Vagando Por Mundopolis

Que ver en Miravet la Toscana Tarraconense

que-ver-en-miravet

Miravet es de esos pueblos que salen en las revistas de viaje y piensas ¡wowww! que preciosidad de sitio, quiero ir. ¿Estará en la Toscana? Pues no amig@, está aquí al lado, en Tarragona, en un meandro de la Ribera del Ebro.

Hoy nos vamos de escapada hasta este pueblo de postal, rodeado por un paisaje que te va a quitar el hipo. Os cuento que ver en Miravet Tarragona, cómo llegar y que hacer. En vez de una pizza birriosa nos meteremos entre pecho y espalda un pan tumaca con el riquísimo aceite de la comarca, butifarra y vino del Priorat, de toma pan y moja. Vamos, que ya quisieran los italianos.

La provincia de Tarragona enamora, la mayoría conoce los pueblos de la costa, sin embargo ¿sabías que su interior es muy parecido al de la Toscana? Miravet está rodeado un verdor increíble, hileras de cipreses, cientos de árboles frutales, masías, castillos, montañas bañadas por la luz del mediterráneo. ¡Ay que mal nos vendemos! Si tenemos en Tarragona rincones que ya quisiera robarnos la Toscana para incluirlos en sus recorridos.

Llegaremos a Miravet cruzando el río Ebro con el coche, recorreremos el pueblo hasta subir a lo más alto para conocer su castillo templario cargadito de historia, no solo del medievo sino que aquí se lidió la batalla más dura de la Guerra Civil.

¡Comenzamos!

Que ver en Miravet

Miravet es un pueblo pequeño pero matón, matón porque tiene unas cuestas que te vas a acordar de mí, ya que una de las cosas que hacer en Miravet es callejear para descubrir sus rincones. Antes de que empieces a maldecir, te recuerdo que estás de fin de semana o de vacaciones y que tienes todo el tiempo del mundo para subirlas . Así que ala y ¡parriba¡ que no te va a hacer falta ir al gimnasio en toda la semana.

No me eches la culpa a mí sino a los musulmanes que fueron los culpables de diseñar este trazado zigzagueante por la peña dónde está ubicada Miravet.

Los musulmanes fueron los primeros en establecerse aquí con una alquería, es decir, montando una pequeña comunidad rural. Poco queda de ellos puesto que ya verás que las calles de Miravet derrochan encanto medieval en cada una de sus esquinas. Casas de piedra con preciosos balcones sujetos por enormes vigas de madera que se construyeron una sobre otra, encaramadas en la peña y mirando al Ebro. Muchas fueron destruidas durante la guerra civil pero todavía se conservan preciosos ejemplos que tienes que ver en Miravet.

Aparcamos el coche, más abajo te digo dónde, y lo primero que hacemos es ir al embarcadero. Este es uno de los lugares que ver en Miravet, porque es un lugar con unas vistas de postal que te van a dejar hipnotizado. Este es el mejor lugar de Miravet donde puedes echarte unas fotos con las que presumir en Instagram.

Después de la sesión fotográfica coge fuerzas porque ahora toca recorrer todos los lugares que ver en Miravet.

Cruzamos la plaza, es sábado, día de mercado. Los puestos rebosan de frutas y verduras salidas de los cientos de huertas que rodean Miravet y ya te vas haciendo una idea de lo rica que va a estar la comida. ¡ehh! deja de babear y comienza a andar que todavía no has visto nada.

Tras cruzar la plaza unas escaleras nos llevan al antiguo astillero, era dónde estaba situada la atarazana fluvial de Miravet.

También en el río se encuentra la Drassana, se le conoce el molino de sal, es una construcción con forma de arco que no se sabe si se construyó por los árabes o los templarios. Aquí se descargaba la sal, por eso se la bautizó así y antes de que las lavadoras aparecieran en las casas, aquí estaba el lavadero del pueblo.

Comenzamos a subir. A mano derecha veréis un edificio blanco y azul con balcones rematados con vigas de madera, es el Palacio del Comendador, un edificio del S. XVI que tienes que ver en Miravet y si estás pensando pasar una noche romántica con tu churri, éste puede ser un lugar ideal dónde pasar la noche.

Aquí vivía el comendador de la Orden de los Hospitalarios, más tarde se restauró en honor del pintor local Joaquín Mir. En la primera planta hay una galería, toda la info te la dejo aquí.

En el lado izquierdo verás un edificio atravesado por la hiedra, era un antiguo molino de aceite. No se puede visitar, pero como comienzan las cuestas y el lugar es bonito para echar unas fotos, pues ¡ala! ya tienes excusa para hacer la primera parada.

Unos pasos más adelante nos encontraremos con un pasadizo medieval, el carrer de la Palla, esta calle fue duramente castigada durante la guerra civil.

Después te toparás con el portal del Motxo otro de los lugares que tienes que ver en Miravet, puesto que es un arco medieval del S.XVII cubierto por un techo de madera que fue durante la Edad Media la puerta de acceso a la ciudad. En la pared hay una placa que nos recuerda que en 1787 fue la mayor subida del Ebro.

Continuamos subiendo por la Calle del Horno y llegamos a «el Salto», un mirador con vistas al Ebro desde dónde tendrás unas vistas estupendas.

Venga que ya queda menos, unos pasos más y te toparás con una pequeña plaza con otro rincón que tienes que ver en Miravet. Un arco que nos da pistas de su origen musulmán y es que en esta zona se encontraba el barrio musulmán, su aljama.

Te preguntarás ¿y dónde está la mezquita? Pues estaba en el lugar que ocupa la iglesia vieja. La orden hospitalaria entre los S. XVI-XVIl la construiría aprovechando que en aquel momento estaban echando de España a los moriscos. Ahora es un espacio cultural y de exposiciones. Cuando fuimos estaba cerrada.

Delante de la iglesia se encuentra otro de los lugares que tienes que ver en Miravet, el mirador de la Sanaqueta. Está ubicado en el lugar dónde se encontraba el antiguo patio de la mezquita. Desde el mirador de la Sanaqueta verás de nuevo el meandro de Serpenta Tamarigar verás como el Ebro “serpentea” haciendo un doble giro de 90 grados. La cantidad de árboles y arbustos forman un ecosistema excepcional y protegido donde habitan cientos de pájaros, hay muchos tamarindos por eso el nombre de Tamarigar.

Venga que ya queda menos, que ya estás viendo que el Castillo de Miravet lo tienes a un tiro de piedra. Continuamos paseando y nos adentramos por los senderos del bosque hasta la entrada del castillo de Miravet.

El Castillo de Miravet

Entre finales del S XII y XIII se inició la construcción de este imponente castillo de estilo románico tardío por parte de los caballeros templarios, tras la conquista por el conde de Barcelona de estas tierras a los moros en 1153.

Los templarios se cargaron el castillo andalusí que había aquí y edificaron este imponente castillo, rodeado por un impenetrable muro y cinco torres inspirado en la arquitectura militar de Tierra Santa como en el castillo del Crack que hay en Siria.

Los templarios estuvieron aquí hasta su expulsión, en 1308, cuando el rey Jaime II cedió el castillo de Miravet a otra orden religiosa militar, a los caballeros hospitalarios o de la orden de San Juan de Jerusalén.

Mas tarde en los S. XVII y XVIII durante las guerras catalanas aquí se acuartelaron las tropas y el mismo uso se le dio durante las guerras carlistas. Durante la guerra civil el castillo de Miravet fue testigo de la batalla más sangrienta, la batalla del Ebro.

La visita al Castillo de Miravet es auto guiada, puedes descargarte toda la info con un código QR que verás en las taquillas. Pero si quieres hacer una visita con un guía para conocer todos los secretos de este pedazo de castillo, tendrás que escribir con antelación un correo electrónico a reservesmonuments.acdpc@gencat.cat o bien llamar por teléfono al 977638556. Las reservas se hacen de martes a viernes de 10:00 a 14:00.

Además, en todo el recorrido por el castillo encontrarás paneles explicativos en los que te explican la función de cada una de las zonas. Sin duda, no te lo puedes perder. El castillo es uno de los lugares que tienes que ver en Miravet, puesto que no hay muchos castillos templarios en España como éste y además, disfrutarás de unas vistas espectaculares de toda la comarca.

Regresamos de nuevo a la orilla del Ebro y nos topamos con una placa en recuerdo a todos los que cayeron luchando por la libertad y la democracia.

Es hora de sentarnos en una terraza para tomar algo mientras contemplamos el Ebro. En el carrer del Riu hay un montón de terrazas dónde puedes comer un menú o simplemente tomarte algo a precios realmente buenos.

Que hacer en Miravet

Una de las cosas que puedes hacer en Miravet es bañarte en el Ebro. Desde el embarcadero o en la orilla, ojo que el río es peligroso y tiene mucha corriente.

Si quieres hacer actividades en el río una buena idea puede ser recorrer el tramo Miravet-Benifallet en piragua. En internet encontrarás varias empresas que hacen este tramo y lo puedes hacer con niños.

En el caso de que no quieras mojarte otra de las cosas que puedes hacer en Miravet es recorrer las tiendas de alfarería, en Miravet hay siete. Una tradición que comenzaron los íberos mejoraron los árabes y que continúa hasta nuestros días. La pieza de cerámica más peculiar que modelan es el botijo de pájaro. La primera semana de agosto para homenajear a su patrón, Santo Domingo, realizan varias exposiciones. Y si vienes en mayo a Miravet no te puedes marchar sin comprar una caja de cerezas, en esta zona hay un montón de cerezas y están deliciosas.

Si lo que te apetece es el senderismo haz la ruta de les Blores o la de la Cameta Coixa. Aquí te dejo las rutas de senderismo.

Como llegar a Miravet

Hay varias formas de llegar a Miravet, puedes hacerlo en transporte público, aunque te llevará más tiempo. La mejor forma de llegar a Miravet es en coche y sobre todo cruzando el Ebro con el transbordador tradicional, el último que queda en todo el Ebro. Te explico todas las formas de llegar a Miravet:

Como llegar a Miravet en avión

Tendrás que llegar al aeropuerto de Reus que es el más cercano o al de Barcelona. Después o alquilas un coche o puedes llegar a Miravet en transporte público.

Como llegar a Miravet en transporte público

Tendrás que llegar en tren o bus hasta Tarragona, lo bueno es que tienes tren de alta velocidad. Después tendrás que coger otro tren hasta la estación de Mora d’Ebre y una vez aquí, tendrás que montarte en un autobús. En éste enlace tienes los horarios y los precios de los autobuses.

Como llegar a Miravet en coche

Si vas por la costa primero has de llegar hasta L’Hospitalet de l’Infant por la A7 o por la AP7 y desviarte por la C44. Después tendrás que coger el desvío a la C12 y aquí viene lo mejor. Verás que hay un cartel que te indica un barco para cruzar el Ebro con el transbordador. Cógelo, te ahorrarás unos cuantos kilómetros que te sale a cuento con lo que cuesta la gasolina

El Pas de Barca de Miravet

El último trasbordador fluvial del Ebro está aquí en Miravet y se llama «El Pas de Barca«. Se mueve sin motor, con la ayuda de la fuerza del agua y la habilidad del barquero, cómo se hacía antiguamente. Subimos el coche sobre el transbordador son dos barquitas unidas, apagamos el motor, salimos del coche y disfrutamos del precioso paisaje con el castillo de Miravet como telón de fondo. La habilidad y conocimientos del barquero hace el resto, moviendo los cables de metal impulsan la barca y nos lleva hasta la otra orilla.

El Pas de Barca es uno de los lugares que tienes que ver en Miravet, el trayecto dura pocos minutos, pero merece la pena, es un gustazo cruzar el Ebro de esta forma rodeado por un paisaje de postal. El precio del trayecto en el Pas de Barca de Miravet es de 3€. Si no tienes coche porque has venido en transporte público, también puedes cruzar en el transbordador del Pas de Barca, está a tan solo 1 km del pueblo y cruzarlo te costará 1€. 

El horario de funcionamiento del Pas de Barca y los precios los tienes en la foto que te pongo abajo, son de mayo de 2021.

Aparcar en Miravet

No se puede entrar en coche, solo está permitido para los residentes, así que deja el coche en el aparcamiento gratuito que hay en el Camí de les Illetes, justo a la entrada del pueblo, está muy cerca del centro de información y turismo.

Espero que os haya gustado este recorrido. No solo nos quedaremos aquí sino que en las próximas entradas del blog os contaré otros pueblos que podéis ver en los alrededores de Miravet que merecen la pena conocer. Si quieres saber todo lo que no puedes perderte en la capital, en Tarragona, pásate por este otro post.

Feliz fin de semana 🙂

Salir de la versión móvil