Vagando Por Mundopolis

Que ver en Aranjuez: El Versalles Madrileño

que-ver-en-aranjuez

Aranjuez, el Versalles madrileño, un lugar perfecto para hacer una escapada cerca de Madrid, puesto que se encuentra tan solo a 49 km, a un tiro de piedra de la capital y además, ni siquiera vas a necesitar el coche para visitar Aranjuez ya que puedes llegar en transporte público.

¿Quieres saber que ver en Aranjuez? ¿Cómo llegar? ¿Qué lugares son gratuitos? Y todas las cosas que puedes hacer en Aranjuez? Pues ya vas a ver que nuestro mini Versalles madrileño de mini no tiene nada, porque entre jardines, palacios, bodegas, plazas e iglesias, vas a desear encontrar un hueco en alguna de sus terrazas para descansar un poco, de todo lo que hay que ver en Aranjuez.

Aranjuez es una joya, una ciudad regia, elegante y bonita que sirvió de inspiración hasta para crear un concierto, el de Aranjuez.

Damos al play para ambientar nuestra escapada, que ya sé que estás deseando disfrutar de la primavera. No me digas que no te apetece dar un paseo por unos jardines reales, rodeado por preciosas fuentes, pavos reales, probar un vino madrileño en una de sus terracitas o dar un paseo en barco por el Tajo.

Aprovechamos que no podíamos salir de Madrid durante la Semana Santa para pasar un día en Aranjuez. Fuimos con nuestros amigos que llevaron a sus hijos por lo que era una escapada con peques que tenía que ser también entretenida para ellos.

Os cuento que ver en Aranjuez y todos los datos prácticos para planificar la visita. ¡Comenzamos!

Palacio Real de Aranjuez

Unos días antes de ir, Javier quiso comprar por internet las entradas del Palacio Real de Aranjuez en su página web. Pese a que lo hizo con antelación, ya estaban todas vendidas. Pensamos que no íbamos a poder conocer su interior, pero al final no fue así.

Lo que hicimos nada más aparcar el coche fue acercarnos hasta la taquilla del Palacio Real y sí las conseguimos. Entramos a eso de las 12:00. Tenían prioridad de acceso los que habían comprado las entradas por internet para esa hora pero una vez pasaron, como en ese momento casi no había nadie pudimos entrar, así que apenas tuvimos que esperar.

Como el Palacio Real es uno de los sitios que tienes que ver en Aranjuez, antes de ir ten en cuenta lo siguiente:

– Aunque no queden entradas en la web del Palacio de Aranjuez, acercaté hasta las taquillas porque seguro que aquí las podrás conseguir. Eso sí, ven pronto, porque a partir de las 14:00 la cola de gente que había era impresionante.

– No se pueden hacer fotos en el interior del Palacio Real de Aranjuez. Solo se puede hacer fotos de las escaleras de entrada.

– Con la entrada del Palacio Real de Aranjuez no solo podrás ver el interior del palacio sino también podrás ver el Museo de las Faluas Reales.

-El precio de entrada al Palacio de Aranjuez estaba rebajada nos costó 4.50€ (en el 2021).

-Los días en los que la entrada al Palacio de Aranjuez es gratuita tanto para ciudadanos de la Unión Europea como para Iberoamericanos son: De Octubre a Marzo los miércoles de 10:00 a 16:00 y domingos de 15:00 a 18:00 y de Abril a Septiembre los miércoles y domingos por la tarde de 15:00 a 19:00

-Se sigue estrictamente un protocolo Covid en el aforo. Así que son pocas las personas que pueden estar en cada una de las salas.

Las taquillas del Palacio Real de Aranjuez las encontrarás en los soportales de la Plaza de las Parejas.

Que ver en el Palacio de Aranjuez

Tras comprar las entradas subimos por las escaleras. Por delante nos esperaban innumerables habitaciones, salas de recepción, de juegos, de baile, la sala de la música, capillas o las habitaciones reales. En todas hay relojes, cuadros, tapices, mobiliario de época que hará las delicias de los amantes de la decoración decimonónica y pianos, como uno de los que veréis en la cámara de la reina que fue un regalo de Eugenia de Montijo a Isabel II.

Hay un par de habitaciones del Palacio de Aranjuez que son realmente llamativas. Una es el Gabinete de Porcelana de inspiración oriental con un toque rococó. Esta es una antesala única en el mundo que se diseñó con la única intención de impresionar a los ministros y embajadores que iban de visita al Palacio de Aranjuez para despachar con el rey.

Todas sus paredes están decoradas con figuras humanas, seres fantásticos, monos, flores y frutas realizadas con pasta de porcelana. Este fue el primer encargo que recibió la Fábrica de Porcelana del Buen Retiro y tardaron 5 años en terminarla. Otra de las habitaciones curiosas que ver en el Palacio de Aranjuez es Gabinete Árabe. Un salón de fumar estilo nazarí, cuya decoración se inspiró en la sala de “Dos Hermanas” de la Alhambra de Granada.

Otra sala destacable es “la de los espejos”, por ser la que está mejor conservada del Palacio Real de Aranjuez. Y otra sala curiosa que ver en el Palacio de Aranjuez es la de “las pinturas chinas”, cuyos cuadros fueron donados por un emperador de la dinastía Quin a la reina Isabel II.

En la planta baja continuamos con la visita. La corte era itinerante y para desplazarse necesitaba carruajes. Aquí veréis algunos de los que fueron utilizados por Isabel II. Cerca de ellos se encuentra la última sala que veríamos el Palacio de Aranjuez. Esta está dedicada a los reyes actuales y podrás ver de cerca el vestido de boda tanto de la Reina Letizia, como de la reina emérita y sus hijas, así como diferentes trajes de gala.

Un poco de historia sobre el Palacio de Aranjuez

No quiero soltaros una chapa histórica, pero si contaros algo resumidísimo sobre los diferentes momentos históricos que marcaron la vida de este edificio, uno de los más bonitos del clasicismo español. Fueron muchos los reyes que intervinieron en la construcción del Palacio de Aranjuez.

El primero de ellos Felipe II quien en 1581 ordena sustituir la residencia maestral ubicada en su emplazamiento por un edificio más regio. A su muerte las obras quedaron semi abandonadas y no fue hasta el reinado de Felipe V cuando se volvieron a retomar. Ya estamos en 1715, fecha en la que el rey pide que se sigan en la construcción los antiguos planos de Juan de Herrera, pero antes de finalizar las obras, un incendio arrasó el edificio.

Fernando VI es el que encargaría de su reconstrucción y tras su muerte, su hermanastro Carlos III ordenaría su ampliación, encargando el trabajo a Francisco Sabatini.

Plazas Monumentales de Aranjuez

El Palacio esta flanqueado por dos plazas impresionantes que las tienes que poner en la lista de lugares que ver en Aranjuez.

Nada más salir del palacio te topas con la primera, la enorme Plaza de Parejas, situada frente a la entrada del palacio. Este curioso nombre procede de un baile a caballo que se realizaba en esta plaza, en el que se entrecruzaban 48 jinetes divididos en 4 filas.

En el otro lado se encuentra la Plaza Elíptica, cuya balaustrada linda con el río Tajo y desde dónde se tiene una bonita vista del palacio.  Ambas plazas son grandísimas, no te las pierdas cuando vengas a Aranjuez.

Cerca del Palacio, frente a los pórticos del edificio de los Juzgados y la Casa de Oficios, nos encontramos con otra de las plazas más bonitas que tienes que ver en Aranjuez, la Plaza de la Mariblanca, cuyo nombre procede de una de las fuentes situadas en uno de sus lados.

Fuente de la Mariblanca

La preciosa fuente de la Mariblanca fue construida en el S. XVIII. Un cartelito nos explica su historia. En un principio la fuente era de mármol de carrara y se alzaba la estatua de Fernando VI mirando hacia el puente.

Cuando su hermanastro Carlos III subió al trono, no le debió hacer mucha gracia encontrarse con el gepeto de su hermanastro cada vez que llegaba a Aranjuez, así que en 1760 decidió sustituir su escultura por la de la Venus del Jarro. La escultura está rodeada por surtidores con forma de caracolas, salamandras, sapos y peces. De la primera fuente solo se conservan los leones que hay en los lados.

Las malas lenguas decían que en realidad la estatua representaba a una de las amantes del rey, la reina lo sabía y por eso hizo que la estatua mirase al lado contrario del palacio.

Iglesia de San Antonio de Padua

En el otro extremo de la plaza Mariblanca verás una iglesia dónde se mezclan con gracia el estilo barroco con el rococó, es la Iglesia de San Antonio de Padua. Una iglesia del S. XVII que también ordenó construir Fernando VI. Verás que se une a través de unos arcos con los soportales de la Casa de Infantes y por el otro lado con la Casa de Caballero y Oficios, dando una continuidad visual a todo el espacio de la plaza. Al igual que el Palacio de Aranjuez esta iglesia se construyó con piedra de Colmenar.

Tras visitar la iglesia nos quedaba el plato fuerte, los jardines de Aranjuez. Ya os adelanto que la entrada es gratuita, pero ten en cuenta que ahora con el Covid se controla el aforo.

Jardines de Aranjuez

Visitar los jardines de Aranjuez supone pasear por un vergel lleno de historia. Un lugar dónde los reyes de España huían en cuanto llegaba la calorina veraniega de Madrid.

Vamos a ver cuatro jardines en Aranjuez: el del Parterre, el Jardín del Rey, el Jardín de la Isla y el Jardín del Príncipe.

La primavera sin duda es un momento mágico para visitar los jardines de Aranjuez. Pasear mientras te envuelve la fragancia de las flores, disfrutar del canto de los pájaros, es toda una explosión de sensaciones para los sentidos.

En esta foto tenéis los horarios en los que funcionan las fuentes de los Jardines de Aranjuez.

Jardín del Parterre

Este es uno de los Jardines de Aranjuez con el punto más versallesco tanto por su diseño francés, como por sus fuentes del S. XIX. Una de las razones por las que tienes que ver en Aranjuez el jardín del Parterre es porque aquí se encuentran las fuentes más grandes y monumentales.

Nada más entrar nos topamos con la primera de ellas, la fuente de Hércules y Anteo. Ésta fue la única fuente que no estaba en funcionamiento cuando fuimos. A los pocos metros se encuentra la fuente de Ceres, la diosa de la agricultura y la fecundidad. Después vimos la fuente de las Nereidas.

Seguimos andando y giramos hacia la esquina izquierda para ver el llamado Jardín del Rey, otro de los imprescindibles de Aranjuez. Aunque está cerrado con una verja merece la pena acercarse hasta este rincón lleno de encanto. El Jardín del Rey era un jardín especial puesto que era el que veían los monarcas desde las ventanas de su despacho real.

Es un ejemplo de jardín renacentista italiano engalanado con esculturas, bustos, bancos encastrados en hornacinas y lady Banks, rosas miniatura de color amarillo, que trepan sobre las fachadas, junto a un ejemplar de palmera chilena que pertenece al catálogo de árboles singulares de Madrid.

Continuamos paseando por el jardín del Parterre hasta un bonito mirador sobre el río Tajo dónde ocas y patos se estaban pegando un baño.

Justo al otro lado, en la ría artificial que está junto al Palacio puedes ver la famosa Cascada de la Castañuelas. Esta fue una creación del rey Fernando VI para contentar a su mujer Barbara de Braganza. La portuguesa añoraba el mar y para que no lo echara de menos, colocaron unas piedras en forma de cascada que al pasar agua hacía un sonido parecido al de las olas.

El camino desde aquí hace una curva que nos llevará hasta la parte más antigua de los jardines de Aranjuez, el Jardín de la Isla, otro de los lugares que no te puedes perder en Aranjuez.

Jardín de la Isla

Esta vez nos internaremos en un jardín con un diseño renacentista italo-flamenco. El Jardín de la Isla es uno de los más bonitos que puedes ver en Aranjuez. Recibe este nombre porque está situado en una isla, rodeado por el río Tajo y separado del Palacio Real de Aranjuez por una ría artificial.

Este jardín es bastante más grande que el anterior. Parte de un eje central que se compartimenta en rectángulos y que a su vez se divide en cuadrados, formando pequeñas plazoletas donde encontrarás bancos para sentarte, así como numerosas fuentes del periodo de Carlos III, creadas en su mayor parte por Sabatini.

La mayor parte de fuentes del Jardín de la Isla representan a dioses como Apolo, Neptuno, Venus o Baco, pero en el Jardín de la Isla hay otras fuentes curiosas. Una de las que no te puedes perder es la Fuente de las Horas.  Verás una fuente rodeada por seis bancos que es muy curiosa, ya que la sombra que proyectan sus surtidores de agua sobre los bancos, va marcando las horas solares.

Otra fuente bonita es la de la Espina. Un niño quitándose una espina del pie que está rodeado por cuatro columnas coronadas por harpías que le escupen chorros de agua.

En el Jardín de la Isla puedes contemplar ejemplares de magnolios grandiflora de un tamaño impresionante. En ella se escondían del sol los pavos reales que eran capaces de subir hasta una altura considerable.

El Jardín de la Isla de Aranjuez está lleno de pavos reales y vas a poder comprobar que no son nada tímidos. Ahora están en celo y entendrás el significado de la palabra “pavonearse” puesto que no paraban de desplegar constantemente sus colas mostrando su esplendoroso plumaje. Era un auténtico espectáculo.

Verás también una zona llamada “el emparrado” con grandísimas estufas. Aquí antiguamente se cultivaban fresas y verduras para la cocina del Palacio Real de Aranjuez.

Jardín del Príncipe

¿Cómo te quedas si te digo que el Jardín del Príncipe es mucho más grande que el del Retiro? Pues sí, aquí en Aranjuez vas a conocer uno de los jardines más grandes de España, el Jardín del Príncipe.

Realmente el Jardín del Príncipe de Aranjuez está formado por ocho jardines que nacieron allá por el 1772. En este jardín más que el diseño a lo que se le dio más importancia fue a la diversidad botánica. Piensa que en aquel momento, el S. XVIII, las expediciones hacia el Nuevo Mundo o a las Filipinas estaban a la orden del día. De aquellas expediciones los botánicos ilustrados, venían con todo tipo de semillas y plantas que luego intentaban reproducir y adaptar en los jardines reales.

Aranjuez está a la orilla del Tajo por lo que es un lugar fértil, pero para aquellas plantas tropicales que no se podían aclimatar por el frío que hace durante el invierno, se mandaban a La Orotava, en Tenerife, ya que allí el clima es mucho más benigno que el de Aranjuez.

Iniciamos nuestro paseo por el Jardín del Príncipe rodeados por varios árboles frutales en flor. En su origen durante el S. XVI, existían unos terrenos con fines hortofrutícolas que eran la huerta del Palacio. Al jardín se le añadieron fuentes e incluso se construyó un embarcadero. La iniciativa de construir el embarcadero salió de uno de los “castratos” más famosos de la época, Farinelli, que vivió 20 años en España.  

Los árboles del Jardín del Príncipe son espectaculares, no solo por su altura, ya que algunos ejemplares superan los 50 metros sino por la variedad que nos encontramos. Verás plátanos, cipreses, madroños, acacias, taxodiums. Un festival arbóreo que en su momento llegó a competir con el Real Jardín Botánico de Madrid.

En el Jardín del Príncipe verás un estanque chinesco, pero además del estanque, en este jardín hay otros dos sitios que tienes que incluir en la lista de lugares imperdibles Aranjuez: la Casa del Labrador y el Museo de las Falúas Reales.

La Casa del Labrador está cerrada temporalmente, por culpa del Covid. Es otro palacio, más pequeño que el de Aranjuez. Os dejo el enlace de su web para que consultes tanto sus curiosidades históricas como para que mires si está abierto el día que vayas.

Museo de las Falúas Reales de Aranjuez

Cerca del embarcadero real se encuentra el Museo de las Falúas Reales. Es un lugar curioso que te recomiendo conocer. Quizás porque sirve para hacerte una idea de lo ostentosas que debían de ser las juergas que se corrían los monarcas por el río. Imagina los canticos de Farinelli en aquellas impresionantes falúas con la corte ¡para verlo!

Para mi éste es otro de los lugares imperdibles de Aranjuez, porque además de las seis barcazas, que son impresionantes, verás un montón de instrumentos náuticos de la época.

Recuerda que con la entrada al Palacio Real también tienes acceso a este museo. Tampoco se pueden hacer fotos en su interior.

Formas de Recorrer Aranjuez

Si vas con niños, tienes problemas de movilidad o simplemente estás cansado y no te apetece andar, puedes recorrer todos los lugares de interés de Aranjuez en el Chiquitren o lo que es lo mismo, en su tren turístico.

Si quieres contemplar Aranjuez desde las alturas y sentirte como Willy Fog, no te pierdas un recorrido en globo por Aranjuez. Abajo tienes el link por si quieres reservar.

Haz clic aquí para reservar

Otra forma diferente que tienes de recorrer Aranjuez y sus jardines es en piragua. Puede estar genial para los días de verano que se aproximan. Y también otra forma cómoda de hacerlo es navegar por el Tajo en el barco turístico.

Si quieres ahondar un poco más en la historia, las curiosidades y secretos de la ciudad apuntaté a un free tour gratuito por Aranjuez.

Otros lugares que ver en Aranjuez

Hay muchos más lugares que ver en Aranjuez, pero tendrás que pasar un fin de semana o regresar otro día si no quieres terminar completamente hecho polvo.

Si te quedas un fin de semana, otro de los lugares que puedes conocer en Aranjuez son Los Sotos Históricos, perfectos para recorrer en bici o dando un buen paseo. Los Sotos Históricos eran dehesas y sotos dónde los reyes iban a cazar. Aquí tienes toda la info para llegar.

Por supuesto, otra de las cosas que ver en Aranjuez es su casco histórico. La ciudad nació en 1750 reinando Fernando VI, con un trazado octogonal.

Si eres amante del enoturismo hay dos lugares que tienes que ver en Aranjuez.  Una es la bodega El Regajal para marcarte una cata de vino madrileño y otra bodega histórica situada a 5 km de Aranjuez que puedes conocer es la Bodega Real Cortijo Carlos III. Ahora con el Covid han suspendido las visitas guiadas. Consulta en su web o llámales antes de ir para ver si tienen catas. Está ubicada en un edificio impresionante que cuenta nada menos que con dos siglos de historia. En un principio además de vino se producía aceite y este lugar es otra de las visitas imprescindibles de Aranjuez para cuando todo regrese a la normalidad.

Dónde comer en Aranjuez

Si te preguntas dónde comer en Aranjuez, aquí van dos propuestas. La Rana Verde es un restaurante clásico de Aranjuez, tan clásico como que tiene cien años. Fue una cesión de Alfonso XIII y tiene vistas privilegiadas al Tajo, los jardines y al palacio. Otro lugar galardonado con estrella Michelin es Casa Jose dónde la huerta de Aranjuez es la protagonista. Hay mil restaurantes en Aranjuez dónde comer productos de la huerta, carne de caza o magníficos chuletones, pero si hay algo que tienes que probar en Aranjuez son sus fresas y fresones.

Aranjuez, Como llegar

Como llegar a Aranjuez en Coche

La mejor forma de llegar a Aranjuez desde Madrid en coche es cogiendo la A4 salida 37 hacia M305/Aranjuez Norte. Lo peor de hacerlo en coche es aparcar en Aranjuez. Nosotros encontramos parking en la calle de San Antonio.

Como llegar a Aranjuez en autobús 

Los autobuses a Aranjuez salen de la Estación Sur situada al lado del metro de Méndez Alvaro. Para ir a Aranjuez coge el autobús 423. Puedes consultar el precio y horarios en su web.

Como llegar a Aranjuez en tren

Puedes comprar el billete de tren para ir a Aranjuez en las estaciones de Cercanías Renfe de Chamartín, Nuevos Ministerios, Sol y Atocha. La duración del viaje a Aranjuez en tren es más o menos de una hora.

Si quieres saber como llegar a Aranjuez en tren pásate por la web de cercanías Renfe. En el enlace tienes el horario y el precio de los billetes.

Si vas a venir a Aranjuez con niños, una forma divertida es hacerlo con en el tren de la Fresa. Tienes toda la info en su web. Habrá que esperar a que vuelva la normalidad para volver a hacer este trayecto histórico, porque desde el año pasado han suspendido los viaje por culpa del Covid.

Eso sí ten en cuenta que hay un buen paseo desde la estación de tren hasta todos los lugares de interés que hay que ver en Aranjuez.

Otra forma de llegar a Aranjuez es en un tour privado, te dejo aquí el enlace de uno.

Aranjuez podrá ser pequeña, pero creedme que puede competir en belleza y patrimonio con otras ciudades españolas mucho más grandes y turísticas. Así que si vienes a Madrid y quieres conocer algún lugar bonito e interesante de sus alrededores, no te pierdas nuestro mini Versalles madrileño porque te aseguro que vale la pena visitar Aranjuez.

Feliz fin de semana

Salir de la versión móvil