Vagando Por Mundopolis

Que ver en un Fin de Semana en Oporto

fin-de-semana-en-oporto

¿Quieres saber que ver en un fin de semana en Oporto porque estás planeando una escapada y quieres que sea perfecta? Junto a Lisboa, Oporto es una de las ciudades portuguesas que recibe más visitantes y es que Oporto está de moda ¿Quieres comprobar porqué?

En este post exploramos la ciudad y para que no te pierdas nada te cuento todo lo que ver en un fin de semana en Oporto. Si tienes algún día más de vacaciones, tendrás tiempo de conocer los alrededores de Oporto, como Aveiro y Costa Nova o Guimarães, de los que ya os hablé en otro post.

Hacemos las maletas para pasar un fin de semana en Oporto. El tiempo nos cundirá mucho, conoceremos iglesias, disfrutaremos de la vistas desde sus miradores, nos pondremos morados a bacalao, pasteles de nata y por supuesto, no faltará una visita a la zona de las bodegas de Oporto. Esta es una ciudad entretenida, llena de historia y también de cuestas. Os cuento todo lo que ver en un fin de semana en Oporto y al final del post tienes un mapa turístico de Oporto en el que están ubicados todos los lugares que no te puedes perder en Porto.

¡Comenzamos!

Historia Oporto

Los orígenes de Oporto se remontan a la época prerromana. Aquí existía un pequeño asentamiento llamado Portus Cale. Este nombre, en la Edad Media terminaría derivando en Portugal, dando nombre al todo el país.

Parece ser que Oporto se fundó en el 417 y desde entonces por aquí pasaron diferentes pueblos, desde romanos, suevos, godos y hasta musulmanes.

Mucho antes que Lisboa, Oporto fue la capital de Portugal. Es un lugar cargado de historia en el que disfrutaréis de una bonita arquitectura. Si no quieres calentarte la cabeza, hay recorridos gratuitos por Oporto, puedes apúntate a un free tour AQUI.

Si te estás preguntando que no te puedes perder en un fin de semana en Oporto. Pues vas a encontrar rápido la respuesta, porque empezamos el recorrido en la estación de tren.

La Estación de Oporto: São Bento

La Estación de Oporto se llama São Bento, se construyó sobre las ruinas de un convento que había sido destruido por un incendio. La estación de tren heredó su nombre del convento, São Bento.

La estación de Oporto se inauguró en 1916 y desde entonces continúa dando servicio ferroviario a la ciudad.

Lo más destacable de la estación de Oporto São Bento y que la convierte en una de las estaciones de tren más bonitas de Europa, son los más de 20.000 azulejos azules que decoran el interior del vestíbulo.

En ellos se relatan las batallas, coronaciones y parte de la historia de Portugal. En la cubierta de la estación Oporto aparecen los nombres de los dos ríos principales del país, el Miño y el Duero.

La entrada a la estación de Sao Bento es gratuita y está abierta las 24h del día. Lo único que no es gratuito es el uso del baño de la estación. Si solo vas a pasar unas horas en Oporto, las taquillas de la estación es un buen lugar dónde dejar las maletas en Oporto.

Muy cerca de la estación se encuentra uno de los cafés más famosos de la ciudad el café Nata Lisboa. Seguro que durante el fin de semana en Oporto tendréis ocasión de zamparos el dulce más conocido de Oporto, las natas.

La Torre de Los Clérigos

La torre de los Clérigos es uno de los símbolos de Oporto y uno de los lugares que vas a ver durante tu fin de semana en Oporto ya que es visible desde casi todas las partes de la ciudad, tiene nada menos que 80 metros de altura. La Torre de los Clérigos de Oporto es una de las construcciones más altas de Portugal.

Se construyó con mármol y granito en el punto más alto de la ciudad. Allí anteriormente estaba situado el lugar dónde ejecutaban a los reos de muerte, el llamado «Cerro de los Ahorcados».

En la época en la que fue construida, el S. XVIII, sostener una torre con esa altura sin que se viniera abajo fue toda una proeza arquitectónica. Para sujetarla, se construyeron unos muros de dos metros de grosor.

Subida a la Torre de Los Clérigos

En la Torre de los Clerigos fue el sitio de Oporto dónde nos encontramos más turistas. Había una larga fila de gente esperando a entrar. Pese a a esto, la espera merece la pena ya que las vistas de Oporto desde la parte más alta de la Torre de los Clérigos es espectacular. Así que saca un hueco durante tu fin de semana en Oporto para conocerla. Cuando llegamos, después de estar un buen rato esperando para comprar el ticket, nos dijeron que tendríamos que esperar dos horas para poder subir.

Como queríamos aprovechar al máximo el tiempo, compramos la entradas y entre tanto llegaba la hora, nos fuimos a visitar otros lugares, de los que te hablaré más tarde. Prepara las piernas porque hay 200 escalones para subir a la torre de los Clérigos. En medio de la subida verás un carrillón con 49 campanas.

Cuando llegues a la zona más alta de la torre, te encontrarás con un mirador desde el que tendrás unas vistas panorámicas de Oporto espectaculares.

Horario de la Torre de Los Clérigos: De 9:00 am a 19:00 pm.

Precio Mirador Torre de los Clérigos: 3€ (Los menores de 10 años suben gratis).

Estación Metro Torre de los Clérigos: Linea D parada Aliados o Sao Bento Bento si queréis ir en Tranvía: Nº22 parada Carmo.

Catedral de Oporto

Otro de los lugares que tienes que ver en un fin de semana en Oporto es la Catedral de Oporto llamada allí la Sé. Como está situada en una de las zonas más elevadas de la ciudad también es un lugar desde dónde se tienen vistas muy chulas.

Desde fuera se parece más a un castillo que a una catedral y es que la Catedral de Oporto tiene un mejunje de estilos arquitectónicos impresionante. Además de gótica, en su interior encontrareis otros estilos. Se empezó a construir en el S XII, pero la obras no finalizaron hasta un siglo después, por lo que para aquél entonces el estilo arquitectónico de la época había cambiado.

El claustro y la capilla de San Juan Evangelista son góticas, pero las reformas que se hicieron más tarde, le añadirían detalles barrocos tanto en sus cúpulas, como en la portada y en el altar mayor.

Uno de los lugares que os recomiendo visitar durante el fin de semana en Oporto es el interior de la Catedral. Aquí fue bautizado Enrique el Navegante.

El claustro de la catedral de Oporto es uno de los más bonitos que podréis ver en Portugal. Merece la pena que pagar la entrada para conocerlo. En su interior veréis todas las paredes decoradas con azulejos blaquiazules en los que se relatan las escenas del libro de la Metamorfosis de Ovidio.

Tiene dos pisos. En el superior, se encuentra la Casa del Cabildo, dónde se exponen los Tesoros de la Catedral y también se puede ver una exposición de orfebrería religiosa y libros litúrgicos, entre otras cosas.

El interior de la Catedral de Oporto, tiene un altar que es una joya de la platería portuguesa. También en la capilla funeraria de Joao Gordo y veréis unos magníficos murales.

Una vez que salgáis de la catedral de Oporto, hay una explanada con un mirador desde dónde se contemplan unas magníficas vistas. Desde este mirador se ven los barrios más antiguos de Oporto, así como el Río Duero, que separa el casco antiguo de Vila Nova de Gaia, la zona de Oporto dónde se encuentran todas las bodegas.

Horario de la Catedral de Oporto:

Catedral: Todos los días de 9:00 a 12:00 y de 14:30 a 19:00

Claustro y Casa del Cabildo: de 9:00 a 12:15 y de 14:30 a 18:30

Precio: La entrada a la catedral es gratuita. El precio para entrar en el Claustro y la Casa del Caildo es de 3 €.

Metro: Línea D, parada de Sao Bento. Desde la Ribeira podéis coger el funicular Dos Guindais que os dejará al lado de la catedral.

El Puente Don Luis I

El impresionante puente de hierro Don Luis I es un icono de Oporto y uno de los lugares que tenéis que ver en un fin de semana en Oporto.

Construido a finales del S XIX, el responsable del diseño del Puente Don Luis fue una empresa belga en la que trabajaba uno de los ingenieros discípulos de Eiffel, Téophil Seyring. Quizás sea esta la razón de que su diseño nos recuerde tanto a la famosa torre parisina.

El puente Puente Don Luis I se construyó por pura necesidad. En aquella época el comercio en la ciudad iba en aumento y la única forma que había para atravesar el Duero era una auténtica chapuza. Un pseudo puente construido a base de barcazas unidas por cables metálicos.

El puente se inauguraría en 1886. Tiene 400 metros de longitud y dos niveles, elevándose a 60 metros de altura. En el nivel superior circula el metro de Oporto y en el nivel inferior, es por dónde pasan coches y personas.

Los que tengáis vértigo, no temáis por atravesar este magnífico puente. Ya que es completamente seguro y además os veréis recompensados con las preciosas vistas que se tienen desde aquí de ambas orillas del Duero.

En un lado del Puente de Don Luis I, se encuentran las bodegas de Gaia y en el otro, las casas de colores del barrio de Miragaia. Si sois de los que os gustan los puentes, tenéis que sabes que este no es el único que hay en Oporto. Hay seis en la ciudad como el puente Doña María Pía y el puente del Infante Don Enrique. Se puede hacer recorridos en barca por el Duero cruzando los puentes, podéis resérvalos AQUÍ.

Avenida de los Aliados y Praça da Liberdade

La Avenida de los Aliados es el corazón de Oporto. Desde aquí puedes se iniciar muchas rutas para conocer la ciudad. Bien en el bus turístico o en alguno de los free tour que tienen inicio en esta calle.

Dar una vuelta por la plaza, porque es una de las plazas más bonitas que ver en Oporto en un fin de semana. Los preciosos edificios que la rodean, son ahora la sede de muchos bancos.

En uno de los lados de la plaza, se encuentra el Ayuntamiento de Oporto y en el otro, el Palacio Dos Cardosos, que ahora ocupa el hotel Intercontinental.

En el centro de la Praça da Liberdade, podéis ver la estatua ecuestre de Don Pedro IV y en la esquina de la plaza hay un McDonald’s. Está ubicado en un edificio coronado por la escultura de un águila. En este edificio se encontraba el antiguo Café Imperial, inaugurado en 1936. Entra para ver su interior ya que aún conserva las lámparas y vidrieras del antiguo café.

Muy cerca de esta calle, encontrarás la estación de Sao Bento y el barrio de Cadofeita.

Palacio de La Bolsa de Oporto

El Palacio de la Bolsa de Oporto, está ubicado en el barrio de Ribera, en uno los lados de la Praca da Liberdade. Es un edifico neoclásico que ahora es la sede de la Cámara de Comercio e Industria de Oporto. El Palacio de la Bolsa de Oporto se construyó a mediados del S. XIX, sobre las ruinas de un convento franciscano. Está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad, porque su interior es impresionante. Si quieres conocer su interior, hay que apuntarse en alguna de las visitas guiadas que podéis reservar AQUÍ.

Metro Palacio de la Bolsa: Línea D. Estación de San Bento

Horario Palacio de la Bolsa Oporto: Abierto todos los días de Abril a Octubre: De 9:00 am a 19:00 pm y de Noviembre a Marzo: De 9:00 am a 13:00 pm y de 14:00 pm a 18:00 pm.

La Ribera de Oporto

La Ribera de Oporto es uno de los mejores lugares para darse un paseo al atardecer. Esta zona está incluida dentro del Patrimonio Cultural de la Unesco.

Esta es una de las zonas más antiguas de Oporto. Está formada por un entramado de callejuelas repletas de casas de colores. Aquí encontrarás un montón de bares y restaurantes, algunos con terrazas, dónde poder descansar y pasar un buen rato.

Estuvimos paseando por la Ribera y después paramos en una de las terrazas con vistas al Duero para tomarnos unos vinos. Eso sí, los vinos de Oporto son espectaculares y ver el atardecer en la ribera del río es un lujo, pero prepara la cartera porque no es barato. Aquí terminamos nuestro primer día del fin de semana en Oporto.

Vila Nova de Gaia

Los amantes del vino, tienen que hacer un hueco durante el fin de semana en Oporto, para incluir una visita en alguna de las bodegas situadas en Vila Nova de Gaia.

Aquí se encuentran bodegas muy conocidas como Ferreira, Graham’s, Sandeman o Croft. Nosotros no pudimos hacer una visita guiada, porque no habíamos reservado con antelación. Cuando fuimos había tantos turistas que nos fue imposible encontrar un hueco por lo que os recomiendo que reservéis antes de ir. Al final nos limitamos a pasear por la zona y disfrutar de las preciosas vistas que hay desde este lado del río.

Hay muchos restaurantes en Villanova de Gaia por lo que decidimos comer aquí. Todos son muy turísticos y nos metieron una clavada estupenda que no justificó para nada, la comida que nos dieron.

Iglesias de Oporto

Durante vuestro fin de semana en Oporto vas a toparte con un montón de iglesias. Lo bueno es que a diferencia de las españolas allí están casi todo el día abiertas, así que aprovechad y entrad a verlas porque son una maravilla y muchas de las iglesias de Oporto tienen joyas artísticas en su interior.

Las ordenes religiosas rivalizaron entre sí para que su iglesia fuera la más deslumbrante de Oporto. Por lo que algunas alicataron sus fachadas completamente de azulejos. Os cuento cuales son las Iglesias de Oporto que no os podéis perder.

Iglesia de los Carmelitas e Iglesia do Carmo

La Iglesia de los Carmelitas se construyó en el S. XVII y perteneció a los Carmelitas Descalzos. Su fachada es de mampostería de granito y es de estilo clásico, con influencias barrocas. Está pegada a otra iglesia rococó, la iglesia do Carmo (o del Carmen), están tan juntas que parecen una sola iglesia.

La Igreja del Carmo, o lo que es lo mismo la Iglesia del Carmen se construyó un siglo después que la de los Carmelitas.

Lo destacable de la iglesia del Carmen de Oporto, es que uno de sus laterales está completamente decorado con azulejos. En ellos se relata el origen de la fundación de la congregación de los carmelitas. Cuando estés frente a ambas iglesias, fíjate bien, porque separando a ambas hay una casita. Es la casa más estrecha de Oporto.

El motivo de que esta casita esté en medio de ambas iglesias, es que la legislación que había en el momento en que se edificó la iglesia del Carmen, prohibía que se construyeran dos iglesias juntas. Para saltarse esta prohibición, se construyó la mini casa en la que vivió el sacristán. En el S.XIX, después de que desaparecieran las ordenes religiosas, la casa escondida de Oporto, que es como la llaman, se utilizó como cuartel.

Hay visitas a la casa escondida de Oporto todos los días de 10:00 a 18:00.

Iglesia De San Francisco

Otra de las Iglesias de Oporto que no os podéis perder, es la Iglesia de San Francisco. La encontraréis justo detrás del Palacio de la Bolsa. Se construyó en el S. XIV por los franciscanos, que no tuvieron fácil asentarse en Oporto.

Es una de las iglesias de Oporto más antiguas y su estilo es gótico con reminiscencias románicas. Lo más llamativo es su interior, tiene tanto oro que ciega la vista. Se dice que emplearon más de 400 kilos de oro puro en recubrir las tallas de madera que hay en su interior.

Dentro, hay una cripta donde fueron enterrados los sacerdotes franciscanos y varios nobles de la época. También podréis ver un retablo policromado del árbol de Jesé.

Iglesia de San Nicolas

Muy cerca de la Iglesia de San Francisco se encuentra la Iglesia de San Nicolás. Esta es otra de las iglesias de Oporto, decorada con los típicos azulejos azules. Se construyó en 1671, pero como sufrió un incendio y se tuvo que restaurar. Por esta razón en la iglesia verás varios estilos arquitectónicos tanto barroco cómo neoclásico.

Iglesia San Antonio Dos Congregados

La iglesia San Antonio dos Congregados se encuentra frente a la estación de São Bento. El terreno dónde está ubicada la Iglesia San Antonio Dos Congregados, había una antigua capilla. Como era pequeña, quisieron durante el S. XVII ampliarla pero faltaba algo importante, suficiente dinero como para hacer la obra. La solución que encontraron fue construir sobre la capilla existente de la iglesia.

Seguro que esta iglesia de Oporto tampoco te va a pasar desapercibida, porque toda su fachada está decorada también con preciosos azulejos blanquiazules.

Iglesia de La Santísima Trinidad

La Iglesia de la Santisima Trindad de Oporto se construyó en el S. XIX y es una de las más imponentes de la ciudad. Ocupa casi una manzana.

La Santísima Trinidad es de estilo neocásico. Su interior es de mármol decorada con numerosos retablos.

Iglesia de San Ildefonso Oporto

La Iglesia de San Ildefonso Oporto es la reina de los azulejos. A principios del S. XX se añadieron a su fachada nada menos que 11.000 azulejos. En ellos que se relata la vida de S. Ildefonso y otro de los azulejos están dibujados alegorías sobre la Eucaristía. La Iglesia de San Ildefonso de Oporto se empezó a construir en 1709, en el mismo lugar dónde antes se encontraba una ermita medieval.

Se encuentra en una de las calles más comerciales de Oporto. Está rodeada por antiguas tiendas con antiguas fachadas Art Decó. Daros una vuelta por la zona, ya que en esta zona se conservan varias tiendas con fachadas modernistas.

Muy cerca de esta Iglesia, se encuentra el famoso Café Magestic. A nosotros nos fue imposible entrar ya que estaba hasta arriba de turistas.

Lugares a los que no fuimos en Oporto

Mercado De Bolhao

Al Mercado de Bolhao, lo ponen en todas las guías como lugar de visita imprescindible. Pasamos por la puerta, pero no entramos. No nos motivó nada, porque para ver coliflores y acelgas, me voy al mercado de mi barrio. En cualquier caso, si os apetece ir, saber que el Mercado de Bolhao abre a las 7:00 de la mañana.

Librería Lello E Irmao

Muy cerca de la Torre de los Clérigos se encuentra otro de los lugares más famosos y visitados de Oporto, la librería Lello e Irmão.

Esta librería se hizo famosa gracias a los libros de “Harry Potter”. Su autora J.K. Rowling vivió dos años en Oporto y dicen que esta librería le sirvió de inspiración. Ella realmente nunca ha dicho ni mu sobre si la librería le sirvió de inspiración cuándo escribió sus libros, aunque todo el mundo de por hecho que si.

Nosotros tampoco entramos. Desde primera hora de la mañana había tanta gente esperando a entrar, que la cola daba dos vueltas a la manzana, así que nos limitamos a verla desde fuera.

No queríamos pasar más de una hora esperando. Valora si solo vas a estar un fin de semana en Oporto, si te merece la pena esperar tanto rato, salvo que seas un fan incondicional del mago Potter.

Otros lugares para conocer en un fin de semana en Oporto

Las cabinas telefónicas inglesas

Una de las mejores cosas que se pueden hacer en Oporto es callejear sin rumbo fijo, para ir descubriendo los rincones curiosos que se esconden en la ciudad. Seguro que durante el fin de semana en Oporto te vas a encontrar con varias cabinas telefónicas rojas. Son igualitas que las cabinas telefónicas inglesas que hay en Reino Unido y son un vestigio de una antigua compañía luso-británica que estaba afincada en Oporto.

Murales en Oporto

También encontrarás varios murales decorando alguna fachada de la ciudad. Nosotros nos encontramos con este de Joana Vasconcelos. El mural es de 20 metros y está decorado con 8.000 azulejos pintados a mano, que adornan la fachada de una hamburguesería.

Como os conté antes, no nos quedamos esperando para entrar en la Torre de los Clérigos sino que aprovechamos ese tiempo para ver los alrededores. Muy cerca de la Torre de los Clérigos, os encontraréis con dos jardines:

Jardines Oporto

El pequeño Jadim do Carregal y el Jardim de Joao Chagas al que también se le llama jardín de Cordoaria. Su nombre es muy curioso y procede de la Edad Media. En aquella época, la gente se reunía allí para hacer cuerdas, «cordas», cuerdas en portugués. Aquí había muchos olivos y como recuerdo de aquellos tiempos ahora hay tres plantados.

Durante el S. XIX se convertiría en un jardín público. Unos años después un ciclón lo arrasó y no quedó nada de él. Una vez restaurado se colocaron aquí varias esculturas.

Estatua de Themis en Oporto

Nada más salir del Jardín de Joao Chagas fuimos hacia la Torre de los Clérigos, ya que faltaba poco para que llegara la hora en la que teníamos turno para subir. Custodiando el Palacio de Justicia vimos una imponente escultura de 7 metros, era la escultura de Themis la diosa de la Justicia.

¿Pero que le pasaba a esta diosa de la justicia? ¿No debería ser ciega? Pues si, pero aquí ni lleva una venda en los ojos y la balanza la tiene recogida en un lado de su cuerpo.

Miradores de Oporto

La ciudad tiene muchas, pero muchas cuestas. Aunque os pueda dar una pereza tremenda subirlas, pensar que la recompensa va a ser que podréis disfrutar de unas vistas panorámicas espectaculares, desde los muchos miradores de Oporto.

Os encontraréis con muchos miradores en Oporto. Además de las vistas desde la Torre de los Clérigos o las que se tienen desde el Puente de Don Luis I, en Oporto hay otros miradores, os cuento cuales son para que no os perdáis las mejores vistas de la ciudad.

Mirador da Victoria

El Mirador da Victoria se encuentra al final de la Rua de Sao Bento da Victoria. Si os sirve de referencia está muy cerca del Centro Portugues de Fotografia.

Mirador junto a la Igreja dos Grilos

Desde la catedral buscar las indicaciones que os llevarán hasta esta iglesia. Bajar la cuesta junto a la torre de Pedro Pitoes y a dos minutos os encontrareis con el mirador de la Igreja dos Grilos.

Mirador Serra do Pilar Gaia

-La terraza del Hotel Don Henrique, es otro de los miradores de Oporto con vistas espectaculares. Se encuentra en la planta 17 de este hotel. El bar abre a partir de las 12:00 y está ubicado en la Rua de Guedes de Azevbedo 179.

Ascensor da Ribeira

Que comer en Oporto

En 1445 cuando la flota de Enrique el Navegante se estaba preparando para conquistar Ceuta, la ciudad de Oporto le entregó toda la comida que había en la ciudad. El único alimento que quedó en la ciudad fueron las tripas.

A partir de entonces a los ciudadanos de Oporto se les llama «tripeiros» y una de los platos típicos que podéis degustar en Oporto son las «tripas à moda do Porto» (tripas a la portuense).

Otro de los platos típicos de Oporto es la «Francesinha». Un sándwich con salchicha, jamón y carne de ternera, con queso derretido por encima y coronando con un huevo frito.

Si comes esta pedazo de bomba calórica, te aseguro que vas a terminar lleno hasta arriba, como una boa constrictor. Si además rematas la comida con unos cuantos «pastéis de nata» o cualquier otro dulce, lo mejor será que pases la tarde echándote una buena siesta.

Otra comida típica que tenéis que probar durante vuestro fin de semana en Oporto son los «bolinhos de bacalhau». Son unas croquetas gigantescas de bacalao que están buenísimas.

Como Moverse en Oporto

Oporto es una ciudad pequeña, así que puedes llegar a pie a todos los lugares que hay que ver en Oporto en un fin de semana. Además, están unos cerca de otros.

Nosotros recorrimos toda la ciudad a pie. Una de las mejores cosas que se pueden hacer en Oporto es perderse por las callejuelas e ir descubriendo iglesias, plazas, antiguos comercios.

Si las cuestas te están matando siempre puedes moverte en taxi, metro o bus o incluso recorrer Oporto en Tuk Tuk o hacer un tour por Oporto en Segway.

En el caso de que no tengas mucho tiempo para conocer la ciudad, lo mejor es que cojas el bus turístico que te llevará a todos los lugares que no te puedes perder en un fin de semana en Oporto.

Si lo que quieres es utilizar el transporte público, utiliza la Tarjeta Andante. La puedes comprar en el aeropuerto, estaciones de metro y autobús.

Esta tarjeta es válida para metro, autobús y tranvía, cuesta 0,50. Solo la podrás recargar por trayectos dentro de la misma zona o bien con una duración de 24h.

Otra de las tarjetas de transporte público que os pueden compensar, es la Andante Tour. Sirve para ir a todas las zonas de la ciudad (sin límite de zonas). Hay dos modalidades: Una que se puede utilizar durante 24 horas (5€) y otra con 72 horas (11€) de validez.

Free tours y rutas curiosas en Oporto

Si quieres conocer a fondo la historia y curiosidades de la ciudad apúntate en alguno de los Free tour Oporto. Todo el recorrido se hace andando y pagas la voluntad. Eso sí, si quieres hacer alguno de los free tours reserva con antelación, cuando nosotros fuimos había tantos turistas que no quedaba una plaza libre.

No solo está el free tour tradicional sino que también hay otros tours gratuitos por Oporto curiosos como el de las leyendas de Oporto, también otro que recorre todos los rincones del arte urbano de la ciudad. y otro alternativo dónde se recorren cafeterías y lugares curiosos de Oporto.

Incluso para los locos de Instagram, hay tours fotográficos que te llevan a los lugares de Oporto más instagrameables, la info de este tour lo podéis ver Aquí. Y si lo que queréis es conocer la ciudad de noche y hacer una ruta de vinos también hay tours. La info la tenéis aquí.

Mapa Oporto

Para que sepáis dónde están cada uno de los lugares que ver en un fin de semana en Oporto, os he preparado el Mapa de Oporto en el que están señalizados todos los lugares de interés.

Feliz fin de semana

Salir de la versión móvil