pero ya» cambiar de aires. Bueno hay solución, te propongo una escapada cercana a Madrid, a tan solo una hora en coche, por tierras de la Alcarria y vas a ver tú que entretenimiento no te va a faltar.  Si te preguntas que ver en Brihuega, el jardín de la Alcarría hoy lo averiguarás.

que-ver-en-brihuega-guadalajara

Si te digo que vas a poder dar un paseo entre campos de lavanda, girasoles y hasta por túneles en un pueblo lleno de rincones cargados de historia, no me negarás que la escapada es prometedora. Nosotros solo pasamos la tarde y lástima que teníamos que ir a trabajar al día siguiente, porque las tierras alcarreñas son muy atractivas y nos gustó tanto la zona que nos quedamos con ganas de más. Después de haber ido, ya os digo que es un buen plan para pasar aquí un fin de semana largo.

No solo os contaré que ver en Brihuega, sino que además fuimos a los campos de lavanda de los que os hablé en el último post que podéis leer AQUÍ y también visitamos otro lugar bien curioso del que os hablaré al final de esta entrada del blog.

que-ver-en-brihuega

Brihuega Como Llegar

Lo primero es saber cómo llegar a Brihuega. Muy fácil, has de coger la autopista A2. Cuando veas indicada la salida de Torija sal de la autopista. Si vas desde Madrid es la salida 73 Torija/ Brihuega/Torre del Burgo. Después tendrás que ir por la carretera C2011 y la sigues hasta que llegues al pueblo.

Dónde aparcar el coche en Brihuega

Casi en la entrada de Brihuega encontraréis la calle de María Cristina y el Paseo Jesús Ruiz Pastor (frente a la Puerta de la Cadena). Allí es un buen lugar para dejar el coche e iniciar el recorrido. Os lo he señalizado en el mapa.

Turismo en Brihuega

Si tienes tiempo para visitar tranquilamente todos los lugares que hay que ver en Brihuega, hacedlo. Pero si eres de los que no te gusta entrar en todos los sitios o bien no tienes todo el día, os cuento cuales fueron los lugares que más me gustaron. Ojo, porque esta lista es completamente subjetiva.

que-ver-en-brihuega

– Las cuevas árabes

– El castillo de la Peña Bermeja

– La iglesia de San Felipe

Si quieres conocer un poco más a fondo los rincones de este pueblo a continuación te cuento el recorrido que hicimos y las curiosidades de cada uno de los sitios que visitamos.

Mapa lugares interesantes Brihuega

Si no te quieres perder nada en el mapa tienes señalizados todos los lugares que no te puedes perder en Brihuega

Que ver en Brihuega

Las puertas

Brihuega como buena villa medieval está rodeada por una muralla que defendió al pueblo de sus enemigos desde el S. XI. En la muralla se abrieron puertas que daban acceso al pueblo y algunas las tenéis que incluir dentro de vuestra lista de lugares que ver en Brihuega, porque son chulas e incluso alguna de ellas tiene detrás una historia curiosa.

Podéis visitar cuatro puertas: la puerta de la Cadena, la del Juego de Pelota, el Arco de la Guía y el Arco de Cozagón.

Puerta de la Cadena

Una vez aparcamos el coche, atravesamos la Puerta De La Cadena, un arco de medio punto daba paso al inicio de nuestro recorrido. Veréis unas placas de piedra dónde se recuerdan las batallas que acontecieron aquí durante la Guerra de Sucesión, allá por el 1710.

que-ver-en-brihuega

Arco de la Guía

Hay una curiosidad relacionada con el Arco de la Guía de Brihuega. El padre del escritor Víctor Hugo fue un general francés que luchó aquí en Brihuega a principios de 1800 durante la Guerra de Independencia. Ordenó abrir este arco con el único fin de asaltar y conquistar el castillo de la Piedra Bermeja.

que-ver-en-brihuega

Fuentes de Brihuega

Tras pasar la puerta de la cadena a pocos pasos nos topamos con una de las fuentes más conocidas, bonitas y que tenéis que ver en Brihuega, la fuente de los doce caños, también llamada fuente Blanquina.

La leyenda cuenta que las chicas solteras que bebían de esta fuente encontraban novio, ahí lo dejo😊. A espaldas de la fuente se encuentra el antiguo lavadero municipal. Era el lugar dónde venían las mujeres a fregotear los cacharros y lavar la ropa hasta que llegó a las casas el agua corriente e hizo aparición el maravilloso invento de lavadoras y lavavajillas.

fuente-doce-caños-que-ver-brihuega

Tras la guerra civil el lavadero quedó prácticamente destruido. Entrad a visitarlo es bonito y además la entrada del lavadero municipal es gratuita. La valla del lavadero está abierta de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 y los fines de semana de 10:00 a 14:00.

Gracias a que en el subsuelo del pueblo hay mucha agua subterránea, los briocenses a lo largo de la historia han construido numerosas fuentes, el agua también da vida a numerosos huertos y jardines y por eso a Brihuega se la conoce con el sobrenombre del Jardín de la Alcarria.

Si continuáis caminando llegaréis a la Plaza del Coso, la plaza Mayor. Allí os encontraréis con otra fuente barroca y a su lado la Real Cárcel ambos construidos en época de Carlos III. En la antigua cárcel se encuentra la Oficina de Información y Turismo de Brihuega un buen lugar para conseguir un plano en papel y dónde os darán información útil sobre los campos de lavanda, especialmente ahora, que están a punto de segar los campos, os podrán decir cuáles quedan aún con flores.

que-ver-en-brihuega

Pero una de las fuentes que más me gustó y que tenéis que ver en Brihuega es la Fuente de Santa María. La podréis ver una vez que crucéis el Arco de la Guía. Llegaréis a una explanada llamada el Prado de Santa María, dónde la fuente fue reubicada, antes se encontraba en las murallas del pueblo. La imagen de los árboles centenarios, los muros del castillo de la Peña Bermeja es de cuento medieval.

que-ver-en-brihuega-guadalajara

El Castillo de la Peña Bermeja

Si las piedras de este castillo pudieran hablar cuántas historias contarían. Por aquí pasaron celtíberos, romanos y visigodos. La parte más antigua que se conserva en los muros del castillo es del periodo andalusí.

Pero el nacimiento del castillo de la Peña Bermeja tuvo su origen en la época de los reyes taifas de Toledo que venían hasta aquí, a pasar los veranos. El rey Taifa Al Mamun lo cedió a Alfonso VI y éste a su vez lo cedió al clero. Estuvo en sus manos hasta la desamortización de Mendizábal y a partir de ese momento pasó a manos municipales y por eso os encontraréis tumbas en su interior, ya que sirvió de cementerio municipal.

castillo-peña-bermeja-guadalajara

No siempre ha sido un castillo como tal, durante la guerra de Sucesión allá por el S. XVIII fue el último baluarte inglés y más tarde en la Guerra de Independencia los franceses lo usaron como cuartel. Durante los siguientes siglos fue utilizado como hospital y como cementerio y posiblemente sea uno de los cementerios más curiosos y bonitos de España.

Si sigues la señal que lleva al cementerio pasada la primera puerta y tras cruzar las tumbas, veréis la entrada al castillo de Peña Bermeja. La entrada cuesta 2€ y este es otro de los lugares que tenéis que ver en Brihuega.

castillo-peña-bermeja-brihuega

En su interior podéis ver la sala noble y la capilla gótico mudéjar cuyas paredes guardan una joya. Unas cintas rojas se entrecruzan formando polígonos con forma de estrella decorando las paredes. Son mudéjares del S. XIII y son de las pocas que se pueden ver en España.

que-ver-en-brihuega

Una escalera de caracol de madera os llevará hasta lo más alto del castillo, al torreón, subir porque desde allí tendrás unas vistas privilegiadas de Brihuega.

que-ver-en-brihuega

Horario Castillo Brihuega

El horario del Castillo de la Peña Bermeja es de lunes a domingo de 10:00 a 20:00.

Justo al lado al lado del Castillo de Peña Bermeja se encuentra una Iglesia de estilo cisterciense del S.XII, es la Iglesia Santa María de la Peña, entrad porque es bonita.

iglesia-santa-maria-de-la-peña-brihuega

Museo de Miniaturas del Profesor Max

Salimos de la iglesia y nos topamos con un lugar que si venís a Brihuega con niños seguro les va a encantar. Frente a la Iglesia de Santa María de la Peña veréis un edificio de piedra imponente del XVIII, es el antiguo convento de San José que ahora acoge el Museo de Miniaturas del Profesor Max.

El profesor Max (Juan Elegido Millán) brícense de nacimiento, fue médico y periodista. Para evitar que sus pacientes pasaran un dolor de primera con alguno de sus tratamientos utilizó la hipnosis. Se decía que era capaz de hipnotizar a una persona tan solo viendo una foto y hasta era capaz de hipnotizar por teléfono. Su fama como mentalista fue tal, que recorrió el mundo con sus actuaciones y como recuerdo de esos viajes “tan hipnóticos” siempre se traía pequeñas miniaturas. Al final terminó acumulando más de 35.000 que ahora forman parte de este museo, muchas son tan pequeñitas que hasta forman parte del libro Guinness de los Récords.

museo-miniaturas-profesor-max

La entrada al museo de miniaturas del Profesor Max cuesta 7 € (en Julio de 2020 ). Si queréis más info sobre este lugar y saber cuál es su horario de visitas podéis consultarlo en su web.

Cuevas Árabes Brihuega

Si vas a hacer turismo en Brihuega, incluye una visita a las cuevas árabes, ya que es un lugar realmente curioso y merece la pena conocerlo, a nosotros nos encantaron.

Aunque se denominen cuevas árabes, no son cuevas, puesto que no son naturales sino que es un entramado de pasadizos excavados por la mano del hombre que recorren todo el subsuelo de Brihuega. Tampoco posiblemente sean de origen árabe, por una sencilla razón, durante todo el recorrido veréis que está jalonado de gigantescas tinas en dónde seguro se almacenó el vino y los árabes no beben alcohol.

En el subsuelo de Brihuega como si se tratara de un gigantesco queso gruyere se excavaron  8 kilómetros de túneles bajo el suelo de las casas. Al pasar por debajo de las viviendas particulares, los turistas no tenemos acceso a ellas, pero si se pueden visitar 700 metros de estas galerías subterráneas que pertenecen a los carniceros del pueblo.

cuevas-arabes-brihuega

Para ello ir hasta la plaza de Coso, allí veréis una carnicería. La entrada de las cuevas árabes de Brihuega como había leído en los blogs no está en la carnicería, sino que la veréis en un lateral con su propia entrada y bien señalizada. Eso sí, el recorrido termina en un almacén de la carnicería.

cuevas-arabes-brihuega

Una entrada decorada con plantas y hiedra da acceso a un entramado de galerías que no te lo vas ni a creer. El recorrido está perfectamente señalizado y pasareis por multitud de arcos y hornacinas en las que aún se encuentran grandes tinas. Un lugar perfecto para almacenar y conservar tanto vino como otros productos, puesto que la temperatura aquí bajo tierra es fresquita y se mantiene constante.

Casi llegando al final del recorrido de las cuevas árabes de Brihuega, veréis unos carteles que indican la existencia de unos arcos visigodos. Los distinguiréis porque son unos arcos ojivales superpuestos.

cuevas-arabes-que-ver-en-brihuega

Fijaros porque encima de los arcos hay grabada una cruz y también en otros sitios vimos dos llaves cruzadas, símbolo del cabildo eclesiástico de la villa, que estos si le daban al codo y no los musulmanes :).

Incluir este lugar en la lista de lugares que ver en Brihuega porque es de lo más curioso.

Cuevas árabes Brihuega horario: De martes a jueves, así como domingos y festivos: De 11:30 a 14:00. Los viernes y sábados de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00.

He de decir que este es el horario oficial, pero el jueves pasado fuimos a verlas a las 17:30 y estaba abierto, quizás fuera porque había más turismo al ser la época de visitas de los campos de lavanda. Si queréis cercioraros del horario llamar antes, el teléfono de las cuevas es 949 28 00 49.

Precio entrada cuevas árabes Brihuega: 2 € (Julio 2020)

La Real Fábrica de Paños

Un curioso edificio con forma circular acoge la real fábrica de paños. Se construyó por orden del rey Fernando VI en 1750. Durante la guerra de la independencia, los franceses lo utilizaron como cuartel y cuando los franceses salieron de aquí la fábrica reanudó la actividad textil.

La entrada a los Jardines de la Real Fábrica de Paños cuesta 2€ y abre de lunes a domingo de 11:30 a 14:30 y de 17:00 a 20:00. El edificio no se puede ver porque lo estaban restaurando, pero lo que si podéis visitar son sus bonitos jardines.

que-ver-en-brihuega

El primer propietario de la fábrica quiso que su mujer tuviera unos jardines dignos de una reina y le construyó una versión reducida de los jardines de Versalles con unas vistas excepcionales al valle del Tajuña. Se dice que desde este mirador de la Real Fábrica de Paños un joven corresponsal, Ernest Hemingway, escribía sus crónicas, ya que tenía una vista privilegiada de las batallas que tuvieron lugar en esta zona durante la Guerra Civil entre italianos y republicanos, veréis que este mirador lleva su nombre.

que-ver-en-brihuega

Iglesias de Brihuega

Además de la Iglesia de Santa María de la Peña hay otras iglesias interesantes que ver en Brihuega.

que-ver-en-brihuega

La iglesia de San Miguel se construyó en el S XIII con estilo mudéjar toledano, ahora en ella no se realizan actos litúrgicos, sino actividades culturales. 

No os perdáis la iglesia de San Felipe, es una preciosa iglesia de estilo románico de transición, por dentro es muy bonita y es uno de los lugares que tenéis que ver en Brihuega. Lo mejor es que su torre del campanario está separada de la nave, la razón es que se utilizó uno de los torreones de la muralla.

que-ver-en-brihuega

En Brihuega hubo otras iglesias como de San Simón o la Iglesia de San Juan, no queda nada de ellas, tan solo podréis ver sus cimientos.

Si sois aficionados a la historia y queréis saber más sobre Brihuega visitar su museo de historia. La entrada cuesta 2€ y abre de Lunes a Domingo de 11:30 a 14:30 y de 17:00 a 20:00

Cívica

Tras visitar Brihuega y los campos de lavanda regresamos al coche. Continuamos por la carretera por la CM 2005 hasta llegar a un pueblo llamado Yela. Allí nos desviamos y tras unas cuantas curvas todo se volvió verde. El paisaje cambió como si nos hubiéramos teletransportado a otra región e incluso a otro país. La carretera no es la mejor del mundo, pero merece la pena ver el paisaje. Supongo que la cercanía del Tajo hace milagros y la vegetación no podía ser más frondosa. Continuamos por la carretera hasta que nos topamos con la CM 2011 en dirección a Brihuega. Nuestro destino era Cívica.

civica

De casualidad vi unas fotos de este lugar y no pude resistirme en llegar hasta aquí para conocerlo. Había leído que el pueblo estaba abandonado y ya os digo yo que no lo está, porque cuando cogimos el desvío de Cívica y dejamos el coche cerca de unas casas, nos echaron una bronca de primera y nos dijeron que allí no podíamos aparcar, que lo dejáramos en la carretera.

¿Y que hay en Cívica de interés? os estaréis preguntando, pues un lugar de lo más curioso. Por aquí paso Camilo José Cela y habló de Cívica en su «viaje a la Alcarria». Decía que este lugar debía ser parecido al Tíbet. ¿Al Tíbet? Está claro que nunca estuvo en Tíbet, porque se parece como una castaña a un calabacín.

Cuando vi las fotos de Cívica me recordó a los Tau Tau que vi en las Islas Célebes, por eso tenía tanta curiosidad de ver aquel lugar más propio de las construcciones que se pueden ver en Capadocia o de Sulawesi que las que hay por las tierras alcarreñas. Podéis ver la comparativa en las fotos a la izquierda los Tau Tau a la derecha Cívica.

No hay mucha información de éste lugar. Parece ser que a un sacerdote le entregaron estas tierras en herencia y después de cada misa se iba pico pala, pico pala, a excavar en la roca y como resultado hizo este pedazo de construcción que como poco no me diréis que es no es original. Está abandonada y en el suelo había un cartel de «se vende». Cuando llegamos prácticamente ya era de noche así que ya no se podía ver ni un pimiento. Se puede subir por los laterales, en el interior hay habitaciones, balcones y pasadizos excavados que recorren toda la roca. Tened cuidado si subís.

Frente a esta misteriosa construcción de Cívica al lado de la carretera veréis que hay un bar con una terraza. La zona estaba llena de tobas y emanaban cascadas de las paredes de las montañas. Un lugar de lo más curioso.

Ya no se veía nada cuando nos marchamos, Cívica está a 11 kilómetros de Brihuega por lo que en unos minutos ya estábamos de vuelta.

Terminamos la noche en una terraza del pueblo que estaba abarrotada. Me dicen muchos amigos que porque no recomiendo sitios para comer. Bueno quisimos cenar en la terraza, pero todo lo que pedíamos o no lo tenían o se había agotado y lo poco que comimos la verdad que no fue para tirar cohetes así que, que voy a hacer, no puedo recomendarlo. Pero lo que si os recomiendo es viajar a la Alcarria porque tiene mucho que ofrecer.

Feliz fin de semana😊

10 comentarios en «Qué ver en Brihuega: El jardín de la Alcarria»

  1. Aunque no nos hagas recomendaciones gastronómicas, tu blog ofrece unos detalles que lo hace diferente y en esta ocasión sigue cumpliendo con creces.

    Haces que realmente apetezca visitar Brihuega y me lo apunto por si tengo la oportunidad en el futuro.

    En cuanto a Cívica, aparcar por error en una zona privada no es merecedor de una bronca, se informa al que lo ha hecho y punto, ante todo, hay que ser cívicos y sentir empatía por los visitantes. Todos hemos estado algo “perdidos” en algún viaje, lo importante es que la gente se sienta acogida para que invierta en los negocios locales, pero me ha parecido un lugar increíble… y pensar en su construcción… ¡vaya trabajito! Digno de ver y mostrar.

    Gracias por tu tiempo y trabajo, feliz semana.

    Responder
    • Jejeje mis amigos siempre diciendo que hay recomendaciones gastronómicas, lo intentamos pero vaya no había de nada dónde fuimos. El sitio a los que vivimos en Madrid nos pilla al lado y es una buena escapada, pero si estás más lejos como tú es un buen plan ver los campos de lavanda y conocer el pueblo que aunque es pequeño madre mía la de historia que tiene. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo y pasa muy buen finde

      Responder
  2. Que buena propuesta para viajar en tiempos del covid. A veces tenemos sitios superinteresantes al lado de casa. Y donde dices que hay que beber para hundir a todas las aplicaciones de ligoteo? Estoy contigo, Cela tendrá un premio Nobel, pero la Alcarria no se parece a los Himalayas ni por el forro
    Feliz fin de semana embajadora de la Alcarria.

    Responder
  3. Que destino tan interesante para viajar en tiempos del covid19 y tan a mano. Estoy contigo, Cela tendrá un premio Nobel, pero de Himalayas sabe poco. La Alcarria no se parece al Tíbet ni por el forro. Donde dices que hay coger agua que vamos a fundir todas las aplicaciones de ligoteo. Pasa un feliz fin de semana embajadora de la Alcarria.
    Un beso
    Horacio

    Responder
    • Pues si, un buen plan en tiempos de Covid y si encima buscas novi@ a beber unos buchitos de agua de la fuente, un plan completoCivica es un sitio bien curioso, seguro que te gustaría Un besote y pasa muy buen finde

      Responder
  4. ¡Que bonito Brihuega!, La fuente me ha parecido de lo más refrescante.
    Las fotos espectaculares. Un paseo precioso y mejor sin recomedaciones gastronómicas que después pasa lo que pasa, jajaja.
    Las expectativas puestas en el post se han cumplido con creces.
    🙂 🙂 🙂

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: