templo-hatshepsut-egipto

El Templo de Hatshepsut

A 27 Kilómetros de Luxor se encuentra uno de los templos más bonitos e interesantes de Egipto, el templo de Hatshepsut, también llamado Djeser-Djeseru, el «Santo de los Santos». Un templo encargado por una mujer, que ocuparía durante más de 20 años el puesto de faraón.

¡Si, si¡ habéis oído bien, faraón. En esos tiempos las mujeres no podían ser «faraonas», pero para Hatshepsut eso no iba a ser un problema. Para parecer un hombre, se pondría una barba postiza y utilizaría las faldillas y los tocados, con cobra incluida, que utilizaban tradicionalmente los faraones para reafirmar su autoridad.

Os preguntaréis como pudo lograr ocupar el puesto de faraón en aquella época. ¿Queréis saber un poco más del templo de Hatshepsut y conocer a esta reina-faraón? Pues os lo cuento a continuación.

templo-hatshepsut

El templo de Hatshepsut está ubicado en un lugar muy escénico. Está situado en la pared de un acantilado de roca, con forma de anfiteatro llamado «Deir el Bahari«, muy cerca del Valle de los Reyes. En esta zona hay otros complejos construidos bajo el mandato de otros faraones, pero sin duda, este templo es el que mejor se conserva de todos ellos y es uno de los lugares que no os podéis perder si viajáis a Egipto.

templo-hatshepsut

Tardaría 15 años en construirse y su objetivo era convertirse en el templo mortuorio de nuestra protagonista de hoy Hatshepsut.  

Fue diseñado por el arquitecto, mano derecha y algunos piensan que, también amante de Hatshepsut llamado Senenmut. Visitemos este grandioso templo y conozcamos como Hatshepsut, una mujer, logró convertirse en faraón de Egipto.

¿Quien era Hatshepsut?

La reina Hatshepsut fue el quinto faraón de Egipto de la decimoctava dinastía. Gobernó Egipto desde el 1478 aC al 1458 aC, nada menos que veinte años. Aun no se sabe a ciencia cierta cuantos años tenía cuando murió, pero debía de estar rondando la cincuentena.

Hatshepsut no ha tenido la fama de Cleopatra, quizás porque la historia de ésta última está rodeada de un halo de amoríos y belleza y esto último no era el punto fuerte de nuestra protagonista. Cuándo murió estaba con una alopecia galopante y le sobraban bastantes kilos, pero Hatshepsut sería de las dos, la que tuvo el reinado más largo en Egipto.

templo-hatshepsut

El destino se conjuró para que Hatshepsut subiera al trono. Hija del faraón Tutmosis I tenía dos hermanos y una hermana. En aquella época la mortalidad infantil era muy elevada y sus hermanos formaron parte de esas estadísticas, ya que todos fallecieron. Su padre el faraón preocupado por su sucesión y a falta de un hijo varón, designó como heredero a uno de los hermanastros de Hatshepsut. Y lo mejor de todo es que además le casó con ella para legitimar aún más su ascenso como futuro faraón. No os espantéis, porque el tabú del incesto no existía en el antiguo Egipto y no se ponía impedimento a las uniones consanguíneas.

templo-hatshepsut

Cuando Hatshepsut tenía doce años su padre muere, así que su marido ascendería al trono como el faraón Tutmosis II. Éste era un hombre débil y enfermizo. Gobernó durante un periodo de tiempo muy corto y a los pocos años pasó a recitar los pasajes del libro de los muertos, pasando a mejor vida. Entre tanto la reina Hatshepsut había comenzado a hacer sus pinitos políticos y ya participaba activamente en los asuntos de estado.

templo-hatshepsut

El problema sucesorio aparecería de nuevo, ya que Hatshepsut no había tenido ningún hijo varón con el faraón, solo había tenido una hija llamada Neferura. De nuevo se abriría el debate de sucesión al trono. Para solucionarlo se elegiría a uno de los sobrinos de Hatshepsut, Tutmosis III.

Tutmosis III era un niño cuándo le proclamaron faraón, así que se nombraría a Hatshepsut su regente.

templo-hatshepsut

Esta vez la astuta Hatshepsut no se conformaría con un papel secundario. Aprovechando la juventud del nuevo faraón y apoyada por varios miembros de la corte se autoproclamó faraón.

Os podéis imaginar que hubo más intrigas palaciegas que en un capítulo de juego de tronos. Así que se puso una barba postiza, utilizó la ropa con la que se vestían los faraones, proclamó al dios Amon como su padre legítimo y apoyada por los sumos sacerdotes y altos mandatarios del gobierno de Tebas ascendería al poder.

templo-hatshepsut

Durante veinte años dirigiría de forma muy eficiente Egipto. En lugar de ir a la guerra, realizó varios tratados comerciales que impulsaron como nunca antes la economía egipcia. También realizó una gran actividad constructora y restauró muchos templos. Además del templo que nos ocupa hoy, en el templo de Karnak veréis uno de los dos obeliscos que se construyeron bajo su patrocinio.

templo-hatshepsut

Hatshepsut murió parece ser de una infección causada por los dientes, pero la pobre además también debía de tener un incipiente cáncer de huesos. Tras su muerte subiría al trono su sobrino Tutmosis III. Podéis imaginaros la tiña que tenía éste a su tía. Mucho antes de que esta muriera, ya solo ansiaba ascender al poder y quitársela de en medio. Así que cuando murió borró todo rastro de ella, destruyendo todos los cartuchos, jeroglíficos y estatuas que la representaban. Su único deseo era que no quedara ningún rastro de Hatshepsut en la historia de Egipto.

templo-hatshepsut

Casi lo consigue porque no se volvió a saber de ella hasta 1822, cuando los arqueólogos lograron descifrar unos cartuchos rotos en los que aparecía su nombre. Más tarde en 1903 Howard Carter encontraría la momia de su hija Neferura. Pero la momia de Hatshepsut seguía desaparecida.

A Hatshepsut le hubiera gustado que su hija Neferura hubiera heredado su trono, perpetuado una dinastía de mujeres faraón, pero esta murió antes que su madre. Quién sabe también si fue por una enfermedad o víctima de alguna conjura de Tutmosis III.

templo-hatshepsut

La momia de Hatshepsut se encontró en la tumba KV60 en el suelo, sin sarcófago, por lo que no se la identificaría correctamente, al pensarse inicialmente que sería algún miembro de la corte.

Cuando se comenzó a tratar de identificar las momias que aún no tenían nombre, los arqueólogos se fijaron en ella. Tenía algo especial, ya que su brazo izquierdo estaba doblado, señal inequívoca de que era una reina. Además de contrastar su ADN con el de su padre y abuela, decidieron hacer a la momia una tomografía computarizada y vieron que le faltaba un diente. Buscaron en el museo de las Antigüedades del Cairo uno de los vasos canopos de Hatshepsut, que contenían además de sus vísceras, un diente. Justo el que le faltaba a su momia. Todo encajó, habían encontrado a Hatshepsut.

Si queréis ver en directo la odisea de la identificación de Hatshepsut y ver la momia de nuestra protagonista, pasaros por este vídeo.

Excursión al templo de Hatsepshut

El Templo Mortuorio Djeser-Djeseru, el templo de Hatshepsut, fue dedicado a Amón, Hathor y Anubis. En su interior encontraréis capillas en honor a todos ellos. Es de estilo  clásico, inspirado por la arquitectura griega y romana. Está escalonado en tres niveles.

templo-hatshepsut

Cómo os expliqué en el templo de Dendera, ningún templo egipcio se construía de forma arbitraria, sino que todos sin excepción, se construían en lugares especiales, siempre ligados a la astronomía. En este caso, el eje del templo de Hatshepsut se alinea con la salida del sol en el solsticio de invierno. Otro motivo más para estar a primera hora en el templo si estás allí en diciembre 😊.

Lo más destacable del templo son las estatuas de Osiris que veréis en los pórticos, todas han sido restauradas. En el interior del templo de Hatshepsut veréis en uno de los murales la que fue la aventura comercial más famosa de Hatshepsut y la que más fama le dio. Su expedición cerca del mar rojo, en tierras somalíes o como antes se llamaba la tierra de Punt.

templo-hatshepsut

La veréis en el templo representada como un faraón haciendo ofrendas a los dioses. En el interior del templo hay una capilla dedicada a la diosa Hathor y otra a Anubis.

Si queréis ver los objetos que se encontraron en el interior del tempo de Hatshepsut, incluyendo una escultura de su arquitecto-amante Senenmut, tendréis que ir al Museo Británico. En el  Metropolitano de NYC también tienen una buena colección de objetos que se hallaron en este templo.

¿Cuál es el mejor momento para visitar el templo de Hatshepsut?

Os tocará madrugar, ya que el mejor momento para visitar el templo de Hatshepsut es a primera hora de la mañana y así evitaréis encontraros con los turistas de viajes organizados o los de los cruceros y podréis estar solos en el templo. La última vez que estuve en Luxor fuimos a primera hora de la mañana. A las 6.30 am ya estábamos allí, justo cuando los globos inician su andadura por el Valle de los Reyes.

templo-hatshepsut

El horario del templo de Hatshepsut es de 6.00am a 17: 00pm

Cómo llegar hasta el templo de Hatshepsut desde Luxor

Si viajáis por vuestra cuenta, la mejor forma para llegar al templo de Hatshepsut es en taxi. Tardarás unos 15-20 minutos en llegar desde Luxor. Desde el Valle de los Reyes si te animas a pegarte una caminata de media hora, hay un sendero de tierra que va desde allí hasta el templo.

templo-hatshepsut

Lo mejor es que acuerdes con un taxista que esté contigo medio día para ir no solo al templo de Hatshepsut sino para ir al Valle de los Reyes-Reinas y Nobles o a algún templo más. Medio día en taxi te costará entre 250-300 LE (de 14 a 17€) lógicamente dependerá de tus habilidades negociadoras y ojo porque en Egipto hay mucha inflación y al subir la gasolina pueden subir estos precios que son del 2019.

Si eres de los que no te gusta complicarte la vida y quieres llevar todo atado y además quieres tener un guía en español, podéis reservar con antelación una excursión aquí. En esta excursión además de el templo de Hatshepsut se combina con una visita al valle de los reyes, las reinas y a los colosos de Memnón.

La entrada al templo de Hatshepsut nos costó 100 libras egipcias (unos 5,77€) . A diferencia de otros lugares que hay que ver en Luxor no piden un ticket extra para hacer fotos o vídeos.

El Templo de Hatshepsut curiosidades

Casi treinta años separan la primera de la segunda vez que visité este templo. No solo ha pasado el tiempo por mi sino también por él jeje. Pero en este caso le han hecho una lavada de cara impresionante. Lo han dejado más rematadito que las murallas de Ávila.

templo-hatshepsut
templo-hatshepsut

Lástima que las fotos que tengo son tan antiguas que para ponerlas en el blog he tenído que escanear los negativos, ya que por aquél entonces ni existían las cámaras digitales, así que siento que la calidad sea tan mala.

templo-hatshepsut-Egipto

Fijaros en el tercer piso, la última vez que lo visité tenía muchas mas estatuas de Osiris que la primera vez que estuve. El acceso también había cambiado. En vez de la carretera que llevaba directamente hasta el templo de Hatshepsut, ahora estaba todo pavimentado y se había restaurado la rampa de acceso, la primera vez que estuve no se podía subir por allí.

Además los laterales del templo se han ampliado, limpiado y fijaros que han colocado una esfinge en el lado derecho del camino al templo.

En fin, como pasa el tiempo 😱😂

Feliz fin de semana😊

13 comentarios en “El Templo de Hatshepsut”

  1. Ese sitio es maravilloso !!!
    Me trae unos recuerdos increíbles y un calor de todos los infiernos. Jaja.
    Gracias Bea por hacerme viajar de nuevo allí (especialmente ahora que necesitaba un pequeño descanso) y también por las maravillosas fotos.
    Disfruta del finde.
    Besos mil.

    Responder
    • La primera vez que fui era julio y parecía un infierno, pero la segunda fue en diciembre y vaya diferencia!! Muchas gracias por tus palabras Luisa y buen finde

      Responder
      • Fui en Septiembre y tempranísimo y aún era horroroso de calor. Diciembre me parece un mes estupendo para viajar.
        Encantada de leerte con tus siempre estupendos post.
        Por cierto, estás guapísima en las fotinguis. 🙂 🙂

        Responder
  2. Y yo que pensaba que la única faraona era la Lola Flores. En mi visita a Egipto este templo fue uno de mis favoritos. Me ha gustado mucho como has contado la historia de esta mujer de armas tomar. Por cierto, ya me dirás el nombre del embalsamador que utilizas, sigues igual que hace 30 años. Un beso y feliz finde..

    Responder
    • embalsamada me quedé mentalmente pero corporalmente mira que dimensiones ya sabes como me gustan los vinos y zampar. A mi me encantó la historia de la faraona y su templo, sobre todo porque faltó muy poco para que la borraran del mapa. Muchas gracias por comentar y a disfrutar el sabado

      Responder
  3. Mucho más bonito pavimentado que con la carretera donde va a parar increíble que con tan solo una barba y un atuendo te hagas pasar por un hombre que sencillos somos un lugar espectacular y una historia espectacular precioso, digno de visitar aunque mejor… en diciembre… menuda calor debe de hacer besazos

    Responder
    • Está mejor ahora, pero antes lleno de arena y en parte cubierto, también tenía su encanto. Como bien decís el calor que hace es para morir¡¡ en otoño y primavera se está genial aquí. Un besote y pasar buena tarde

      Responder
  4. Gracias Bea por la historia de este impresionante templo, sin duda uno de los más bonitos que he visitado.
    Debo decirte que Marruecos nos encanto……volveré seguro.

    Responder
    • Que bien, me alegra un montón. Es que merece mucho la pena, es un país espectacularPasa muy buen domingo

      Responder
  5. Uy! Me encantan estas telenovelas de civilizaciones antiguas. De las tramas egipcias sé poquito y tengo que ponerme al estudio, así que te agradezco que me des paso a ello. Un hermoso lugar para recordar a un personaje digno de la historia. Un súper abrazo y buena semanica!!!

    Responder
    • Jejeje es que a mi e encantan también las telenovelas antiguas y la vida de esta mujer me parece fascinante, a parte de que el lugar es bien bonito. Un besote david y buena semana

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: