Vagando Por Mundopolis

Mdina, Malta que ver en la ciudad del silencio

mdina-malta-que-ver

Hoy pasamos un día en Mdina, Malta, recorreremos sus sinuosas calles en las que apenas ha cambiado nada desde hace siglos. La ciudad está blindada por unos muros impenetrables que acrecientan su aire misterioso. Antes que la Valetta, Mdina fue la capital de Malta y posiblemente desde que perdió la capitalidad fue desapareciendo la vidilla en sus calles, quizás por eso, también se la llama la “ciudad del silencio”.

Apenas vive gente en Mdina, son los turistas los que hacen que la ciudad recupere su vitalidad. Cuando cae la noche y se marchan, regresa la soledad y el silencio que la caracteriza. Esta es una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa, lo que le valió para ser elegida como escenario para alguno de los episodios de la primera temporada de Juegos de Tronos.

Cuando recorres Mdina te ves envuelto por una cuidada arquitectura medieval color ocre que hace que te sientas como el protagonista de una peli de la Edad Media. Así que nos ponemos en modo “Lanister” para descubrir los rincones de esta ciudad y pasar un día en Mdina. No solo hay un montón de lugares interesantes que ver, sino que, además, cuando necesites hacer una pausa para relajarte de tanto turisteo, podrás encontrar bares y restaurantes desde dónde tendrás unas vistas espectaculares, ya que Mdina está situada en una de las colinas más altas de Malta.

Advertencia: es un lugar muy” instagrameable” por sus coloridas puertas, preciosas fachadas y rincones fotogénicos, así que no olvides tu cámara.

Mapa turístico Mdina Malta

Para que sepáis cuales son las paradas que hicimos y tengáis ubicados todos los lugares de interés, os las he señalizado en este mapa turístico de Mdina, Malta.

Mdina Malta que ver

Ya solo con pasear por las calles de Mdina habrá merecido la pena tu viaje hasta aquí. Lo primero con lo que nos tropezamos fue con la puerta principal de la ciudad llamada “Mdina Gate”. Esta era la puerta de acceso principal que permitía entrar en la ciudad a través de sus herméticas murallas.

Un puente rodeado por un foso conduce hasta una puerta barroca ¿Sabes que esta puerta, Mdina Gate, sirvió como escenario en la primera temporada de Juego de Tronos? Pues sí, los que seáis aficionados a la serie, aquí os encontraréis con una de las localizaciones de la serie que formaba parte de la ciudad Desembarco del Rey.

Unos leones de piedra sujetan con sus zarpas unos escudos dando la bienvenida al viajero que entra en la ciudad. En el otro lado del arco, en lo más alto, podréis ver tres estatuas de piedra en las que está la patrona de la ciudad, Santa Agueda, otra de San Pablo, que fue quien introdujo el cristianismo en Malta y la última de San Publio el que era el Gobernador de la Isla cuando San Pablo naufragó aquí.

Pero la muralla de Mdina no solo tenía esta puerta, sino que podéis ver otra más. La puerta griega, llamada así porque en sus inmediaciones vivía una colonia de griegos.

Una vez atravesamos Mdina Gate ya nos encontramos dentro de las murallas de la ciudad. Si necesitas más información para no perderte nada, verás que a la izquierda hay una pequeña oficina de información y turismo. Allí podrás conseguir el mapa en papel de Mdina gratis.

Giramos la primera calle a la derecha, en esta zona se encontraban las antiguas mazmorras de Mdina. Ahora es un lugar que atrae a muchos turistas, pero ojo si vais con niños, porque les puede dar miedo. El Mdina Dungeons consiste en un recorrido por la historia de la tortura, vamos que se representan todo tipo de maldades y tropelías que se pueden cometer contra el ser humano, desde decapitaciones, crucifixiones, en una ambientación (incluida sonora) que hace que la experiencia sea aún más intensa. La entrada cuesta 5 €. Para mí es un lugar prescindible, pero bueno, a algunos os puede hacer gracia.

Muy cerca del museo os encontraréis con el Palacio de Vilhena. En su origen este palacio barroco fue mandado construir por el Gran Maestre de Vilhena en 1725. Años después dejó de ser un palacio para convertirse en hospital y en la actualidad acoge el Natural History Museum de Malta. El museo tampoco me pareció que tuviera nada especial, pero asomaros solo para ver su patio porque es bonito.

Junto al Palacio de Vilhena veréis un imponente torreón, llamado el torreón de los estandartes y unos pasos más adelante nos topamos con una tienda de Mdina Glass. ¿Sabías que es uno de los fabricantes de vidrio más conocidos de Europa? En su web podéis ver las preciosas piezas que fabrican y aquí en su tienda, podéis ver como los sopladores de vidrio hacen virguerías e incluso podéis llevaros algún recuerdo a vuestra casa.

Continuamos nuestro paseo por las calles adoquinadas de Mdina, rodeados por caserones nobles y palacios del S. XV. Llegamos a la Pjazza Triq Mesquita. Este fue otro de los lugares escogidos para servir de escenario en la serie Juego de Tronos, ya que aquí se encontraba el burdel de Lord Baelish, más conocido como “meñique”.

Para los que estéis interesados en conocer la historia de la ciudad, una de las cosas que podéis hacer es visitar Mdina Experience. Una película que dura más o menos una hora en la que se explica la historia de la ciudad. Está ubicada también en la Pjazza Triq Mesquita.

Seguimos andando por la calle Triq San Pawl hasta que nos topamos con la plaza dónde se encuentra St Paul’s Cathedral, una catedral barroca con un interior de lo más teatral, ya que de sus arcos cuelgan grandes cortinones color burdeos y bajo su suelo de mármol yacen muchos caballeros de la orden de Malta. La entrada es cara, cuesta 10€ con ella se puede visitar tanto el interior de la catedral como el museo.

Las entradas se tienen que comprar en la taquilla del Museo de la Catedral. Pese al precio de la entrada, ambos lugares nos parecieron que merecían la pena. Guarda una colección de joyas, grabados, tallas de madera de Durero, una colección de lo más interesante.

Si queréis saber más sobre la Catedral de St. Paul y el museo, así como sus horarios podéis consultarlo en su web.

Fijaros en la fachada de la catedral porque tiene dos relojes y uno de ellos se ponía para espantar al diablo. Ya habíamos visto algo similar en la iglesia de Marsaxloxx como ya os conté en el post que hice sobre este pueblo.

Después continuamos por la calle más elegante de Mdina, Triq Villegaignon que transcurre entre iglesias, palacios y fachadas con blasones nobiliarios, son los edificios más antiguos de la ciudad. En esta calle podéis ver la Casa Testaferrata. En 1798 los malteses se rebelaron contra los franceses que ocupaban la isla. Cogieron al gobernador francés y le tiraron desde uno de los balcones de esta casa.

Más adelante podréis ver el Palazzo Falson, quizás sea el palacio medieval mejor conservado de Mdina, ahora es un museo. Podéis consultar en su web las exposiciones que tiene en el momento en que vayáis a Mdina.

Continuamos por la calle Triq is Sur seguir hasta un mirador desde dónde se tienen unas vistas espectaculares.

Después del paseo nos tocaba hacer una parada técnica y tomarnos algo. Si queréis tomar un café, un dulce, pasaros por Fontanella Tea Gardens es un buen lugar para comer sus exquisitas tartas y reponer un poco de fuerzas. Pero además de sus tartas, lo mejor que tiene este lugar son sus impresionantes vistas de Malta desde las murallas de Mdina.

Dónde comer en Mdina Malta

Otra alternativa más barata la podéis encontrar en Don Mesquita, aquí podéis ver sus menús, comida maltesa no muy variada, pero más ajustada de precio. Aquí es dónde comimos nosotros.

Si buscáis un lugar más especial podéis ir al restaurante del Xara Palace Hotel, ubicado en un antiguo palacio normando del S. XVIII. Desde luego su Mdina Restaurant no puede negarse que tiene un ambiente de lo más medieval, eso sí, es mucho más caro que el anterior.

Otro lugar especial es Bacchus ubicado en unas antiguas cámaras de almacenamiento de pólvora, también tienen una terraza y un jardín chulo pero sus precios no son baratos.

Como llegar a Mdina, Malta

De Valetta a Mdina en Bus público

Nosotros fuimos en autobús público desde la Valleta. Tenéis que coger los autobuses que van con destino a Rabat, que está al lado de Mdina y os servirán para llegar hasta aquí, los números 50, 51, 52, 53 y 56. Los autobuses salen cada diez minutos.

Para no saltarte la parada, lo mejor es que le digas al conductor que te vas a bajar en Mdina, eso no falla :). Si quieres llegar a Rabat/Mdina desde otra ciudad, puedes comprobar que autobús te va mejor en la página de transportes de Malta.

Llegar a Mdina en Bus turístico

Quizás seas de los que no te gusta calentarte la cabeza cuando viajas. Aquí en Malta funcionan los autobuses turísticos, los de dos pisos, veréis por todas partes los buses rojos de City Sightseeing, que paran en todos los lugares turísticos de Malta. Para llegar hasta Mdina en este autobús tener en cuenta que hay dos rutas , la norte y la sur. La parada de Mdina está en la ruta norte.

Dónde aparcar en Mdina Malta

Si vas a alquilar un coche en Malta, ten en cuenta que está prohibido entrar en Mdina con el coche, así que dejarlo en el parking que hay junto a la puerta griega, os lo he señalizado en el mapa.

Una buena opción para conocer Mdina es apuntarse en un tour gratuito para conocer todos los rincones de la ciudad. Y eres de los que no te gusta complicarte la vida y prefieres que te recojan en tu hotel como un señor, puedes hacer esta excursión en el que además de Mdina podrás conocer los acantilados de Digli.

Mdina es una ciudad muy pequeña, por lo que en un día además de conocer Mdina os dará tiempo a ver el Domvs Romana, una villa romana que se encuentra fuera de las murallas de Mdina. Nosotros también fuimos a la vecina Rabat y sus innumerables catacumbas, pero esa es, otra historia.

Feliz fin de semana

Salir de la versión móvil