Archivo de la categoría: AFRICA

El País Somba

En nuestro viaje por el noreste de Benín a los pies de las montañas de Atacora nos íbamos a encontrar con uno de los grupos étnicos más peculiares que hay en este país “los Somba” o como también se les llama “Betammaribe”.

Nos levantamos muy pronto, a las seis de la mañana, cogimos el coche para acercarnos a sus pequeñas aldeas cercanas a las montañas, entre grandes baobabs amanecía con un frío que pelaba.

Pueblo Somba

Pueblo Somba

Como no te esperas que por esas latitudes pueda hacer ese frío, estaba tan helada que me puse todo lo que les sobraba a mis amigos, un chubasquero, un pañuelo y nos pusimos a caminar en mitad del campo.

Pueblo Somba

Lo primero que te sorprende es encontrarte con una especie de mini castillo a la africana, fortificado, con sus almenas coronadas por techos de paja.

Pueblo Somba

Sus aldeas están concebidas como ciudadelas defensivas, formadas por pequeñas casas de adobe fortificadas con forma cilíndrica.

Somba significa ¨buen albañil¨. Su principal actividad es la agrícola-recolectora y uno de los rasgos más singulares de este grupo es la arquitectura de sus aldeas las “Tata Somba” u “Otamari Somba”.

Este tipo de casas fortaleza las empezaron a construir en el siglo XVIII para protegerse de las incursiones de los Dahomey que andaban por aquel entonces, a la caza y captura de esclavos.

Pueblo Somba

Pueblo Somba

Las casas o tatas, se construyen en la estación seca, los materiales que se utilizan en su construcción son arcilla, agua, madera y hojas, por lo que la capa exterior necesita una renovación cada año. Para construir casas nuevas se hace sobre los cimientos de casas antiguas de un antepasado fallecido, se hace así, porque es mejor construir en un terreno que ya está libre de malos espíritus. Su antepasado ya se habrá encargado durante el tiempo que haya vivido allí en realizar rituales y sacrificios para espantar cualquier mal que pueda rondar la casa y que mejor que, tener una casa en un terreno libre de malos espíritus.

Pueblo Somba

La construcción de cada casa es una actividad comunitaria por lo que el jefe de la familia necesitará de la ayuda de todos sus hermanos y de los amigos del clan para poder construirla.

Pueblo Somba

En el exterior de la casa, normalmente en la entrada de la puerta principal, veréis pequeños montículos, son los altares para las ofrendas; cubiertos con plumas, sangre tienen como objetivo proteger el hogar y prevenir las enfermedades.

PC308474.jpg

En las fachadas de las casas encontrareis también fetiches protectores, cráneos de reses, caracolas, mazorcas o tallos de mijo, todos elementos protectores de la Tata y de la familia que la habita.

Pueblo Somba

Cada vivienda tiene dos plantas, la inferior que se utiliza para guardar el ganado y para cocinar y la parte superior en la que están las habitaciones y el granero, encima de estos, en el techo, hay una terraza a la que se accede por un pequeño agujero, la terraza la utilizan para secar el grano. Los techos de las pequeñas almenas, están recubiertos por unos tejados de paja, normalmente tallos de mijo , esas estructuras las utilizan para almacenar dentro el grano.

Pueblo SombaOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando entré dentro de una de las casas la oscuridad de la planta baja era total, apenas se veía nada, solo la luz que se filtraba desde el orificio que permite subir a la planta superior, mientras estaba en la planta baja, no veía ni torta de repente me giro y veo a la abuela y al niño que estaban tranquilamente sentados, en la oscuridad total. Que poco tenemos desarrollados los sentidos los occidentales, pensé. En el interior el acceso a cada planta era difícil, había que hacer equilibrios en aquella escalerilla hecha con troncos, había que hacer malabares para no quedarse atorado en los accesos de cada planta.

Pueblo Somba

Pueblo Somba

Los somba son animistas, por lo que en las entradas de las casas siempre encontraremos uno o varios altares vudú. La construcción de sus casas está llenas de simbolismo, lo masculino, lo femenino, las zonas de sombra y luz. Por ejemplo, el lado oeste de una casa se considera la de la dirección de la vida, por lo que todas sus puertas estarán abiertas en esa dirección. Cada casa es un símbolo de la fertilidad y fecundidad de la mujer, las fachadas de las casas están decoradas con surcos geométricos realizados por estas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pueblo Somba

Lo más llamativo e identificativo de este grupo étnico son las escarificaciones de sus caras, consisten en pequeñas líneas horizontales que les practican con pequeñas cuchillas cuando tienen unos dos años, como rito de iniciación de entrada y pertenencia a la comunidad.

Pueblo Somba

En el pasado, todos los somba practicaban la escarificación como signo identificativo de la comunidad, en la actualidad cada vez son menos los que las realizan y en muchos países cercanos como Nigeria las han prohibido. No olvidemos la presencia del VIH en la zona y no todos los jefes de las tribus están dispuestos a cambiar de cuchillas cada vez que se realiza una escarificación, por lo que hacen que esta práctica sea peligrosa. Para los somba, las escarificaciones son un elemento de tradición que proporcionan protección y buena salud a quienes las portan.

Pueblo Somba

No solo se hacen estas escarificaciones cuando son pequeños, sino que, a lo largo de su vida, se harán más, estas mostrarán otros acontecimientos decisivos, como el paso de las niñas a la pubertad, que quedará marcado con otras escarificaciones  que indicarán que están listas para el matrimonio, estos surcos se pondrán está vez en su espalda y abdomen, más tarde se harán otras después de tener a su primer hijo.

Pueblo Somba

Los patrones de la escarificación a menudo son iguales a los dibujos que hay en las fachas de las Tata. Las heridas tardan en cicatrizar unas dos semanas, para ayudar a la cicatrización pondrán plantas medicinales y ceniza.

Pueblo Somba

Si queréis saber más de los somba, podéis visitar el museo de Natitingou, en el que se relata la historia de este pueblo y hay pequeñas maquetas de adobe de los diferentes tipos de aldeas.

Pueblo Somba

Aún los somba continúan viviendo y practicando sus ritos como hace siglos, me pregunto cuando la globalización y la influencia de occidente terminará por poner en peligro de extinción a uno de los grupos étnicos más peculiares de Benin.

Ganvié la Venecia de África

Os lanzo una pregunta…Creéis que  en el mundo hay solo una Venecia? La mayoría de vosotros diréis que por supuesto, pero estáis equivocados, a 18 Kilómetros de Cotunú en Benín os encontrareis otra Venecia, la africana. Hoy os hablaré de  ella, la ciudad lacustre más grande de África, Ganvié.

Ganvié

A diferencia de Venecia, Ganvié no es aún un lugar muy conocido ni frecuentado por el turismo pero merece la pena visitarla y es parada imprescindible en cualquier recorrido por Benín.

Su interés radica en que toda la ciudad está construida dentro del lago Nokoué erguida sobre estacas de madera, el único edificio que os encontrareis en tierra firme es el colegio y también el que acoge la última morada de los habitantes del lago, el cementerio.

El origen de esta ciudad se remonta a los siglos XVI y XVII en aquella época los Fon se dedicaba a buscar por las aldeas esclavos para vender a los portugueses, una época muy oscura en la que el tráfico de personas era la mercancía más preciada de África.

Ganvié

Otro de los grupos étnicos de la zona, los Tofuni asediados por los Fon, huyeron de Cotunú al Lago Nokoué y decidieron asentarse sobre el mismo. La elección del lugar no fue casual, la religión de los Fon no les permitía entrar en el agua, así que Gavié se convirtió en lugar seguro para la etnia Tofuni y por eso Ganvié significa “Libertad en las Aguas”.

Las casas están asentadas sobre estacas de madera en el lago, los pueblos son un conjunto de pequeños palafitos o cabañas elevadas sobre el agua, con tejados de paja o chapa, paredes de bambú que sobresalen del lago impertérritas.

La población es de unas 25.000 personas desarrollan la mayor parte de las actividades cotidianas encima de sus barcas, pareciendo no echar de menos poner sus piernas sobre tierra, los niños manejaban con tal destreza las barcas que seguramente aprenden a remar antes que andar.

El asentamiento más grande es Ganvié, aunque también merecen la pena visitar otras aldeas del lago como So-Zouko, So-Tchanhoué o So- Ava. Para desplazarnos y descubrir las aldeas asentadas en el lago Nokué cogimos una barca, como hacen sus habitantes pero a diferencia de ellos, la nuestra tenía motor, la mayoría de pinazas que surcan las aguas del lago se mueven con la fuerza de los brazos a base de remar y remar.

Ganvié

El transito de personas en barca es incesante, mientras vas navegando te encuentras con escenas surrealistas como muestra la foto que pongo más abajo,es increíble lo que se puede llegar a transportar en las barcas.

Transporte en el Lago Nokoué

Toda la vida en los pueblos del lago Nokoué, giran en torno al lago, además de seguir sirviendo de morada es el principal medio de sustento de la mayor parte de la población.  Los tofuni pasaron de ser agricultores a ser pescadores y la pesca artesanal es el principal trabajo de sus habitantes.

Utilizan una red llamada Medokpokonou, con forma de embudo cuando la lanzan al agua es como si el mismisimo spiderman estuviera lanzando  telas de araña.

Pescador en el Lago Nokoue

Pescador en el Lago Nokoué

Pescador en el Lago Nokoue

Otra forma de pesca tradicional en Benín es a través de la acadja. La acadja sería el equivalente en occidente a una piscifactoría, pero en este caso realizada de forma muy tradicional, me explico, recrean el ecosistema de determinadas especies, construyendo la “piscifactoría” con ramas que normalmente recogen de los manglares, así sirve de refugio a los peces y a su vez les proporciona alimento con la madera en descomposición por lo que el hábitat es perfecto para la reproducción de los mismos. Es una forma tradicional, que por un lado favorece la dispersión de alevines, pero  su sobre explotación puede traer problemas a la larga, al igual que poner en peligro a los manglares de la zona.

Lago Nokoué

Las barcas de pesca se llaman dugout. Como buenos africanos que son, se apañan para conseguir los materiales que necesitan, no comprándolos, sino a base del reciclaje. Las velas de los barcos son viejos sacos que cumplen estupendamente su función para surcar las aguas del lago Nokue.Lago Nokoue

Lago Nokoue

Lago Nokoue

Si los hombres se dedican a la pesca, sus mujeres continúan con el negocio dando salida a sus capturas, las veréis surcando el lago con sus inmensos sombreros de paja.

Lago Nokoue

En el “Gran Marche” el mercado diario en el que todo se compra y se vende sobre las barcas, sobre todo pescado, las mujeres venden todo lo capturado por sus maridos, no solo se vende pescado fresco, sino también ahumado o frito, una forma de conservación de los alimentos en una ciudad que poco conoce los frigoríficos. Además esta forma de procesar el pescado les sirve para poder vender los excedentes en otros mercados del país.

Ganvié (Benín)

Ganvie

Además de pescado en el Grand Marche, se vende de todo, fruta verdura, objetos de plástico made in china de uso cotidiano. El lago es constante  ir y venir de niños, mujeres y pescadores todos en barca, remando unos con sus pequeñas pinazas llenas de mercancías metidas en contenedores de plástico que hacen las veces de bolsa estanca.

Ganvié

Ganvie

Ganvié (Benín)

Ganvié (Benín)

Ganvié (Benín)

Toda la actividad diaria se realiza encima de las canoas desde ir al colegio, visitar en un vecino, ir a la compra hay momentos en los que hay más transito que la M30 en hora punta.

Las condiciones de vida en el lago no son fáciles, las casas como dije antes están construidas con materiales cuya vida útil es limitada, algunas se están sustituyendo por hormigón, pero la gran mayoría son de madera, paja o chapa.

Ganvié (Benín)

Ganvié (Benín)

El lago Nokué se nutre de los ríos Ouémé y  Sô, en los periodos de lluvia que van de junio a diciembre el nivel del agua sube, esto favorece la proliferación de los invasivos jacintos de agua que hay en el lago y hace muy difícil cuando no imposible la navegación en el mismo.

Jacintos de Agua en el Lago Nokue (Benin)

Ganvié (Benín)

Como en el resto del mundo el cambio climático amenaza también a este lago que podría llegar a duplicar su tamaño en caso de que las lluvias sean más intensas  y  debido a que en su orilla cada vez proliferan más la agricultura. Una inundación de los terrenos supondría un aumento de contaminación por el vertido de pesticidas utilizados en la agricultura por lo que no solo se contaminaría el agua sino también los peces y todos los habitantes del lago.

El frágil ecosistema y la escasez de recursos para controlar la contaminación harán que en pocos años la continuidad de la vida en el lago Nokué esté en serio peligro, si a todo esto unimos, las toneladas de basura y desechos que sin ningún tratamiento se vierten en el lago, hará poner al borde de la extinción a otra Venecia la africana que también puede ser tragada por sus aguas.

Datos prácticos para viajar a  Ganvié

La oferta hotelera es escasa, encontraréis hay un par de hoteles para pernoctar muy básicos no esperéis encontrar ningún lujo, en cuanto a la restauración también hay un par de sitios dónde podréis comer. Si no disponéis de demasiado tiempo como para quedaros a dormir, en un solo día os dará tiempo a recorrer Ganvié y el resto de aldeas del lago Nokue. Podréis llegar desde Cotonou en coche, está muy cerca unos 18 km. Si queréis despreocuparos de cómo llegar allí en el  Hotel Du Lac organiza excursiones a Ganvié.

Una de las mejores cosas que se pueden hacer en los poblados del lago es buscar un lugar dónde tomar algo, sentarse en uno de los restaurantes y ver la vida pasar desde alguna de sus terracitas de madera y disfrutar del colorido del lago y de sus gentes.

Ganvié

 

Zangbetos los guardianes de la noche

A medida que pasa el tiempo ganamos años, arrugas y kilos pero desafortunadamente vamos perdiendo otras cosas en el camino, como la capacidad de asombrarnos. Debe de ser que el tiempo y las arrugas nos ponen la vacuna de estar de vuelta de todo y cada vez es más difícil que algo nos deje patitieso, pero hay antídoto, porque en determinados lugares podemos encontrar una magia especial, que hace que, cual botox rehabilitador vuelvas a ser el niño que fuiste y recuperes la capacidad de asombrarte que te habían robado los años y vuelvas a quedarte con la boca y ojos abiertos como platos, sin dar crédito a lo que estás viendo.

Y así, pasmados fue como nos quedamos un 2 de enero en un poblado cercano a el Grand Popo, en Benín, en un pequeño pueblo del Golfo de Guinea. Hay varias aldeas en las que a principios de fin de año sacan a sus zangbegtos a bailar y si quieres tener una cura de asombro absoluto sobre el 10 de enero de todos los años se celebra en la ciudad de Ouidah el mayor festival de vudú del mundo, por lo que el pasmo absoluto queda garantizado.

El baile de los zangbetos es una celebración comunal de una de las religiones animistas más extendida el África Occidental, el Vudú.

ZANGBETO

El vudú, es una de las religiones oficiales en Benín, Togo Ghana y Nigeria. En Benín un 40% de la población, mayoritariamente perteneciente a la etnia yoruba sigue esta religión.

Aquí en occidente, en cuanto se menciona la palabra vudú, es sinónimo de mal rollo, de magia negra, lo primero que te viene a la cabeza es el muñeco acribillado por agujas para hacer el mal a alguien o se relaciona con rituales en las que se despluman a gallinas. Todas estas connotaciones negativas han llegado a occidente gracias a las películas y libros y dan una imagen un poco distorsionada y alejada de lo que es esta religión, siendo más arquetipos satánicos, que no representan a esta religión, animista, en la que su esencia está en que los espíritus no humanos dirigen la naturaleza y en la que incluso a los objetos se les otorga un alma.

ZANGBETO CON SU GBETOVI

Cuando llegamos a aquel poblado, fuimos como niños inocentes sin saber lo que nos íbamos a encontrar, Koffi nuestro guía, no nos dijo nada, así que gracias a que guardó el secreto de lo que allí iba a suceder, la sorpresa que nos daríamos sería monumental, de hecho, a día de hoy sigo pasmada cada vez que recuerdo aquello y aún me sigo preguntando qué es lo que pasó allí y que fue realmente lo que vimos.

POBLADO EN GRAND POPO-BENIN

Deciros que la ceremonia que presenciamos no fue ninguna turistada, era una fiesta para los habitantes de esa comunidad y que los únicos occidentales éramos nosotros.
Pero antes de contar lo que allí sucedió, os he de explicar que son los Zangbetos.

POBLADO EN GRAN POPO BENIN

Los zangbetos, son los guardianes de la noche, la policía nocturna, vamos lo que sería nuestros antiguos serenos, que protegen al pueblo de los malvados y alejan los malos espíritus y dan protección al mismo, representan las fuerzas de la naturaleza no humanas.

ZANGBETO

LA LEYENDA SOBRE EL ORIGEN DE LOS ZANGBETOS

Hay una leyenda, que explica su origen. Tres príncipes estaban luchando entre sí por conseguir el trono de su padre, Zangbeto era el hermano más pequeño, la noche antes de la batalla final, Zangbeto se encontraba sitiado por sus dos hermanos, pero tuvo suerte ya que una visión le ayudaría a ganar la batalla. Una presencia sobre natural le dijo que tanto el cómo su ejército se cubriese de paja y salieran corriendo contra sus enemigos para asustarlos y funcionó, sus hermanos horrorizados por la visión de aquellos pajares corriendo hacia ellos hizo que salieran huyendo y así es como Zangbeto se convertiría en rey.

ZANGBETO

El Zangbegto está formado por una estructura metálica con forma cónica, muchos de ellos son muy pesados, ya que para moverlos hacían falta como mínimo cinco personas. Están cubiertos de paja teñida de colores y en su cabeza llevan representaciones de animales o espíritus salvajes.

ZANGBETO

Cada Zangbeto está acompañado por uno o dos Gbetovis, hombres iniciados de la sociedad secreta Zangbeto que llevan un palo o varilla para indicarle el camino que debe seguir mientras está bailando y también para alejar a la gente que se quiere acercar a ellos.

ZANGBETO CON SU GBETOVI

EL BAILE DE LOS ZANGBETOS

El recinto donde se hizo la celebración era una especie de placita con el suelo de arena, todo el pueblo estaba presente, había un grupo de músicos, dgembes, tambores y resto de instrumentos de percusión empezaron a sonar y un grupo de gente arrancó a bailar al ritmo de la música y entonces empezaron a salir los zangbetos.

ZANGBETOS

Lo primero que pensamos es que debajo de aquellos coloridos pajares había personas, se empezaron a mover lentamente, se paraban y se alineaban a modo de presentación y comenzaron a girar cual derviches africanos en el centro de la plaza, girando sobre su eje, a medida que pasaba el tiempo, la celebración duró unas tres horas, el ritmo de la música iba aumentado de ritmo, los bailes y canticos se iban convirtiendo en frenéticos, he de decir que el aderezo de alcohol ayudaba a llegar al trance que alcanzaron.

A las dos horas de bailes pensábamos que no iba a suceder nada y que lo que estábamos viendo era como un desfile de gigantes y cabezudos a la africana con conos de paja de colores, pero no sería así, de repente a la señal del Gbetovi jefe aquello se paró, entre varios Gbetovis levantaron del suelo al Zanbegto y lo que apareció debajo nos dejaría tiesos.

Yo estaba sentada en el suelo, haciendo fotos, como no daba crédito a lo que veía pensé cuando le cuente esto a mis amigos pensarán que he bebido lo mismo que los que estaban bailando en trance, así que me puse con la cámara a grabar.

Debajo de aquél Zangbeto surgió un fetiche, un trozo de tela, con pequeñas conchas de cauries por ojos y que no paraba de mover sus bracitos como si tocara un tambor, como si de un autómata se tratara, con vida propia, lo tenía justo enfrente de mí, así que me quedé tiesa y sin dar crédito de lo que estaba viendo.

Esto fue lo que grabé

APARICION DEL ESPIRITU QUE MUEVE AL ZANGBETO

Los Gbetovi levantaban a los Zangbeto para que toda la comunidad pudiera comprobar que debajo no había ninguna presencia humana y que aquello se movía con el fetiche que estaba dentro. Pasado el rato lo volvieron a cubrir y el Zangbeto y salió disparado con una fuerza inusitada, girando y bailando de nuevo en aquella plaza.

ZANGBETO

En aquel momento la celebración empezaba a ponerse en su punto más álgido, la gente estaba en trance total, sus bailes y movimientos eran cada vez eran más bruscos y rápidos. A partir de aquel momento la sucesión de demostraciones por parte de Gbetovi de que dentro de los Zangbetos no había nada, sino espíritus que hacían mover a aquellos Zangebtos fue continua, os pongo otro enlace para que podáis verlo en el siguiente video.

Dentro de algunos había piezas de cerámica o una mezcla de objetos fetiche que cobraban vida propia.

ESPIRITU DEL ZANGBETO

En el poblado no había electricidad, tampoco ningún medio mecánico o control remoto que hiciera que aquellas entidades cobrasen vida propia.

Doy fe, que estábamos sentados en el suelo y lo que estaba sucediendo delante de nosotros no tenía ninguna explicación racional. Los occidentales siempre vamos con nuestro pensamiento crítico ante cualquier actividad paranormal o mágica buscando dónde está el truco y como si estuviéramos ante un espectáculo de magia del Mago Pop, intentábamos entender lo que estábamos viendo, pensando que la mano humana siempre estaba detrás, descartando por completo la posibilidad de la existencia de espíritus y actividades paranormales.

ZANGBETO CON SU GBETOVI

Recuerdo que cuando regresé de Benín yo que trabajo en una ingeniería y mis compañeros no pueden tener la mente más cartesiana, les enseñé los videos para vr si veían algo que no había visto yo, intentábamos dar una explicación aquello y la verdad es que no había por dónde cogerlo.

La posibilidad de que hubiera una persona escondida en la estructura de la paja era bastante remota, ya que le quitaron la caperuza a uno de los zangbetos y la posibilidad de que un adulto se escondiera dentro o de que fuera un niño escondido y moviera a la velocidad que lo hacía aquellas estructuras resultaba bastante difícil y en algún momento hubiéramos visto algo, puesto que los teníamos a menos de un metro. Os paso otro enlace con otro vídeo para que podáis verlo

Ahí os dejo el misterio, hoy en día, sigo preguntándome si vi a los espíritus de la naturaleza mover aquellas estructuras o simplemente presenciamos un truco de magia muy bien hecho, pero eso sí, todo lo sucedido hizo que recuperase mi perdida capacidad de asombrarme.