Vagando Por Mundopolis

Campos lavanda Brihuega 2020: Mapa, cuándo visitarlos e info útil

campos-lavanda-brihuega

¿Aburrido de estar en Madrid? ¿Necesitas una escapada? Esta vez os propongo un plan veraniego de lo más entretenido, visitar los Campos de Lavanda de Brihuega. Una escapada visual, olfativa y en plena naturaleza para relajar vuestros sentidos.

Aprovechando que estamos de jornada intensiva Tamara, Simona, Manolo y yo decidimos pasar la tarde en Brihuega, Guadalajara. Está a una hora de Madrid así que llegamos en un periquete. Además, no solo nos daría tiempo a ver los campos de lavanda, sino que también visitaríamos Brihuega y otro lugar bien curioso que os contaré al final del post.

Nosotros fuimos hace tres días, el jueves pasado y aún no habían segado los campos, pero están a punto de hacerlo. Así que aprovechad e id a verlos porque aún estáis a tiempo. La siega se realiza entre finales de julio y principios de agosto, una vez se han secado las espigas de lavanda, es decir, cuando pierden su color y pasan a tener una tonalidad más grisácea.

Mapa Campos Lavanda Brihuega

Lo más importante es saber dónde se encuentran los campos de lavanda. En el mapa que tenéis a continuación no solo encontraréis la localización de los campos de lavanda de Brihuega, sino también la de los campos que hay en los pueblos de alrededor. Hay mil hectáreas cultivadas en esta zona de Guadalajara. Son tantos campos de lavanda, que podéis pasar la tarde entera visitándolos

Cuando visitar los campos de Lavanda de Brihuega

La mejor época para visitar los campos de lavanda de Brihuega es a principios-mediados de julio cuando la lavanda está en plena floración y el color de las flores es más intenso, tiñendo de morado el paisaje de la Alcarria.

En esta época, además de visitar los campos se podían hacer más actividades, ya que se celebraba el Festival de la Lavanda. Este año 2020 se ha suspendido por el Covid, pero en un año normal se realizaban conciertos, mercados y visitas guiadas.

La mejor hora para visitar los campos de lavanda de Brihuega es al atardecer ya que hace menos calor y la luz es más bonita. No os perdáis la puesta de sol porque es el mejor momento para hacerse fotos en los campos de lavanda.

Intentad ir a los campos de lavanda de Brihuega entre semana, que es cuando menos gente hay. Como os dije antes nosotros fuimos el jueves pasado y estaba a tope, así que no quiero ni pensar cómo debe de ponerse aquello durante los fines de semana. Debe parecer una procesión de semana santa campestre, con tanta gente, que ha de ser difícil hasta hacerse una foto.

Como visitar los campos de lavanda de Brihuega

Normalmente la oficina de turismo de Brihuega hacía visitas guiadas, costaban 4€ y se reservaban Aquí. En ellas se hacía un recorrido guiado en autobús por los campos de lavanda, se explicaba el cultivo y cuidados de esta planta, así como sus usos y curiosidades. Este año se han suspendido las visitas guiadas de los campos de lavanda por el Covid, por lo que habrá que esperar a que todo vuelva a la normalidad.

Siempre os queda la alternativa de visitar los campos de lavanda por vuestra cuenta, buscando los campos de lavanda en el mapa que os he puesto antes.

Necesitaréis llevar vuestro coche ya que el transporte público no llega hasta aquí.

La mayor parte de ellos se encuentra en los laterales de la carretera CM-2005. Encontraréis un parking al lado del Monumento a la Batalla de Brihuega, podéis dejar allí el coche e ir dando un paseo a los campos cercanos.

Visitando los campos de lavanda de Brihuega

Nosotros habíamos puesto en el GPS la ubicación, así que fuimos parando en la mayor parte de ellos. No os penséis que los campos de lavanda está formados por plantas gigantes y frondosas ya que los hay de todos los tamaños. Algunos eran de ejemplares más pequeños y estaban rodeados de campos de cereal, por lo que no esperéis ver una imagen de campos de lavanda morados que se pierden en el horizonte.

Los campos que tenían las plantas de lavanda más frondosas era dónde lógicamente había más gente y literalmente flipamos. Allí el enjambre no era de abejas y abejorros ávidos de libar flores, sino que el enjambre era de gente vestida de blanco neutrex, haciendo todo tipo de poses.

Lo que no se, es como evitaban sacar a otras personas en las fotos porque aquello estaba completamente plagado y eso que era un jueves por la tarde. Así que no quiero ni pensar cómo debe de estar durante los fines de semana. La verdad es que no dábamos crédito, algunos se habían llevado hasta escaleras para hacerse la foto con perspectiva e incluso vimos parejas que llevaban hasta fotógrafo, alucinante de verdad.

Huimos de los campos atestados de gente y fuimos a los que no había nadie para hacer fotos tranquilamente.

Fotos lavanda Brihuega

Para los locos de las fotos de lavanda de Brihuega el consejo es que vayáis vestidos con ropa clara. El color blanco es el mejor, ya no solo para hacerse las fotos sino para no atraer a los abejorros, abejas y demás insectos campestres.

Muchas de las fotos de lavanda de Brihuega que he visto en internet e Instagram tienen unos colores de escándalo y dices ¡wow¡ que pasada. Bueno, tened en cuenta que han usado filtros o que hay un trabajo de post producción importante, así que no os decepcionéis cuando vayáis allí si veis que los colores no son tan vivos como los que habéis visto en las fotos de los instagramers. Eso sí, a poco que manejéis cualquier programa de edición os quedarán unas fotos estupendas.

Además, veréis que entre las plantas han crecido muchas malas hierbas algunas con un porte espectacular, así que las fotos de lavanda perfectas que hayáis visto seguramente han sido manipuladas, porque al menos ahora había bastantes malas hierbas entre las plantas.

Ten en cuenta que los campos son plantaciones particulares, así que no las piséis, ni las dañéis, ni tiréis vuestra basura, ni mucho menos os llevéis un ramillete. Está bien hacerse fotos, pero respetar las plantas, no sea que al final por culpa de algunos, terminen vallando los campos y al final no se puedan visitar.

Para los que seáis alérgicos a las abejas tened mucho cuidado, ya que las abejas y abejorros adoran la lavanda. Si sois alérgicos a éstas, los campos de lavanda no es el mejor sitio para vosotros porque aquí hay muchas y no vais a encontrar un hospital cerca. Para los que no tengáis alergia respetarlas y no las molestéis, si no queréis llevaros de regalo un buen aguijonazo.

Curiosidades de la lavanda

Una de las curiosidades de la lavanda es que las flores que se recogen por la mañana son más aromáticas y tienen más aceite esencial que las que se recogen por la noche.

Muchas son híbridos de la alucema y del espliego, a estos híbridos se les llama lavandines.

Son muchos los usos tradicionales que se le han dado a la lavanda, sobre todo cosméticos. Aquí en los campos de lavanda de Brihuega se encuentra el 10% de la producción mundial. La mayor parte de las flores se destinan a la cosmética. El inicio de este proyecto fue hace más de 30 años cuando un agricultor que pasaba los veranos en los campos de la Provenza, decidió plantar en estos campos de la Alcarria lavanda. Además, conquistó al perfumista de Loewe para embarcarse en una aventura que supuso cambiar el cultivo del cereal por el de la producción de lavanda. El suelo poroso de esta zona, el clima y la altitud crearon las condiciones perfectas para que se desarrollasen en Brihuega estos magníficos campos de lavanda.

En Brihuega encontraréis tiendas dónde podéis comprar jabones, esencias y otros productos obtenidos de la lavanda.

No solo hay campos de lavanda en Brihuega, si Guadalajara está lejos de vuestra provincia no os preocupéis, ya que hay otros campos de lavanda en España como en Tiedra (Valladolid), San Felices (Soria), Olite (Navarra), Nalda (La Rioja) o en Font Roja (Alicante).

Más allá de los campos de lavanda de Brihuega

Viajar a esta zona tiene otros alicientes, no solo os encontraréis campos de lavanda, sino que también podéis ver campos de girasoles que están en plena floración. Así que los que seáis locos de las fotos de Instagram además de haceros fotos en los campos de lavanda podéis también hacer fotos en los preciosos campos de girasoles, que también están esplendorosos.

No solo os quedéis en los campos de lavanda, dar un paseo por Brihuega, es un pueblo muy bonito y merece la pena conocerlo. Tiene un patrimonio increíble, además nos dio tiempo a visitar al final de la tarde otro lugar curioso Cívica. Si queréis saber todo lo que no os tenéis que perder en Brihuega podéis leerlo AQUÍ.

Feliz domingo

Salir de la versión móvil