Tsingys Madagascar: Como llegar, rutas y qué ver en los alrededores del Parque Tsingy de Bemaraha

Los Tsingys Madagascar es uno de los destinos más espectaculares de la isla roja. Catalogado desde 1990 como Patrimonio de la Humanidad por su geografía única, acoge una vegetación y fauna increíble: preciosos pájaros, lémures, mangostas y camaleones. Era un lugar que teníamos que conocer y figuraba en nuestra lista de deseos de Madagascar.

Tsingy-Bemahara

Pero llegar hasta los Tsingy no fue tarea fácil, padecimos un viaje memorable de 11 horas que iniciamos en Morondava siguiendo la infame carretera RN8 hasta llegar a Bekopaka. 

Infame, porque la RN8 es una pista de tierra que no es que tenga baches, es que tiene unos cráteres de tal calibre que, con tantos botes, parecía que nos estaban centrifugando, pero ahí donde la ves es una carrera nacional. Cuando terminamos el recorrido, dimos mentalmente las gracias al Ministerio de Fomento malgache que debe estar orgulloso del pedazo de carreteras que tiene su país, mientras nuestros órganos se recolocaban en su posición original.

carretera-tsingys

La única pega que puedo poner a todo el viaje fue la cantidad de horas que invertimos en llegar hasta aquí, pero es que ir a los Tsingy de Madagascar, es un viaje de aventura de principio a fin que mereció la pena, pese al palizón de coche, te aseguro que es uno de los destinos 10 de Madagascar.

Hoy te cuento como fue nuestra experiencia en los Tsingy de Bemaraha con fotos y vídeo incluido, para que te hagas una idea de cómo son. Te explicaré cuáles son las diferentes alternativas para llegar a los Tsingy, porque te he de decir hay formas más cómodas de llegar. También te contaré como fue nuestra ruta de senderismo por el Grand Tsingy así como otros lugares que puedes conocer en esta zona que también merecen mucho la pena.

Tsingy-de-Bemahara

Cómo es la ruta por el Grand Tsingy

Reconozco que ninguno habíamos leído mucho antes de venir sobre las rutas que se pueden hacer en el impresionante bosque de piedra del Grand Tsingy.

Había visto fotos del puente colgante que atraviesa los pináculos de piedra afilados como cuchillas de los Tsingy de Bemaraha, pero no imaginábamos lo que nos íbamos a encontrar allí.

Hay varias rutas, la más sencilla es de tres horas, pero nosotros elegimos la ruta más larga y no sabíamos que iba a ser tan dura y exigente.  Nuestro recorrido por el Grand Tsingy duró siete horas en las que mezclamos partes de senderismo, con vía ferrata, subiendo y bajando por las paredes de los pináculos. Atravesamos laberintos de cuevas y desfiladeros, con un calor terrible que nos dejó completamente extenuados.

En este vídeo tienes un resumen. Como no llevaba una GoPro no salen todos los lugares del recorrido, muchos completamente espectaculares, pero me fue imposible grabar más, ya que necesitaba las dos manos para no despeñarme.

Los Tsingy: Qué tener en cuenta antes de ir

Aviso para navegantes: este no es un lugar sencillo. Si tienes vértigo el Grand Tsingy no es para ti, ya que para llegar hasta los dos miradores que hay en la cima se ha de subir por las paredes en vertical a más de 20 metros, por lo que no creo que merezca la pena pasar un mal rato.

Ten en cuenta que no solo has de subir, sino que después toca hacer el camino de descenso y tampoco es fácil. Esta ruta tampoco será para ti si no estás en forma o si tienes problemas en piernas o rodillas, ya que es un recorrido exigente que requiere bastante esfuerzo. Creo que tampoco lo es para claustrofóbicos puesto que hay que pasar por cuevas y zonas realmente estrechas.  

Tsingy-de-Bemahara

En cuanto a los niños, salvo que tu hijo sea el pequeño Madelman y se pase el día en la montaña, no lo vi muy recomendable. De hecho, creo que los menores de 10 años no pueden hace la ruta del Grand Tsingy, me parece normal porque este lugar tiene su punto de aventura vs riesgo vs peligro.  

Mientras recorría los Grand Tsingys pegada a la pared rodeada por el abismo me asaltó una inquietud un tanto aterradora. Miraba los cables de acero, anclajes, clavos y grapas que sujetaban algunas piedras y la línea de vida que impedían que nos despeñáramos y terminásemos ensartados cual brocheta en alguno de los pináculos y pensaba ¿son realmente seguros? Durante todo el recorrido estuvimos rodeados por un bosque de piedra lleno de aristas afiladas, con pinta de cortar como cuchillas. Un mal paso o una caída puede destrozarte la piel y puedes salir muy mal parado.

Tsingy-de-Bemahara

Si eres de los que les gusta la aventura, la escalada y las rutas poco manidas aquí vas a disfrutar como un enano, el paisaje de los Tsingy de Bemaraha te va a enamorar y créeme que las fotos y el video no hacen justicia a lo que realmente vimos allí.

Si los Grand Tsingy no son para ti, no te preocupes porque tienes otras alternativas. O bien puedes hacer una ruta sencilla de tres horas por el Grand Tsingy o puedes ir a los Petit Tsingy que no tienen ningún riesgo y son igualmente bonitos.

Tsingy-de-Bemahara

Qué llevar en la excursión a los Tsingys Madagascar

-Botas o zapatillas de montaña que agarren muy bien, esto es lo más importante.

-Si vas a incluir el paso por las cuevas necesitarás un frontal o una linterna.

-Un litro de agua mínimo.

-Protector Solar.

-Algo de comida, snacks o frutas.

-Repelente de mosquitos.

tsingys-madagascar

Ruta de senderismo por el Grand Tsingy

Nos alojamos en el Orchidee du Bemaraha, tocaba levantarse pronto, a las 5.30 de la mañana ya estábamos arriba. Tras el desayuno fuimos a la entrada del Parque Nacional de los Tsingy. Allí además de pagar la entrada del parque, hay que pagar las tasas destinadas a la comunidad de Bekopaka y las del guía que nos acompañaría durante todo el recorrido.

tsingys-madagascar

El guía local en los Tsingy es obligatorio además de fundamental, aventurarse solo para recorrer el Grand Tsingy sería una locura, ya que necesitas saber por donde se puede pasar. Además, en mi caso, gracias a él, en ningún momento sufrí un ataque de vértigo. Hablan inglés con suficiente fluidez y nos contó un montón de cosas interesantes, además de preocuparse bastante por nuestra seguridad.

tsingys-madagascar

Entre los trámites de la compra de entrada, pago de tasas y demás, llegar desde allí al punto de inicio nos llevó unas dos horas, ya que de nuevo tuvimos que recorrer otra maravillosa pista de tierra de 18 km para llegar.

Nos colocamos el arnés que es obligatorio y necesario para hacer el recorrido. Comenzaba nuestra ruta por el Grand Tsingy.

Primero atravesamos un bosque seco caducifolio, cuyos árboles alcanzaban más de diez metros de altura. Muchas de las plantas que nos encontramos en los Tsingy de Madagascar son endémicas y únicas de esta zona, adaptadas a las exigencias de un terreno calcáreo kárstico y a largos periodos de sequía. Una de las plantas milagro que verás es el Pachypodium Lamerei, nace en la roca, pero no es la única planta, aquí en los Tsingys Madagascar hay más de 650 tipos de plantas y un 85% de ellas son endémicas.

Las rocas de los Tsingys son muy curiosas, nacieron en el Jurásico y se tallaron con la erosión causada por las lluvias y el viento. Nuestro guía las golpeaba como si fueran un tambor y emitían sonidos metálicos. En muchas vimos las marcas fósiles, conchas que revelaban que hubo un tiempo en el que toda esta zona estuvo sumergida bajo el mar.

Tsingy-de-Bemahara

Al cabo del rato apareció ante nuestros ojos un paisaje con cientos de pináculos negros y grises que emergían del suelo. Continuamos caminando entre gigantescas piedras y altísimos ficus hasta que entramos en una de las cuevas que sirvieron de alojamiento a los primeros moradores de la isla, los Vazimba. Ellos fueron los que les bautizaron como “Tsingys de Bemahara” que significa “donde no se puede caminar descalzo”.

Tsingy-de-Bemahara
Tsingy-de-Bemahara

Tras atravesar la cueva, en la salida nos esperaba el primer paredón, una buena subida por las paredes de uno de los pináculos que te lleva hasta el primero de los miradores que hay en la ruta del Grand Tsingy, desde allí la vista era excepcional. Continuamos nuestra ruta hasta llegar al puente más fotografiado del parque y desde allí fuimos hasta el segundo mirador. En ese momento estábamos sudando como auténticos pollos y lo mejor es que estábamos comidos por las moscas y no nos las podíamos quitar de encima ya que necesitábamos las manos para agarrarnos. Desde allí, iniciamos el camino de descenso y cuando nos adentramos en la zona del bosque seco tuvimos la suerte de toparnos con un montón de lémures.

tsingys-madagascar

Cómo llegar a los Tsingy de Bemaraha

El viaje hasta los Tsingys Madagascar nos pareció agotador y lo peor es que si quieres conocerlos no queda otra que invertir horas y horas de viaje por carreteras y pistas de barro completamente infames y cruzar dos ríos. Sobre el mapa parece que hay poca distancia, pero la realidad es otra, dado el estado en el que está la carretera hay que invertir muchísimo tiempo.

Tsingy-de-Bemahara

Ten en cuenta algo importante: durante la época de lluvias es imposible llegar hasta aquí y el parque permanece cerrado. Luego te cuento cual es la mejor época para venir a los Tsingy de Bemaraha.

En función de cómo enfoques tu viaje y de los días que tengas de vacaciones tienes varias alternativas para llegar a los Tsingy de Bemaraha:

La opción más cómoda sería ir desde Antananaribo hasta Morondava en avión. Ahorras 11 horas de trayecto, pero una vez en Morondava no te quedará otra que comerte 11 horas de coche por la RN8 para llegar hasta Bekopaka, el pueblo que está al lado de los Tsingy.

Otra opción cómoda para llegara es hacer el trayecto por el río, pero necesitas disponer tres días para completarlo. Te explico las tres formas que hay para llegar a los Tsingys Madagascar.

tsingys-madagascar

En 4×4 a los Tsingy

Esta fue nuestra elección para llegar a los Tsingy de Bemaraha. Nuestro viaje comenzó en Antsirabe y desde allí a Morondava tardamos 11 horas. Aprovechamos para ponernos morados a pescado, tocamos de pasada la playa y pasamos la noche allí, además cambiamos nuestro coche por un 4×4 algo absolutamente necesario para hacer el trayecto que nos quedaba.

Nuestra segunda jornada por carretera duró otras 11 horas recorriendo la horrible RN8. Una pista de tierra enfangada, a la que solo los 4×4 pueden sobrevivir a los baches y cráteres.

como-ir-tsingys-madagascar

No solo fuimos en 4×4 sino también tuvimos que utilizar un par de veces transbordadores. La ruta de la RN5 está atravesada por dos ríos y en ausencia de puentes hay que utilizar el transbordador. Primero cruzamos el río Tsribihina un río de color rosa y casi llegando a los Tsingys se ha de atravesar con otro transbordador el río Manambolo.

Hay un tramo de la ruta hasta llegar a Benkopaka que hay que hacerlo en un convoy militar. Aunque nunca se ha producido ningún asalto a turistas, es una zona frecuentada por ladrones de cebúes que ahora se dedican a asaltar a los transeúntes. Como el gobierno no quiere problema con los blanquitos es necesario hacer un tramo en el convoy. Es de coña porque en esa carretera era imposible ir en convoy, a los diez minutos ya habíamos perdido al coche de delante y al de atrás. Lo que más me gustó fue que los militares iban con su uniforme, armados y con flip-flops, son de los míos 🙂

road-tsingys-madagascar

Taxi Brousse a los Tsingy

Si quieres tener la experiencia más incómoda de tu vida, no lo dudes, coge el taxi brousse o lo que es lo mismo, el autobús para llegar a los Tsingy de Bemaraha. En realidad, no es un bus sino un camión que está atestado de gente. Tarda 18 horas como poco en completar el recorrido desde Morondava, así que salvo que no tengas un duro no te lo recomiendo, porque vas a llegar completamente reventado.

taxi-brousse-tsingys

En Barco a los Tsingys de Madagascar

Otra de las opciones cómodas para llegar a los Tsingy es en barco. La descartamos por falta de tiempo. Las barcazas salen de Miandrizavo y recorren el río Tsiribihina hasta llegar a Belo Sur. El trayecto en barca dura tres días, por lo que tendrás tiempo para relajarte antes de hacer el último tramo por carretera. Solo hay 100 km entre Belo Sur y Bekopaka, que es el pueblo más cercano a los Tsingy de Madagascar y desde aquí son solo unas 4 horas de viaje, así que no está nada mal.

Datos prácticos para viajar a los Tsingys Madagascar

¿Cuántos días voy a los Tsingy?

Después de haber pasado tantas horas en el coche, te diría que nos teníamos que haber quedado allí al menos tres días. Por un lado, para descansar del viaje y por otro, porque hubo cosas que nos perdimos y que tenían muy buena pinta.

En nuestro caso dormimos dos noches allí, pero solo estuvimos un día efectivo.

Tsingy-Bemahara

Cuando es la mejor época para ir a los Tsingys Madagascar

Si planeas venir a los Tsingy de Madagascar ten en cuenta que solo podrás hacerlo durante la estación seca es decir del mes de mayo hasta octubre.

El periodo de lluvias en los Tsingy comienza en noviembre y se extiende hasta finales de abril. La carretera se vuelve impracticable y es imposible llegar hasta los Tsingy. Además, sería realmente peligroso hacer senderismo, por lo que en esos meses tanto el Parque como los hoteles están cerrados.

Qué ver en los alrededores de los Tsingy

Si te quedas en la zona más de un día tendrás la oportunidad de conocer los alrededores de los Tsingys y aquí puedes hacer varias cosas:

Recorrer en piragua las gargantas del río Manambolo

El río Manambolo es el último que cruzas antes de llegar a Benkopaka. Desde su improvisado puerto vimos el inicio de las gargantas que tenían una pinta espectacular.

Nos dijeron que el paseo se hace a primera hora de la mañana cuando más actividad tienen las aves y puede durar entre una y tres horas. Se van haciendo paradas en las diversas cuevas que hay a lo largo del río, algunas son especiales ya que allí fueron enterrados los primeros habitantes de Madagascar, los Vazimba que es un lugar sagrado para ellos.

mananbolo-river

Haz una ruta en los Petit Tsingy

El parque Nacional de los Tsingy se divide en dos partes, el Grand y el Petit Tsingy. Venir al Petit Tsingy es una buena alternativa en el caso de que tengas vértigo o tus piernas no estén para muchas alegrías. La diferencia entre uno y otro está en la altura de sus pináculos, mientras que en el Grand Tsingy algunos alcanzan los 100 metros en de altura, en los pequeños no llegan a los 20 metros.

La ruta que se hace en los Petit Tsingy es de una hora, bastante llevadero aunque menos espectacular que en el Grand Tsingy pero también merece la pena.

Nosotros teníamos previsto ir por la tarde a conocerlos, pero estábamos tan reventados que decidimos pasar la tarde tumbados a la bartola en la piscina.

Ve a conocer una aldea Sakalava

En el camino de los Tsingy de Bemaraha encontrarás pequeños poblados Sakalava, la etnia mayoritaria que vive en esta zona de Madagascar. Quisimos parar en un pueblo, para saber algo más de ellos. Sus casas son pequeñas chocitas cuya estructura se realiza a base de adobe y bambú. Sus techos son de paja, en realidad es una planta autóctona de esta zona que se llama «funyu».

tsingys-madagascar

En la aldea solo vimos a mujeres y a niños, los hombres trabajan como agricultores en los campos de arroz. Cada familia tiene unos 8 hijos.

Como ves merece la pena pasar unos cuantos días en los Tsingys de Bemahara. Os iré contando muchas más cosas de la isla roja en las próximas semanas.

Feliz fin de semana 😊

2 comentarios en «Tsingys Madagascar: Como llegar, rutas y qué ver en los alrededores del Parque Tsingy de Bemaraha»

  1. Querida embajadora de la plataforma malgache por unas carreteras como dios manda y ojalá le siente un poco mal en cebú al ministro de Fomento de Madagascar. Que diferente es comentar una entrada que la has vivido en tus propias carnes. No tengo nada que añadir a la entrada de esta semana, excepto animar a todos los aventureros que vengan a los tsyngys, que se traigan crema anti hemorroidal para aliviar las largas horas de 4×4 y felicitar a la mangosta por su aparición en el vídeo sin cobrar. Que bonito es Madagascar…..

    Responder
    • Que palizón nos pegamos eh:) pero que sitio tan espectacular. Espero que complementes el post con tu relato ehh¡¡ Un besote y buena semana

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Brihuega Lavanda Viajar a Irán: Guía del País Zanzíbar: playas y mucho más Guía Taiwán Un día en Aranjuez
A %d blogueros les gusta esto: