Vagando Por Mundopolis

Visita al Templo Dorado de Amritsar India

viaje-Amritsar-El Templo-Dorado-de-los-Sij

En India encontrareis muchos lugares sagrados, pero hoy os llevo a uno que brilla más que ninguno, el Templo Harmandir Sahib o como nosotros le conocemos el Templo Dorado en Amritsar.

Templo dorado de Amritsar

Amritsar se encuentra en el estado de Punjab, en la India, a tan solo 36 kilómetros de la frontera Paquistaní y es el santuario más importante para los Sikhs (o sijs en castellano), al que tienen que acudir al menos una vez en la vida.

Como llegar a Amritsar

Para llegar a Amritsar, podéis coger un tren desde Delhi o cualquier otro punto del país. Nosotros optamos por volar, en una hora llegamos desde Delhi a Amritsar. Lo hicimos con Jet Airways, una línea low cost puntual, fiable y muy barata el billete no llegó a 30€.

Una vez en Amritsar, el mejor medio de transporte que podéis utilizar para poder llegar a todos los lugares es el rickshaw. Eso si tendréis que pactar con antelación el precio.

En Amritsar pasamos un par de días. En dos días os dará tiempo suficiente para ver todas las cosas de interés de la ciudad e incluso ir a la frontera paquistaní para ver el cambio de guardia.

Que debéis saber antes de ir al templo dorado de Amritsar

Hay una serie de normas que tenéis que tener en cuenta antes de visitar el Templo dorado de Amritsar. Los sijs no ponen ningún inconveniente para que lo visite cualquier persona sea cual sea su religión, pero hay que respetar sus normas. Os cuento cuales son:

Pero además de normas, el templo de Amritsar ofrece regalos a quienes lo visitan. Sea cual sea la religión o lugar de procedencia de visitantes, gracias a las donaciones y a los voluntarios sijs podréis:

Los sikhs son muy fáciles de identificar en cualquier lugar del mundo, sus turbantes de colores y sus barbas les delatan pero ¿Cuáles son sus creencias? ¿Queréis saber algo más sobre ellos? Ahí van algunas curiosidades.

Cosas sobre Los Sijs

El sijismo es la novena religión más seguida en el mundo y una de las más nuevas, no tiene más de 500 años de Antigüedad. En el mundo hay unos 25 millones de Sijs siendo el estado del Punjab, dónde tuvo origen esta religión, el lugar dónde se encuentra el mayor número de ellos. Pero podéis ver Sijs en la mayor parte de países fundamentalmente en USA y UK.

Como rechazo al sistema de castas hindú, los Sijs evitan usar su apellido, ya que sobre todo en India, éste está ligado a la identificación de una casta y para evitar esto, los sijs lo eliminan. Los hombres lo sustituyen por el apellido “Singh” que significa león y las mujeres se apellidan “Kaur” que significa princesa.

Los seguidores de esta religión tienen cinco fundamentos, todos comienzan por la letra “K” y será de obligatorio cumplimiento para todo sikh masculino

El símbolo del sijismo también empieza con otra K, se llama Khanda, son tres armas con significados diferentes

¿Pero porque los Sijs no pueden cortarse en pelo y lo llevan enrollado en un turbante?

El Dastar, que es el nombre de su turbante, lo empezaron a usar a partir de 1699, cuando el último gurú sikh estableció través de los Cinco K, la identidad diferencial de los sijs.

La explicación es simplemente espiritual. Consideran que en la cabeza hay un chakra, el de la décima puerta, que ha de estar protegido por el pelo. Al igual que los yoguies o sadhus en la India que no se cortan el pelo, para todos ellos, enrollar el pelo en los centros solares, canaliza la energía y les sirve de ayuda para tener un enfoque espiritual.

Templo dorado de Amritsar

En el templo de Amritsar veréis unos guardianes vestidos de azul índigo, son los nihan, una orden de fieros militares de los sijs. Estos son los que llevan los turbantes más gigantescos. En el pasado eran tan grandes, que cuando entraban en batalla ni siquiera necesitaban llevar casco. El turbante tenía tales dimensiones y encima contaba con un refuerzo de acero en su interior, que de por si, era suficiente para proteger la cabeza. Además es tan grande que podían guardar armas dentro. Tridentes, con los que podían apuñalar a sus enemigos. Ahora los nihan, se limitan a vigilar el templo y que sus visitantes respeten las normas.

En el pasado los sijs, fueron notables guerreros y militares. Hubo más de cien mil en las filas del ejército británico. Lucharon en ambas guerras mundiales bajo su mando, los leones negros como les llamaron. Se les considera fieros y valientes, reputación que se ganaron en todas las contiendas dónde participaron.

¿Cuáles son las creencias de los Sijs?

Guru Nanak fundó el Sijismo en el S. XVI, hindú de nacimiento rechazó las creencias y filosofía hindú, renegando de la práctica de los ritos hindúes y la adoración a sus dioses. Luchó contra el sistema de castas hindú, predicando la igualdad de todos los hombres.

Los sijs solo creen en un dios y en las enseñanzas de los diez gurus que se recoge en su en su libro sagrado Gurú Grant Sajib. A través de cánticos acompañados de instrumentos musicales, se recitan durante todo el día las enseñanzas de estos gurús, a través de los poemas del gran libro. Así que mientras estéis en el templo dorado escucharéis música de fondo y veréis un grupo de músicos tocando durante todo el día.

Los Sijs no son supersticiosos. No creen por ejemplo que haya un día o número mejor que otro o que de suerte. Tampoco creen que para adorar a un dios haya que hacer rituales, ni mucho menos sacrificios como ayunar, ni hacer peregrinaciones, ni penitencias. Para ellos la única manera de agradar a dios, es amándolo.

El sijismo centra sus enseñanzas en la caridad, el respeto y la igualdad de todos los seres humanos y condena los cinco vicios: la lujuria, la ira, la avaricia, el egoísmo y el apego a las cosas.

En una sociedad como la India en la que las castas y las desigualdades son apabullantes, la doctrina de igualdad de derechos entre hombres y mujeres que sostienen los sijs, supuso un gran avance. Incluso en el pasado en muchas batallas participaron mujeres guerreras sijs.

Visita al templo dorado de Amritsar

Cuando visitar el Templo Dorado de Amritsar

Intentar visitar el templo de Amritsar dos veces. Durante el día, para ver como el pabellón central brilla con los rayos de sol y por la noche con la iluminación eléctrica. Ya que es como visitar dos templos distintos.

Todos los días, hay dos ceremonias con el libro sagrado como protagonista a la que podéis asistir. Por la mañana la ceremonia empieza a las 5h00am en verano y en invierno a las 4h00. Se saca el libro sagrado por varios hombres que lo llevan en un palanquín para colocarlo en el santuario y se abre una página al azar. Esta servirá de base de oraciones para todo el día. Por la noche a las 9h40pm en invierno y a las 10h30 en verano hay otra ceremonia, en la que guardan el libro y lo dejan descansando sobre un cojín.

Una vez que entréis en el templo dorado se ha de seguir el sentido de las agujas del reloj, los fieles giran recorriendo todo el recinto en ese sentido.

El templo dorado está rodeado de un lago artificial se conoce como ‘Amrit Sarovar’, que se traduce como ‘Piscina de Néctar Sagrado’. En ella veréis como los fieles hacen abluciones, ya que a sus aguas se le atribuyen poderes curativos.

El templo central, Hari Mandir está conectado por un camino de mármol que se conoce como el Puente del Gurú. Este camino simboliza el viaje del alma después de la muerte.

El estilo arquitectónico del templo dorado de Amritsar, es una mezcla de arquitectura mogol e india. Inicialmente el templo no tenía ningún revestimiento, fue en el S. XIV cuando se cubrió de paneles labrados de oro, rematados en una cúpula de 750 kilos. El templo ha tenido diversas renovaciones, en un principio por los daños que se ocasionaron tras diversos ataques de los musulmanes.

Pero sin duda el incidente más grave que ha tenido lugar en este templo fue en 1984, cuando el Gobierno de Indira Gandhi ordeno atacarlo en la operación Blue Star, contra independentistas sijs que se habían atrincherado en el mismo.

El ejército indio atacó el templo dorado de Amritsar durante 4 días seguidos, muriendo 500 personas. La venganza sij se cobraría meses más tarde. Dos guardaespaldas de Indira Gandhi que profesaban esta religión, la asesinarían. Este incidente echaría más gasolina al conflicto aumentando las revueltas, matanzas callejeras y múltiples disturbios en Delhi.

El templo ahora ha recuperado su armonía y podréis percibirla nada más poner el pie en el mismo. El templo dorado de Amritsar es un lugar en el que todo el mundo independientemente de su sexo, religión o color es tratado como un igual, siguiendo los preceptos sijs.

Cuando vayas disfruta de todo el recinto sagrado, viendo a sus fieles dar la vuelta al templo, conversar animadamente en la zona porticada. Te pedirán hacerte mil fotos con ellos, será una buena excusa para preguntarles y saber más de su cultura, religión y su forma de ver la vida.

Feliz fin de semana

Salir de la versión móvil