Vagando Por Mundopolis

Qué hacer en Olmedo, Valladolid: Una Escapada para los sentidos

que-hacer-en-olmedo

¿Buscas un destino para pasar el fin de semana? ¿Estás pensando en un sitio en el que además de visitar lugares con historia puedas hacer algo más?  Y, además, si vas con niños, ¿que sea entretenida para ellos?

Pues nuestra escapada de hoy reúne todos estos ingredientes, una desconexión para respirar aire fuera de la ciudad, disfrutar de los sentidos y conocer lugares históricos realmente interesantes. Os cuento qué hacer en Olmedo, Valladolid.

Estábamos buscando un sitio en el que además de hacer visitas culturales, pudiéramos dar vidilla a nuestros sentidos y aquí en Olmedo teníamos la posibilidad de tener una experiencia no solo enológica sino también gastronómica, con un plus, ya que podíamos relajarnos en un spa y a nosotros los balnearios nos gustan mucho. Que más se podía pedir.

Lo mejor de Olmedo es que ofrece un montón de cosas diferentes. No solo visitamos una villa romana, sino que, además, el pueblo tiene muchos rincones atractivos y cuenta con un lugar de lo más curioso un parque de atracciones mudéjar.

¿Quieres saber todo lo que puedes hacer en Olmedo, Valladolid? Pues os cuento lo que vimos e hicimos en esta escapada por tierras vallisoletanas.

Museo Villas Romanas Almenara de Adaja-Puras

Un poco antes de llegar a Olmedo, nos desviamos en dirección a Almenara de Adaja-Puras. Allí en medio del campo, nos encontramos con una mega estructura que protege una antigua villa romana de labranza del S.IV que ocupa nada menos que 2.000 m².

¿Y qué es lo que nos encontramos aquí?

La primera parte del museo de las Villas Romanas repasa cuales eran las creencias, costumbres, ocio y el sistema económico romano, terminando con la decadencia y desaparición del imperio romano a través de maquetas, audiovisuales y piezas que se encontraron aquí.

El plato fuerte de la visita es un recorrido a través de unas pasarelas elevadas por el yacimiento de Almenara.

En su origen, las villas romanas eran simplemente casas de labranza, pero a medida que los terratenientes adquirieron mayor poder adquisitivo, empezaron a introducir en las villas pequeños lujos, para que fueran más confortables. Un ejemplo de esto lo podemos ver en esta villa romana de Almenara de Adaja-Puras.

Está dividida en dos partes, la “Pars Rustica” formada por los graneros, almacenes y habitaciones para los esclavos y la “Pars Urbana”, que era dónde residía el propietario y su familia. En esta parte de la villa es dónde podéis ver los suelos decorados con mosaicos, los baños, el sistema de calefacción y hasta las canalizaciones de agua que había en la casa.

Además de contar con termas, tenía 30 habitaciones y como en la mayor parte de las villas romanas tenían un peristilo o espacio ajardinado. En la villa romana de Almenara hay dos grandes patios bordeados de pórticos y en torno a ellos se distribuían las habitaciones.

En algunas de ellas aún se conserva la pintura original que decoraba las paredes, pero lo mejor de las habitaciones es su suelo, ya que la mitad de ellas, conservan perfectamente las teselas coloreadas que formaban preciosos mosaicos.

La villa fue abandonada a finales del S V. El tejado se hundió, las paredes se vinieron abajo y se expoliaron las pertenencias que quedaban en la casa.

La parte más bonita del yacimiento de Almenara es un enorme mosaico, dónde pudo estar ubicado el salón o la biblioteca de la casa. Representa una escena mitológica, en la parte de arriba está el monte Helicón, el lugar donde vivían las musas. Éstas rodean a un Pegaso que veréis en el centro del mosaico, lo curioso es que no tiene alas. Los arqueólogos piensan que el propietario de esta villa romana quiso representar a su caballo favorito y por eso no se las puso.

Plano Villa Romana

Si tenéis curiosidad por saber como es el plano de la villa romana os lo podéis descargar aquí, que ahora con el tema del Covid ya no dan en ningún sitio ninguna información en papel.

Incluir una visita al Museo de las Villas Romanas  en vuestra lista de cosas que hacer en Olmedo además del yacimiento y el museo, hay una reproducción a tamaño real de una casa romana. Nosotros estuvimos la semana pasada (agosto de 2020) y no pudimos visitarla, ya que está sirviendo de escenario para la serie de televisión “Corazón del Imperio” basada en uno de los libros de Santiago Posterguillo.

También hay un parque infantil tematizado, en el que además de divertirse los niños aprenden de forma entretenida como era la vida y cultura en tiempo de los romanos, pero estaba cerrado por culpa del Covid.

Villa romana de Almenara-Puras información práctica

La entrada a la villa romana nos costó 3 €. Si queréis saber el horario pasaros por su web.

Ruta del vino de Rueda

Para los amantes del enoturismo, aquí tenéis un aliciente, ya que esta es tierra de vinos. Como esta zona pertenece a la Ruta del vino de Rueda, una de las cosas que podéis hacer en Olmedo es visitar bodegas.

En las afueras de Olmedo hay dos bodegas. Si sois de los que os gustan los vinos blancos ir a las Bodegas Eresma la Soterraña y si sois de tintos, vuestra opción será Bodegas y Viñedos la Mejorada . En sus webs podéis ver las experiencias de enoturismo que proponen.

Podéis elegir recorridos por las bodegas en las que explican cómo se elabora el vino, con un paseo por los viñedos o bien solo hacer una cata de vino de Rueda que se marida con ricos aperitivos de la zona.

Que ver en Olmedo

Tras la cata de vinos, nos fuimos a dar una vuelta por Olmedo. Dejamos el coche aparcado fuera de las murallas. Es un pueblo pequeño que puedes recorrer paseando, así que lo mejor es librarse del coche porque no te hará ninguna falta.

Solo se conservan una tercera parte de las murallas mudéjares que se construyeron en el S. XI. La muralla de Olmedo tenía siete puertas de acceso, ahora solo quedan dos. Una es la de San Miguel y otra es la de San Andrés.

La puerta de San Miguel es un impresionante arco de ladrillo mudéjar y lleva el nombre de la iglesia que se encuentra justo a su lado.

A Olmedo se la conoce como la villa de los siete sietes, un nombre curioso con el que fue rebautizado porque además de tener  siete puertas de acceso, tenía siete plazas, siete iglesias, siete fuentes, siete conventos, siete casas de nobles y siete pueblos que dependían de ella.

Otra cosa curiosa es su toponimia. Podéis imaginar que el nombre de Olmedo viene de olmo y es que el pueblo estaba rodeado de estos árboles. Ahora no queda ni uno, ya que desaparecieron cuando la grafiosis se los llevó por delante.

Pero si por algo es conocida Olmedo es por su caballero, una tragicomedia de amor y muerte que Lope de Vega inmortalizó en su obra de teatro “El Caballero de Olmedo”. La historia que inspiraría a Lope tuvo origen en una leyenda popular del S.XVI  basada en las rencillas existentes entre dos vecinos del pueblo que desembocaron en un asesinato. Uno se cargó a otro cuando venía de una corrida de toros en Medina del Campo.

Como recuerdo de esta obra de Lope de Vega, en Olmedo veréis una escultura del famoso caballero en la misma plaza dónde se encuentra el palacio que lleva su nombre. Se puede visitar el palacio del caballero, aunque nosotros nos quedamos con las ganas, ya que estaba cerrado por el Covid.

Este palacio perteneció a otro ilustre olmedano del S. XVI “Jerónimo de Alderete y Mercado” un explorador, conquistador y aventurero que fundó la ciudad de Villarica en Chile y hasta fue gobernador de este país. En Perú luchó contra los hermanos Pizarro en defensa de los nativos. Su vida fue una constante aventura. Os dejo en enlace de la web de la que fue su casa, para que antes de ir, consultéis si ya está abierta o no.

No solo está esta casa señorial en Olmedo sino que hay muchas más. Las más importantes son: Casa de la Villa, la de los Dávila, la de los Ortega, la del Pósito, la de los Montalvo y la de los Trocha, casi todas casas particulares, por lo que solo podréis ver sus fachadas.

Otra de las cosas que podéis ver en Olmedo son sus conventos o monasterios. En el Antiguo Monasterio de la Concepción, no pudimos entrar, estaba cerrado. Este monasterio se fundó en 1516 por la orden franciscana. Ahora es un museo donde se exponen durante la Semana Santa los pasos procesionales.

Además de este convento, en Olmedo podéis ver otros cuatro: El convento Madre de Dios fundado en el S XV perteneciente a la orden dominica. Está frente a la iglesia mudéjar de San Andrés. Aquí aún viven  monjas de clausura que además de dedicarse a sus quehaceres espirituales también bordan, hacen artesanías y ricos dulces. Su horario es de 10:30 a 11:30 y de 13:00 a 14:00, por las tardes abren de 16:30 a 18:30. El convento tiene una iglesia barroca que se puede visitar media hora antes de que se celebren sus misas, que por cierto son cantadas. Las misas se realizan todos los días de lunes a viernes a las 11:30, a las 12:00 en verano y los fines de semana y festivos a las 12:30.

Otro de los conventos es el de Nuestra Señora de la Merced, del S XVIII. A esta orden pertenecía Fray Bartolomé de Olmedo, que acompaño a Hernán Cortes en la Conquista de México para desempeñar la labor evangelizadora. Fue el que introdujo el cristianismo en México y quien intentó convertir a Moctezuma.  El convento de Nuestra Señora de la Merced es ahora la sede del Ayuntamiento de Olmedo y su antigua iglesia se ha convertido en el centro de artes escénicas de la villa.

Otros conventos de Olmedo reconvertidos, son el Monasterio de la Mejorada dónde se encuentra una de las bodegas y el de “Sancti Spiritus” que ahora es el Balneario de Olmedo del que luego os hablaré.

Llegamos a la Plaza Mayor y nos encontramos con la Real Chancillería o lo que es lo mismo, la Torre del Reloj. Se construyó en 1387 y su primera función fue la de Tribunal de Primera Instancia en el que había cárcel incluida. Ahora es una sala de exposiciones.

En la lista de lugares que ver en Olmedo tenéis que incluir las iglesias y hay varias: la de San Juan, la de San Andrés, la de Santamaría del Castillo y la Iglesia más curiosa que no os podéis perder es la Iglesia de San Miguel que cuenta con la Cripta de la Soterraña. Una iglesia gótico mudéjar del S. XIII. Su secreto mejor guardado es la cripta de Nuestra Señora de la Soterraña. La imagen de la virgen se escondió en un pozo para salvaguardarla de los musulmanes.

La leyenda dice que al rey Alfonso VI se le apareció la virgen en sueños antes de iniciar la batalla contra los musulmanes en la reconquista de estas tierras. La virgen le dijo que ganaría, y tras vencer, buscó a la virgen que estaba enterrada en el pozo. Cuando la sacaron de allí construyeron una ermita en su honor.

Balneario de Olmedo

¿Buscas un poco de relax? Pues aquí tienes otra propuesta que hacer en Olmedo. Nada mejor para relajarse que pasar un buen rato en las preciosas piscinas del Antiguo Convento Sancti Spiritus del XII. Siempre se dijo que bajo el suelo de este convento circulaban las aguas con poderes curativos. Pues podéis disfrutar de estas aguas termales haciendo un circuito de agua y pasando un rato en sus dos piscinas.

Aunque no os alojéis en el Balneario, podéis comprar una entrada para disfrutar de las aguas termales. En su web tenéis toda la info de las entradas y de los tratamientos que ofrecen.

Parque Temático Mudéjar Olmedo

El S. XII fue en España un tiempo de fusión desde el punto de vista artístico. En este siglo se inició la reconquista castellana, leonesa y aragonesa de los territorios ocupados por los musulmanes. No todos se marcharon, sino que muchos musulmanes continuaron viviendo en España. Eran buenos albañiles y artesanos. Su buen hacer, unido a que utilizaban materiales más baratos que los que utilizaban los cristianos y que, además, se encontraban fácilmente en la zona, hizo que en construcciones que se habían iniciado con estilo gótico, románico o renacentista se introdujera su toque musulmán. Esa fusión cristiano musulmana dio origen al arte mudéjar.

La arquitectura mudéjar utilizó como seña de identidad el ladrillo, arcos ciegos, yesería y artesonados de madera en sus construcciones. Sin embargo, cada región española tuvo sus propias peculiaridades.

Si queréis saber cómo fue aquí, en Castilla y León, en el parque temático mudéjar conoceréis a pequeña escala todas las preciosas construcciones de estilo mudéjar que hay en esta región. Desde el castillo de Coca, al de Mota a innumerables iglesias. Y de paso, os servirá para coger ideas y preparar otras escapadas por Castilla y León.

El Parque temático mudéjar es un lugar perfecto para los niños, ya que todo el espacio está ajardinado, con estanques y hasta cuenta con una pequeña vía férrea por la que transitan trenes en miniatura.

Donde comer en Olmedo

Nosotros comimos en la Plaza Mayor, en Jimeno Factoría. Un sitio agradable con buena calidad precio y con platos ricos y abundantes.

Olmedo como llegar

Si estáis en Madrid y os preguntáis como llegar a Olmedo, es muy fácil. Tenéis que coger la Carretera de A Coruña. Si queréis ir por la autopista de peaje primero tendréis que ir por la N-VI-AP6, tendréis que salir en el desvío número 108 para coger la N-601.

Para no pagar peajes desde Madrid tenéis que seguir todo el tiempo la N-VI en dirección a A Coruña. Tenéis que salir cuando veáis el desvío Olmedo /Valladolid N-601.

En el caso de que queráis ir a Olmedo desde Valladolid tenéis que coger la N-601.

Pueblos cerca de Olmedo

Hay varios pueblos cerca de Olmedo que merece la pena visitar. El más cercano, con uno de los castillos más impresionantes de España está a tan solo 21 km en la provincia de Segovia. El castillo de Coca. Os recomiendo que no os lo perdáis. Aquí tienes toda la info.

Si tienes pensado pasar unos días y buscas alojamiento en Olmedo, aquí podéis encontrar algunas alternativas.

Booking.com

Feliz fin de semana😊

Salir de la versión móvil